Técnicas para la recuperación quirúrgica de espermatozoides antes de la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) para la azoospermia

Técnicas para la recuperación quirúrgica de los espermatozoides antes de la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) debido a la ausencia de espermatozoides en el semen (azoospermia).

No está claro si cualquier técnica quirúrgica específica utilizada para la recuperación de espermatozoides para la ICSI (inyección de espermatozoides para la fertilización in vitro o FIV) es mejor que otra para los hombres involucrados o da lugar a más embarazos.

Algunos hombres no son fértiles porque a pesar de producir espermatozoides, la obstrucción del testículo impide que los espermatozoides ingresen al semen. La fertilización in vitro (FIV) es la única opción para ayudar a esos hombres a concebir con sus propios espermatozoides.

Los espermatozoides se obtienen quirúrgicamente de la glándula testicular o del epidídimo (tubo principal que va del testículo al pene) y para ello se pueden utilizar numerosas técnicas microquirúrgicas o de succión mediante agujas huecas. El espermatozoide se inyecta entonces en un óvulo, un procedimiento de FIV llamado ICSI. Sin embargo, la revisión encontró que había muy pocos ensayos para demostrar cuál podría ser la mejor técnica de recuperación de espermatozoides. Las complicaciones asociadas con las técnicas de recuperación quirúrgica de espermatozoides son el hematoma y la fibrosis, detectadas mediante ecografía.

Conclusiones de los autores: 

No existen pruebas suficientes para recomendar cualquier técnica específica de recuperación de espermatozoides en hombres azoospérmicos sometidos a ICSI. A falta de pruebas que apoyen los métodos más invasivos o técnicamente más difíciles, los revisores recomiendan las técnicas disponibles menos invasivas y más sencillas. Se necesitan ensayos aleatorios adicionales, preferentemente multicéntricos. La clasificación de la azoospermia como obstructiva y no obstructiva parece ser pertinente para lograr un resultado clínico exitoso, por lo que es importante para los ensayos clínicos futuros diferenciar las causas de la azoospermia.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La azoospermia, la ausencia de espermatozoides en el semen eyaculado, es la presentación más grave de esterilidad masculina y está presente en aproximadamente el 5% de todas las parejas infértiles investigadas. El advenimiento de la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) ha transformado el tratamiento de este tipo de infertilidad grave por factor masculino. Los espermatozoides pueden recuperarse para ICSI tanto del epidídimo como del testículo según el tipo de azoospermia.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia de las diversas técnicas de recuperación quirúrgica para hombres con azoospermia obstructiva o no obstructiva antes de ICSI.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Trastornos Menstruales y Subfertilidad (Cochrane Menstrual Disorders and Subfertility Group) (noviembre 2007), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (The Cochrane Library 2007, número 4), MEDLINE (1966 hasta noviembre 2007), EMBASE (1980 hasta noviembre 2007), Biological Abstracts (1980 hasta noviembre 2007) y en listas de referencias de artículos identificados.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararan la efectividad de las diferentes técnicas de recuperación de espermatozoides en hombres con azoospermia antes de la ICSI. Debido a la falta de ECA, también se consideraron en la revisión los ensayos no aleatorios que utilizaron a los participantes como su propio control, pero sus resultados no se incluyeron en el metanálisis.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente la calidad de los ensayos y extrajeron los datos. Se contactó con los autores de los estudios para obtener información adicional.

Resultados principales

La búsqueda se revisó y se realizó nuevamente en noviembre de 2007. No se encontraron ensayos nuevos, por lo que los resultados de la revisión actualizada no variaron con respecto a su publicación en 2006.

Se incluyeron dos ensayos con 98 hombres. El primer ECA pequeño tuvo 59 participantes y comparó dos técnicas epididimarias. El ensayo proporcionó pruebas limitadas de que la aspiración microquirúrgica de espermatozoides epididimarios (en inglés, MESA) logró una tasa de embarazo (un embarazo en 29 procedimientos, en comparación con siete embarazos en 30 procedimientos; OR 0,19; IC del 95%: 0,04 a 0,83) y una tasa de fecundación (OR 0,16; IC del 95%: 0,05 a 0,48) significativamente menores que la micropunción con técnica de estimulación nerviosa perivascular. El otro ECA que comparó dos técnicas de aspiración testicular (TSA) en 39 participantes no proporcionó pruebas estadísticamente significativas de superioridad de la técnica guiada por ecografía, comparada con la técnica de aspiración sin ecografía. La TSA con ecografía dio lugar a un embarazo en tres de 16 participantes, comparados con cuatro de 23 participantes (OR 1,10; IC del 95%: 0,21 a 5,74).

Conclusiones de los autores

No existen pruebas suficientes para recomendar cualquier técnica específica de recuperación de espermatozoides en hombres azoospérmicos sometidos a ICSI. A falta de pruebas que apoyen los métodos más invasivos o técnicamente más difíciles, los revisores recomiendan las técnicas disponibles menos invasivas y más sencillas. Se necesitan ensayos aleatorios adicionales, preferentemente multicéntricos. La clasificación de la azoospermia como obstructiva y no obstructiva parece ser pertinente para lograr un resultado clínico exitoso, por lo que es importante para los ensayos clínicos futuros diferenciar las causas de la azoospermia.

Esta revisión debería citarse como:Van Peperstraten A, Proctor ML, Johnson NP, Philipson GLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

La búsqueda se revisó y se realizó nuevamente en noviembre de 2007. No se encontraron ensayos nuevos, por lo que los resultados de la revisión actualizada no variaron con respecto a su publicación en 2006.

Se incluyeron dos ensayos con 98 hombres. El primer ECA pequeño tuvo 59 participantes y comparó dos técnicas epididimarias. El ensayo proporcionó pruebas limitadas de que la aspiración microquirúrgica de espermatozoides epididimarios (en inglés, MESA) logró una tasa de embarazo (un embarazo en 29 procedimientos, en comparación con siete embarazos en 30 procedimientos; OR 0,19; IC del 95%: 0,04 a 0,83) y una tasa de fecundación (OR 0,16; IC del 95%: 0,05 a 0,48) significativamente menores que la micropunción con técnica de estimulación nerviosa perivascular. El otro ECA que comparó dos técnicas de aspiración testicular (TSA) en 39 participantes no proporcionó pruebas estadísticamente significativas de superioridad de la técnica guiada por ecografía, comparada con la técnica de aspiración sin ecografía. La TSA con ecografía dio lugar a un embarazo en tres de 16 participantes, comparados con cuatro de 23 participantes (OR 1,10; IC del 95%: 0,21 a 5,74).

Tools
Information
Share/Save