Los efectos de las xantinas orales (p.ej. teofilina) para el asma crónica en niños

Las xantinas (p.ej. la teofilina) son un grupo de fármacos que se cree que tienen propiedades preventivas y de alivio útiles en el tratamiento del asma en los niños. Esta revisión de estudios ha establecido que existe evidencia de los efectos útiles de estos fármacos en cuanto al alivio de los síntomas y la función pulmonar, pero también alguna evidencia de efectos secundarios. Esta revisión indica que hay opciones de tratamiento alternativo más efectivas (esteroides inhalados) disponibles como tratamiento preventivo primario, aunque hay evidencia de que las xantinas son efectivas. En los niños con asma más grave, la función de las xantinas como tratamiento complementario solo se ha evaluado en un número pequeño de ensayos que informan efectos mixtos. La realización de más estudios en esta área ayudaría a generar una visión general más fiable de los efectos del tratamiento en estos niños. Las xantinas son un tratamiento preventivo efectivo en el asma infantil, pero menos efectivo que los esteroides inhalados, y con un perfil de efectos secundarios menos favorable. Actualmente no hay evidencia suficiente para evaluar su función como tratamiento preventivo "complementario" versus alternativas más nuevas. Algunos de los ensayos expusieron a los niños que reclutaron a una fase previa al ensayo de xantina para mantener la dosis efectiva durante el ensayo. Este hecho podría haber hecho que los participantes del ensayo fueran menos representativos de la población general, al hacerlos más inclinados a tolerar el fármaco en estudio. Esta exposición también puede haber significado que pudieran reconocer qué medicamento tomaban durante la fase cegada del estudio.

Conclusiones de los autores: 

Las xantinas como tratamiento preventivo de primera línea alivian los síntomas y reducen la necesidad de medicación de rescate en los niños con asma leve a moderada. En comparación con los CSI, fueron menos efectivas para prevenir las exacerbaciones. Las xantinas tuvieron una eficacia similar como agente preventivo único en comparación con los BAAC regulares y el CGS. La evidencia sobre los EA (efectos adversos) fueron equívocas: hubo evidencia de un aumento de los EA en general, pero ninguna evidencia de que algún EA específico (incluidos los efectos sobre la conducta y la atención) ocurriera con mayor frecuencia que con el placebo. No hay evidencia suficiente de los estudios disponibles para establecer conclusiones firmes acerca de la efectividad de las xantinas como tratamiento preventivo adicional a los CSI, y no hay estudios pediátricos publicados que comparen las xantinas con tratamientos alternativos para esta función. Nuestros datos indican que las xantinas solo son adecuadas como tratamiento preventivo de primera línea del asma en los niños cuando los CSI no están disponibles. La exposición previa al ensayo a los agentes evaluados puede haber predispuesto a las poblaciones del ensayo a tolerar el fármaco y puede haber sido una amenaza para el cegamiento. Pueden tener una función como tratamiento complementario en el asma más grave no controlada por los CSI, pero se necesitan estudios adicionales para examinar este aspecto y definir la proporción riesgo-beneficio en comparación con otros agentes.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las xantinas se han utilizado en el tratamiento del asma como broncodilatador, aunque también pueden tener efectos antiinflamatorios. Es necesario reevaluar la función actual de las xantinas en el tratamiento a largo plazo del asma infantil.

Objetivos: 

Determinar la eficacia de las xantinas (p.ej. teofilina) en el tratamiento de mantenimiento del asma pediátrica.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizó una búsqueda en el registro especializado del Grupo Cochrane de Vías Respiratorias (Cochrane Airways Group) con términos de búsqueda predefinidos. Las búsquedas se actualizaron hasta mayo 2008.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados, con una duración mínima de cuatro semanas, que compararon una xantina con placebo, un betaagonista regular de acción corta (BAAC), corticosteroides inhalados (CSI), cromoglicato (CGS), ketotifeno (KET) o antagonista de los leucotrienos, en niños con diagnóstico de asma crónica entre 18 meses y 18 años de edad.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores de forma independiente seleccionaron cada estudio para su inclusión en la revisión y extrajeron los datos. El resultado primario fue el porcentaje de días sin síntomas.

Resultados principales: 

Se incluyeron 36 estudios (2838 participantes). Xantina versus placebo (18 estudios): La proporción de días sin síntomas fue mayor con la xantina en comparación con placebo (7,97%; IC del 95%: 3,41 a 12,53). La administración de medicación de rescate fue inferior con la xantina, sin diferencias significativas en las puntuaciones de los síntomas o las hospitalizaciones. El FEV1 y el FEM fueron mejores con la xantina. La xantina se asoció con efectos secundariosinespecíficos. Los datos de las puntuaciones conductuales no fueron concluyentes. Xantina versus CSI (cuatro estudios) : Las exacerbaciones fueron menos frecuentes con el CSI, pero no se observaron diferencias significativas en la función pulmonar. Los estudios individuales informaron sobre mejoras significativas en las medidas de los síntomas a favor de los esteroides, y un estudio informó una diferencia en la tasa de crecimiento a favor de la xantina. No se observaron diferencias en cuanto al retiro del estudio o al temblor. La xantina se asoció con una cefalea y náuseas más frecuentes. Xantina versus BBAC regular (diez estudios): No hay diferencias significativas en los síntomas, el uso de medicación de rescate y la espirometría. Los estudios individuales informaron una mejoría en el FEM con el betaagonista. El tratamiento con betaagonistas produjo menos hospitalizaciones y cefaleas. La xantina se asoció con menos temblores. Xantina versus CGS (seis estudios ): No hay diferencias significativas en los síntomas, las exacerbaciones y la medicación de rescate. El cromoglicato de sodio se asoció con menos efectos secundarios gastrointestinales que la xantina. Xantina versus KET (un estudio): No se informó evidencia estadística significativa entre la xantina y el ketotifeno: : Xantina + CSI versus placebo + misma dosis de CSI (tres estudios) : Los resultados fueron contradictorios debido a las diferencias clínicas/metodológicas, y no fue posible agruparlos. Xantina + CSI versus CSI + leucotrieno (un estudio): Resultados de un ensayo Un estudio paralelo pequeño no midió el resultado primario de los síntomas; las diferencias entre los tratamientos en los valores de fin de tratamiento no fueron estadísticamente significativas.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save