Simpatectomía cervicotorácica o lumbar para el dolor neuropático y el síndrome de dolor regional complejo

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

El dolor crónico debido a la presencia de nervios lesionados se denomina dolor neuropático y es frecuente. Algunas personas sostienen que los dolores neuropáticos, particularmente la distrofia simpática refleja y la causalgia, son causados por el sistema nervioso simpático (una parte del sistema nervioso autonómico que participa en la respuesta al estrés y en el control de la funcionalidad de muchos órganos internos). La simpatectomía es un procedimiento destructivo que interrumpe el sistema nervioso simpático. Las simpatectomías químicas utilizan inyecciones de alcohol o de fenol para destruir el tejido nervioso simpático (la denominada "cadena simpática" de los ganglios nerviosos). La extirpación quirúrgica puede realizarse a cielo abierto o por electrocoagulación (destrucción del tejido con corriente eléctrica de alta frecuencia) de la cadena simpática, o por medio de procedimientos mínimamente invasivos que utilizan la interrupción estereotáctica térmica o con láser. La regeneración nerviosa ocurre frecuentemente después de la extirpación quirúrgica o química, pero puede tardar más con la extirpación quirúrgica.

Esta revisión sistemática halló sólo un estudio pequeño (20 participantes) de buena calidad metodológica, que no informaba diferencias significativas entre la simpatectomía quirúrgica y química para aliviar el dolor neuropático. Las complicaciones potencialmente graves de la simpatectomía están bien documentadas en la bibliografía, y una (neuralgia) ocurrió en este estudio.

La práctica de la simpatectomía para tratar el dolor neuropático se basa en pruebas muy débiles. Además, las complicaciones del procedimiento pueden ser significativas.

Conclusiones de los autores: 

La práctica de la simpatectomía química y quirúrgica para el dolor neuropático y el SDRC se basa en muy pocas pruebas de alta calidad. La simpatectomía debe utilizarse con cautela en la práctica clínica, en pacientes cuidadosamente seleccionados y probablemente sólo después del fracaso de otras opciones de tratamiento.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Ésta es una actualización de la revisión original Cochrane "Sympathectomy for neuropathic pain" (Simpatectomía para el dolor neuropático) publicada en el número 2 de 2003. El concepto de que muchos síndromes de dolor neuropático (tradicionalmente esta definición incluiría síndromes de dolor regional complejo [SDRC]), son "dolores mantenidos por el simpático" ha llevado, históricamente, a tratamientos que interrumpen el sistema nervioso simpático. Las simpatectomías químicas utilizan inyecciones de alcohol o de fenol para destruir los ganglios de la cadena simpática, mientras que la extirpación quirúrgica se realiza a cielo abierto o por electrocoagulación de la cadena simpática, o por medio de procedimientos mínimamente invasivos que utilizan la interrupción estereotáctica térmica o con láser.

Objetivos: 

Revisar las pruebas de los ensayos controlados aleatorios a doble ciego sobre la eficacia y seguridad de la simpatectomía química y quirúrgica para el dolor neuropático. La simpatectomía puede compararse con placebo (tratamiento simulado) u otro tratamiento activo.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en MEDLINE, EMBASE y en The Cochrane Library hasta mayo 2010. Se revisaron las referencias de los artículos recuperados y de las revisiones bibliográficas, y se estableció contacto con los expertos en el campo del dolor neuropático.

Criterios de selección: 

Estudios aleatorios, a doble ciego, activos o controlados con placebo que evaluaban los efectos de la simpatectomía para el dolor neuropático y el SDRC.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores evaluaron de forma independiente la calidad y la validez del ensayo, y extrajeron los datos. No fue posible un análisis agrupado de los datos.

Resultados principales: 

Sólo un estudio, que comparaba la simpatectomía lumbar térmica por radiofrecuencia percutánea con la neurólisis simpática lumbar mediante el uso de fenol en 20 participantes con SDRC, cumplió con los criterios de inclusión. No hubo ninguna comparación de la simpatectomía versus tratamiento simulado o placebo. No se informaron resultados de dolor dicotómicos. Las puntuaciones iniciales promedio de 8-9/10 en varias escalas de dolor descendieron hasta cerca de 4/10 inicialmente (un día) y se mantuvieron en 3-5/10 durante cuatro meses. No hubo diferencias significativas entre los grupos, con excepción de la "sensación desagradable", que fue mayor con la ablación por radiofrecuencia. Un participante en el grupo de fenol experimentó neuralgia postsimpatectomía, mientras que dos en el grupo de radiofrecuencia y uno en el grupo de fenol se quejaron de la parestesia durante la colocación de la aguja. Todos los participantes tuvieron dolor en el sitio de la inyección.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save