Intervenciones para promover la propiedad y el funcionamiento de las alarmas de incendio

Muchas personas mueren o son heridas por incendios en las casas cada año. Los incendios detectados con las alarmas de incendio se asocian con menores tasas de mortalidad. Esta revisión encontró que los programas para promover las alarmas de incendio aumentaron la propiedad y el funcionamiento de las alarmas de incendio de manera modesta, si es que funcionaron, y no han demostrado un efecto beneficioso sobre los incendios o las lesiones relacionadas con los incendios. El asesoramiento de los trabajadores sanitarios, como parte de la atención de la salud de los niños, puede aumentar la posesión y el uso de alarmas de incendio en los hogares, pero no se han examinado los efectos sobre las lesiones. Hay poca evidencia que apoye a los medios de comunicación de masas de toda la comunidad o a los programas educativos o de entrega gratuita de alarmas de incendio como métodos efectivos para promover las alarmas de incendio o reducir las lesiones causadas por el fuego. Se necesitan más investigaciones para examinar los programas de instalación de alarmas de incendio en toda la comunidad.

Conclusiones de los autores: 

Esta revisión encontró que los programas para promover las alarmas de incendio tienen, a lo sumo, efectos beneficiosos modestos sobre la propiedad y el funcionamiento de las alarmas de incendio, y ningún efecto beneficioso demostrado sobre los incendios o las lesiones relacionadas con los incendios. El asesoramiento como parte de la vigilancia de la salud de los niños tiene un efecto algo mayor sobre la propiedad y el funcionamiento de las alarmas de incendio, pero sus efectos sobre las lesiones no se han evaluado. No se ha demostrado que los programas comunitarios de entrega de alarmas de incendio aumenten la prevalencia de las mismas o reduzcan los incendios o las lesiones relacionadas con ellos. No se ha demostrado que los programas de educación basados en la comunidad reduzcan las quemaduras o las lesiones relacionadas con incendios. Los programas comunitarios de instalación de alarmas de incendio pueden aumentar la prevalencia de las alarmas que funcionan y reducir las lesiones relacionadas con el fuego, pero estos resultados requieren confirmación, y no se ha evaluado la efectividad en función de los costos de esos programas. Los esfuerzos para promover las alarmas de incendio mediante programas de instalación deben evaluarse mediante ensayos controlados aleatorizados adecuadamente diseñados que midan los resultados de las lesiones y la efectividad en función de los costos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

A nivel mundial, las quemaduras relacionadas con el fuego y la inhalación de humo fueron responsables de 238 000 muertes en 2000, una tasa de 3,9 muertes/100 000, siendo los niños y los jóvenes menores de 44 años los que representaron la mayor proporción de muertes. La posesión de alarmas de incendio se ha asociado con un menor riesgo de muerte por incendio residencial.

Objetivos: 

Se evaluaron las intervenciones para promover las alarmas de incendio en las viviendas, a fin de determinar su efecto en la prevalencia de las alarmas de incendio en propiedad y en funcionamiento, y la incidencia de incendios y quemaduras y otras lesiones relacionadas con los incendios.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Lesiones (Cochrane Injuries Group), CENTRAL, MEDLINE, EMBASE, PsycINFO, CINAHL, ERIC, Dissertation Abstracts, IBSS, ISTP, FIREDOC, LRC, resúmenes de congresos, estudios de casos publicados y bibliografías, y se estableció contacto con investigadores y organizaciones pertinentes para identificar ensayos. La mayoría de las búsquedas se actualizaron por última vez en septiembre de 2007.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados o no aleatorizados completados o publicados después de 1969 que evalúan las intervenciones para promover las alarmas de incendio residenciales.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión extrajeron los datos de forma independiente y evaluaron la calidad de los ensayos. Se realizó un metanálisis de ensayos controlados aleatorizados para combinar los odds-ratios (OR) entre los grupos de intervención y control, utilizando un modelo de efectos aleatorios. Una prueba de ji cuadrado para la heterogeneidad usó un nivel de significación del 10%. Los resultados de los ensayos no aleatorizados se describen de forma narrativa.

Resultados principales: 

Se identificaron 26 ensayos completos, de los cuales 17 fueron aleatorizados. En general, las intervenciones de asesoramiento y educación, con o sin la provisión de alarmas de incendio gratuitas o con descuento, aumentaron modestamente la probabilidad de poseer una alarma (OR = 1,21; IC del 95%: 0,89 a 1,64) y de tener una alarma instalada y funcional (OR = 1,33; IC del 95%: 0,98 a 1,80). El hecho de que el programa de intervención proporcionara o no alarmas de incendio gratuitas o con descuento, además de la educación, no influyó en estos resultados. Sin embargo, los resultados fueron sensibles a la calidad de los ensayos. El asesoramiento como parte de la vigilancia de la salud de los niños en la atención primaria tuvo efectos algo mayores sobre la propiedad de la alarma (OR = 1,96; IC del 95%: 1,03 a 3,72) y la función (OR = 1,46; IC del 95%: 1,15 a 1,85), resultados que en general fueron apoyados por ensayos no aleatorizados que evaluaron intervenciones similares. Los resultados de las lesiones se informaron sólo en un ensayo controlado aleatorizado, que no encontró ningún efecto de un programa de entrega de alarmas de incendio sobre el total de lesiones (cociente de tasas 1,3; IC del 95%: 0,9 a 1,9) o sobre las hospitalizaciones y muertes (cociente de tasas 1,3; IC del 95%: 0,7 a 2,3), en contraste con la reducción sustancial de las lesiones graves informadas en un ensayo no aleatorizado que evaluó un programa de entrega similar. Ninguno de los ensayos mostró un efecto beneficioso sobre los incendios. Los medios de comunicación y la educación comunitaria mostraron poco beneficio en múltiples ensayos no aleatorizados. Dos ensayos, uno de los cuales fue aleatorizado, mostraron que los programas de instalación de alarmas de incendio aumentan la probabilidad de tener una alarma de incendio que funcione, y el ensayo no aleatorizado informó de reducciones en las lesiones relacionadas con incendios.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save