Tratamientos para las infecciones urinarias sintomáticas durante el embarazo

Los antibióticos son muy efectivos en la erradicación de las infecciones urinarias durante el embarazo y las complicaciones son poco frecuentes

Las infecciones urinarias son frecuentes durante el embarazo. Éstas incluyen infecciones sin síntomas (bacteriuria asintomática), cistitis (infección en la vejiga) y pielonefritis (infección renal). Tales infecciones pueden causar complicaciones serias para la mujer y problemas para el recién nacido. La revisión de los ensayos encontró que diversos tipos de antibióticos tuvieron tasas de curación muy altas para la cistitis o la pielonefritis durante el embarazo, mientras que las complicaciones derivadas del tratamiento fueron poco frecuentes. Sin embargo, los estudios no pudieron mostrar la preferencia de algún fármaco en particular.

Conclusiones de los autores: 

Aunque el tratamiento antibiótico es efectivo para curar las infecciones urinarias, no hay datos suficientes para recomendar ningún régimen de tratamiento específico para las infecciones urinarias sintomáticas durante el embarazo. Todos los antibióticos estudiados demostraron ser muy efectivos para disminuir la incidencia de los resultados medidos. Las complicaciones fueron muy raras. Todos los ensayos incluidos tuvieron tamaños de muestra muy pequeños que impidieron detectar diferencias importantes entre los tratamientos. Los estudios futuros deberían evaluar los antibióticos más prometedores en cuanto a tipo, momento, dosis, aceptabilidad, resultados maternos y neonatales y costos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las infecciones urinarias, incluyendo la pielonefritis, son complicaciones graves que pueden ocasionar una morbilidad y una mortalidad materna y neonatal significativas. Existe una gran cantidad de fármacos y de combinaciones de fármacos para el tratamiento de las infecciones urinarias, la mayor parte de ellos probados en mujeres no embarazadas. Por lo tanto, los intentos de definir el régimen de antibióticos óptimo para el embarazo han sido problemáticos.

Objetivos: 

El objetivo de la presente revisión fue tratar de determinar, a partir de las mejores pruebas disponibles de los ensayos controlados aleatorios, cuál es el agente más efectivo para el tratamiento de las infecciones urinarias sintomáticas durante el embarazo en cuanto a las tasas de curación, la infección recurrente, la incidencia del parto prematuro y la rotura prematura de membranas, el ingreso en la unidad de cuidados intensivos neonatales, la necesidad de cambio de antibiótico y la incidencia de fiebre prolongada.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas (hasta enero de 2003) en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) y en las listas de referencias de los artículos.

Criterios de selección: 

Se tuvieron en cuenta todos los ensayos cuya intención fue asignar al azar a los participantes a uno de al menos dos tratamientos alternativos para cualquier infección urinaria sintomática.

Obtención y análisis de los datos: 

Ambos revisores evaluaron la calidad de los ensayos y extrajeron los datos.

Resultados principales

Se incluyeron ocho estudios que reclutaron un total de 905 mujeres embarazadas. En la mayoría de las comparaciones no hubo diferencias significativas entre los tratamientos estudiados con relación a las tasas de curación, la infección recurrente, la incidencia de parto prematuro y la rotura prematura de membranas, el ingreso en la unidad de cuidados intensivos neonatales, la necesidad de cambio de antibiótico y la incidencia de fiebre prolongada. Sólo cuando se comparó la cefuroxima con la cefradina, se comprobaron mejores tasas de curación (29/49 versus 41/52) y menos recurrencias (20/49 versus 11/52) en el grupo de cefuroxima, pero el tamaño de la muestra es insuficiente para asegurar que las diferencias encontradas en el efecto de los fármacos eran reales.

Conclusiones de los autores

Aunque el tratamiento antibiótico es efectivo para curar las infecciones urinarias, no hay datos suficientes para recomendar ningún régimen de tratamiento específico para las infecciones urinarias sintomáticas durante el embarazo. Todos los antibióticos estudiados demostraron ser muy efectivos para disminuir la incidencia de los resultados medidos. Las complicaciones fueron muy raras. Todos los ensayos incluidos tuvieron tamaños de muestra muy pequeños que impidieron detectar diferencias importantes entre los tratamientos. Los estudios futuros deberían evaluar los antibióticos más prometedores en cuanto a tipo, momento, dosis, aceptabilidad, resultados maternos y neonatales y costos.

Esta revisión debería citarse como:Vazquez JC, Villar JLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se incluyeron ocho estudios que reclutaron un total de 905 mujeres embarazadas. En la mayoría de las comparaciones no hubo diferencias significativas entre los tratamientos estudiados con relación a las tasas de curación, la infección recurrente, la incidencia de parto prematuro y la rotura prematura de membranas, el ingreso en la unidad de cuidados intensivos neonatales, la necesidad de cambio de antibiótico y la incidencia de fiebre prolongada. Sólo cuando se comparó la cefuroxima con la cefradina, se comprobaron mejores tasas de curación (29/49 versus 41/52) y menos recurrencias (20/49 versus 11/52) en el grupo de cefuroxima, pero el tamaño de la muestra es insuficiente para asegurar que las diferencias encontradas en el efecto de los fármacos eran reales.

Tools
Information
Share/Save