Irradiación inguinal primaria versus cirugía inguinal primaria para el cáncer vulvar en estadios iniciales

No hay pruebas suficientes de que la radioterapia tenga la misma efectividad que la cirugía para el cáncer vulvar.

El cáncer vulvar se presenta principalmente en mujeres ancianas. La cirugía consiste en la extracción del tumor y los ganglios linfáticos circundantes y ocasionalmente va seguida de radioterapia. Si bien las tasas de supervivencia son altas si el tumor se detecta con suficiente rapidez, la extracción de los ganglios linfáticos causa tumefacción, especialmente en las piernas. También son comunes los problemas relacionados con la curación de la herida y la sexualidad. Si bien la radioterapia resulta eficaz a corto plazo, los ensayos no ofrecen suficientes pruebas que demuestren que es tan efectiva como la cirugía para prevenir la recurrencia del tumor inguinal.

Conclusiones de los autores: 

Como se demostró en un ECA, la radioterapia inguinal primaria da lugar a menor morbilidad, pero también a un mayor número de recurrencias de los tumores inguinales, en comparación con la cirugía. Si bien la técnica de radioterapia utilizada en el ECA es cuestionable, no se dispone de otros datos no controlados que proporcionen pruebas de que la radioterapia ofrece un control similar o mejor de los ganglios inguinales, en comparación con la cirugía. Esto significa que todavía se debe considerar a la cirugía la base del tratamiento de los ganglios inguinales en mujeres con cáncer vulvar. A las pacientes individuales que no estén en condiciones de someterse a cirugía se las debe tratar con radioterapia primaria.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

A pesar de los cambios en la técnica, la morbilidad después de la cirugía para el cáncer vulvar es alta y se relaciona principalmente con la disección inguinal. Es de esperar que la radioterapia inguinal primaria de lugar a una menor morbilidad. Sin embargo, los estudios sobre la eficacia de la radioterapia primaria inguinal respecto a la recurrencia de tumores inguinales y la supervivencia muestran resultados contradictorios.

Objetivos: 

Determinar si la efectividad y la seguridad de la radioterapia primaria en los ganglios linfáticos inguinales y femorales es comparable a la de la cirugía.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizó la búsqueda en la literatura mediante los criterios establecidos por el Grupo Cochrane de Cáncer Ginecológico (Cochrane Gynaecological Cancer Group). Se realizó una búsqueda en MEDLINE (1966 a 2000) y EMBASE (1988 a 2000) mediante el encabezado Mesh "vulvar neoplasms" y la palabra de texto "vulva". Se seleccionaron las publicaciones acerca de la efectividad del tratamiento primario con radioterapia para el carcinoma escamocelular de la vulva en estadio inicial.

Criterios de selección: 

Ensayos clínicos aleatorios, estudios de casos y controles y estudios observacionales que compararan la disección de los ganglios linfáticos inguinales y femorales con la radioterapia primaria en los ganglios linfáticos inguinales y femorales, en pacientes con cáncer escamocelular de la vulva en estadios iniciales.
Las medidas de resultado fueron la incidencia de recurrencias del tumor inguinal, la supervivencia y la morbilidad.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores, de forma independiente, evaluaron la calidad del estudio y extrajeron los resultados.

Resultados principales

De los nueve documentos revisados, sólo tres cumplieron con los criterios de selección. De estos estudios (un ensayo controlado aleatorio [ECA], un estudio de casos y controles y un estudio observacional), el ECA dejó en claro que la incidencia de recurrencias del tumor inguinal después de la radioterapia primaria es mayor, en comparación con la cirugía. La supervivencia también fue menor en el grupo de radioterapia. Los dos estudios restantes mostraron una cantidad mayor de la esperada de recurrencias del tumor inguinal después de la radioterapia primaria. La morbilidad después de la radioterapia primaria fue menor, en comparación con la cirugía. Es cuestionable la conclusión del ECA debido a la profundidad de la radioterapia administrada. Los tres centímetros de profundidad utilizados en el ECA no son suficientes para administrar una dosis óptima a los ganglios inguinales más profundos.

Conclusiones de los autores

Como se demostró en un ECA, la radioterapia inguinal primaria da lugar a menor morbilidad, pero también a un mayor número de recurrencias de los tumores inguinales, en comparación con la cirugía. Si bien la técnica de radioterapia utilizada en el ECA es cuestionable, no se dispone de otros datos no controlados que proporcionen pruebas de que la radioterapia ofrece un control similar o mejor de los ganglios inguinales, en comparación con la cirugía. Esto significa que todavía se debe considerar a la cirugía la base del tratamiento de los ganglios inguinales en mujeres con cáncer vulvar. A las pacientes individuales que no estén en condiciones de someterse a cirugía se las debe tratar con radioterapia primaria.

Esta revisión debería citarse como:van der Velden J, Ansink ALa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

De los nueve documentos revisados, sólo tres cumplieron con los criterios de selección. De estos estudios (un ensayo controlado aleatorio [ECA], un estudio de casos y controles y un estudio observacional), el ECA dejó en claro que la incidencia de recurrencias del tumor inguinal después de la radioterapia primaria es mayor, en comparación con la cirugía. La supervivencia también fue menor en el grupo de radioterapia. Los dos estudios restantes mostraron una cantidad mayor de la esperada de recurrencias del tumor inguinal después de la radioterapia primaria. La morbilidad después de la radioterapia primaria fue menor, en comparación con la cirugía. Es cuestionable la conclusión del ECA debido a la profundidad de la radioterapia administrada. Los tres centímetros de profundidad utilizados en el ECA no son suficientes para administrar una dosis óptima a los ganglios inguinales más profundos.

Tools
Information
Share/Save