Calcioantagonistas como tratamiento adyuvante para la epilepsia refractaria.

No existen pruebas que sugiera que los calcioantagonistas tienen un efecto útil sobre las crisis

Casi un tercio de las personas con epilepsia se vuelve resistente a los fármacos antiepilépticos. Los antiguos fármacos no previenen las convulsiones en todos los pacientes y poseen efectos adversos. Se ha probado una variedad de fármacos nuevos como tratamientos "adyuvantes" que mejoran los resultados de los fármacos convencionales. De esta manera, fueron probados los fármacos calcioantagonistas flunarizina, nifedipina y nimodipina. La revisión de los ensayos no encontró pruebas de algún efecto de estos fármacos sobre las crisis. Los efectos adversos incluyen mareos, fatiga e inestabilidad (ataxia).

Conclusiones de los autores: 

La flunarizina puede tener un efecto débil sobre la frecuencia de las crisis, pero tuvo una tasa significativa de retiros probablemente debidos a los efectos adversos, y no debe ser recomendada para su uso como tratamiento adyuvante. De igual manera, no existen pruebas concluyentes para apoyar el uso de la nifedipina o la nimodipina como tratamientos adyuvantes para la epilepsia.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Aproximadamente un tercio de las personas con epilepsia no obtiene el control de sus crisis con los tratamientos en uso actuales. Se han realizado intentos ininterrumpidos para encontrar nuevos fármacos anticomiciales en base al creciente conocimiento acerca de la biología celular y molecular involucrada en la génesis de la epilepsia y de las crisis. En este sentido, se investigaron los antagonistas del calcio, que pueden modificar los efectos del calcio sobre las células cerebrales, en busca de algún efecto sobre las crisis epilépticas.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de los calcioantagonistas como tratamiento adyuvante para las personas con epilepsia refractaria a los fármacos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Epilepsia (Cochrane Epilepsy Group) (18 Diciembre 2002), en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (La Cochrane Library número 4, 2002) y MEDLINE (Enero 1966 a Octubre 2002).

Criterios de selección: 

Ensayos clínicos aleatorios controlados con placebo de cualquier calcioantagonista como tratamiento adyuvante en personas con epilepsia refractaria a los fármacos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores seleccionaron de forma independiente los ensayos para la inclusión y extrajeron los datos. Los resultados investigados incluyeron la reducción del 50% o más en la frecuencia de las crisis, los retiros del tratamiento y los efectos adversos. Los análisis fueron del tipo intención de tratar (intention-to-treat analyses).

Resultados principales

Se incluyen once ensayos. Un ensayo paralelo y siete ensayos cruzados (cross-over) de flunarizina, dos ensayos cruzados (cross-over) de nimodipina y un ensayo cruzado (cross-over) de nifedipina.

En el caso de la flunarizina, en el ensayo paralelo, el odds-ratio (OR) con un intervalo de confianza (IC) del 95% para una reducción del 50% o más en la frecuencia de las crisis fue 1,64 (IC del 95%: 0,55 a 4,94), lo que indicó una ventaja no significativa de la flunarizina. No fue posible obtener datos para analizar este resultado en los siete ensayos cruzados (cross-over). El OR global para el retiro del tratamiento con flunarizina fue 5,83 (IC del 95%: 2,06 a 16,45), lo que indicó que los individuos tuvieron una probabilidad significativa mayor de retiro del tratamiento con flunarizina que con placebo. Ningún efecto adverso se asoció estadísticamente con la flunarizina.

En el caso de la nifedipina, no fue posible obtener los datos necesarios sobre los resultados especificados.

Para la nimodipina, solo se obtuvieron los datos del primer período de tratamiento de uno de los dos ensayos cruzados (17 participantes). El OR para una reducción del 50% o más en la frecuencia de las crisis fue 11,34 (IC del 95%: 1,00 a 128, 03), y para el retiro del tratamiento fue 2,46 (IC del 95%: 0,22 a 27,75).

Conclusiones de los autores

La flunarizina puede tener un efecto débil sobre la frecuencia de las crisis, pero tuvo una tasa significativa de retiros probablemente debidos a los efectos adversos, y no debe ser recomendada para su uso como tratamiento adyuvante. De igual manera, no existen pruebas concluyentes para apoyar el uso de la nifedipina o la nimodipina como tratamientos adyuvantes para la epilepsia.

Esta revisión debería citarse como:Chaisewikul R, Baillie N, Marson AGLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se incluyen once ensayos. Un ensayo paralelo y siete ensayos cruzados (cross-over) de flunarizina, dos ensayos cruzados (cross-over) de nimodipina y un ensayo cruzado (cross-over) de nifedipina.

En el caso de la flunarizina, en el ensayo paralelo, el odds-ratio (OR) con un intervalo de confianza (IC) del 95% para una reducción del 50% o más en la frecuencia de las crisis fue 1,64 (IC del 95%: 0,55 a 4,94), lo que indicó una ventaja no significativa de la flunarizina. No fue posible obtener datos para analizar este resultado en los siete ensayos cruzados (cross-over). El OR global para el retiro del tratamiento con flunarizina fue 5,83 (IC del 95%: 2,06 a 16,45), lo que indicó que los individuos tuvieron una probabilidad significativa mayor de retiro del tratamiento con flunarizina que con placebo. Ningún efecto adverso se asoció estadísticamente con la flunarizina.

En el caso de la nifedipina, no fue posible obtener los datos necesarios sobre los resultados especificados.

Para la nimodipina, solo se obtuvieron los datos del primer período de tratamiento de uno de los dos ensayos cruzados (17 participantes). El OR para una reducción del 50% o más en la frecuencia de las crisis fue 11,34 (IC del 95%: 1,00 a 128, 03), y para el retiro del tratamiento fue 2,46 (IC del 95%: 0,22 a 27,75).

Tools
Information
Share/Save