Técnicas para la recuperación quirúrgica de espermatozoides antes de la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) debido a la ausencia de espermatozoides en el semen (azoospermia).

No se conoce con certeza si alguna técnica quirúrgica concreta utilizada para extraer espermatozoides para la ICSI (inyección de espermatozoides en la fertilización in vitro o FIV) es mejor que otra para los hombres o si da lugar a más embarazos.

Algunos hombres no son fértiles porque, a pesar de producir espermatozoides, la obstrucción del testículo impide que los espermatozoides lleguen al semen. La fertilización in vitro (FIV) es la única opción para ayudar a la concepción con esperma propio.

Los espermatozoides se extraen quirúrgicamente de la glándula testicular o del epidídimo (tubo que va desde el testículo hacia el pene), para lo cual se pueden utilizar varias técnicas microquirúrgicas y de succión a través de agujas huecas. Los espermatozoides se inyectan en un óvulo, un procedimiento de FIV llamado ICSI. Sin embargo, la revisión encontró que hubo muy pocos ensayos para demostrar cuál podría ser la mejor técnica de recuperación de espermatozoides. Las complicaciones asociadas con las técnicas de recuperación quirúrgicas de los espermatozoides son el hematoma y la fibrosis, identificadas por ultrasonido.

Conclusiones de los autores: 

No existe evidencia suficiente para recomendar cualquier técnica específica de recuperación de espermatozoides en hombres azoospérmicos sometidos a ICSI. A falta de evidencia que apoye métodos más invasivos o más difíciles desde el punto de vista técnico, los autores de la revisión recomiendan la técnica menos invasiva y más sencilla disponible. Se necesitan ensayos aleatorizados adicionales, preferentemente multicéntricos. La clasificación de la azoospermia como obstructiva y no obstructiva parece ser pertinente para un resultado clínico satisfactorio, y la distinción según la causa de la azoospermia es importante para futuros ensayos clínicos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La azoospermia (ausencia de espermatozoides en el semen eyaculado) es la presentación más grave de esterilidad masculina y está presente en aproximadamente el 5% de todas las parejas con infertilidad investigadas. Sin embargo, el advenimiento de la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) ha transformado el tratamiento de este tipo de esterilidad masculina grave. Los espermatozoides se pueden recuperar para la ICSI del epidídimo y del testículo, según el tipo de azoospermia.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia de las diversas técnicas de recuperación quirúrgica para hombres con azoospermia obstructiva o no obstructiva antes de la ICSI.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas electrónicas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Trastornos Menstruales y Subfertilidad (noviembre 2007), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (CENTRAL) (The Cochrane Library, 2007, Número 4), MEDLINE (1966 a noviembre 2007), EMBASE (1980 a noviembre 2007), Biological Abstracts (1980 a noviembre 2007), y las listas de referencias de los artículos identificados.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA) que compararon la efectividad de diferentes técnicas de recuperación de espermatozoides en hombres con azoospermia antes de la ICSI. Debido a la falta de ECA y de ensayos no aleatorizados, también se consideraron en la revisión los estudios no aleatorizados que reclutaron a los participantes como su propio control, pero no se incluyeron en el metanálisis.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente la calidad de los ensayos y extrajeron los datos. Se estableció contacto con los autores de los estudios para obtener información adicional.

Resultados principales: 

La búsqueda se examinó y volvió a realizarse en noviembre 2007. No se localizaron nuevos ensayos, por lo que los resultados de la revisión actualizada se mantienen sin cambios con respecto a los publicados en 2006.

Se incluyeron dos ensayos (con 98 mujeres). El primer ECA pequeño tuvo 59 participantes y comparó dos técnicas epididimarias. El ensayo aportó evidencia limitada de que la aspiración microquirúrgica de espermatozoides epididimales (AMEE) logró significativamente menores tasas de embarazo (un embarazo en 29 procedimientos en comparación con siete embarazos en 30 procedimientos; OR 0,19, IC del 95%: 0,04 a 0,83) y de fertilización (OR 0,16, IC del 95%: 0,05 a 0,48) que la técnica de micropunción con estimulación nerviosa perivascular. El otro ECA que comparó dos técnicas de aspiración testicular (TSA) en 39 participantes no proporcionó evidencia estadísticamente significativa de la superioridad de la técnica guiada por ultrasonido, en comparación con la técnica de aspiración sin ultrasonido. La TSA con ultrasonido dio lugar a un embarazo en tres de 16 participantes, en comparación con cuatro de 23 participantes (OR 1,10; IC del 95%: 0,21 a 5,74).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save