Ivermectina para la ceguera del río (oncocercosis)

La oncocercosis es causada por gusanos diminutos y se transmite de persona a persona por una pequeña mosca que muerde. La mosca se reproduce en ríos y arroyos de corriente rápida, principalmente en África Occidental. La enfermedad causa un picor intenso y engrosamiento de la piel y daña las estructuras de la parte delantera y trasera del ojo. También afecta al nervio que conecta el ojo con el cerebro.

Se incluyeron en el examen cuatro estudios realizados en África occidental; dos pequeños estudios en Ghana y Liberia y dos más grandes realizados en la comunidad en Nigeria y Sierra Leona. En los estudios más pequeños, los pacientes con infección por oncocercosis recibieron una dosis de ivermectina o placebo y se les hizo un seguimiento durante un año. En los estudios más amplios, todos los pacientes de las comunidades seleccionadas recibieron tratamiento cada seis o 12 meses con ivermectina o placebo, estuvieran o no infectados, y se les hizo un seguimiento durante dos o tres años. Esta revisión encontró que la ivermectina puede prevenir el daño en la parte frontal del ojo, pero su efectividad en la prevención de la ceguera aún no está clara.

Conclusiones de los autores: 

La falta de evidencia para la prevención de la discapacidad visual y la ceguera no se debe interpretar en el sentido de que la ivermectina no es efectiva; sin embargo, es evidente que se trata de una cuestión clave que sigue sin respuesta. La principal evidencia del efecto protector del tratamiento masivo con ivermectina sobre la pérdida de campo visual y las enfermedades del nervio óptico procede de comunidades mesoendémicas para la cepa de O.volvulus de la sabana. No está claro si estos hallazgos se pueden aplicar a comunidades con diferente endemicidad y afectadas por la cepa forestal. En pocas ocasiones se informaron efectos adversos graves. Sin embargo, ninguno de los estudios se realizó en zonas donde los pacientes están infectados con Loa loa (loiasis).

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se cree que la ivermectina (un microfilaricida) podría prevenir la ceguera debida a la oncocercosis. Sin embargo, cuando se administra a todos los pacientes en comunidades donde la oncocercosis es frecuente, los efectos de la ivermectina en las lesiones que afectan al ojo no están claros y los datos sobre si el fármaco previene la pérdida de la visión son poco claros.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión fue evaluar la efectividad de la ivermectina en la prevención del deterioro visual y la pérdida del campo visual en la enfermedad ocular por oncocercosis. El objetivo secundario fue evaluar los efectos de la ivermectina sobre las lesiones que afectan al ojo en la oncocercosis.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en CENTRAL (que contiene el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Trastornos de los Ojos y la Visión [Cochrane Eyes and Vision Group]) (The Cochrane Library 2012, Número 3), MEDLINE (enero 1950 hasta abril 2012), EMBASE (enero 1980 hasta abril 2012), the metaRegister of Controlled Trials (mRCT) (www.controlled-trials.com), ClinicalTrials.gov (www.clinicaltrials.gov) y la WHO International Clinical Trials Registry Platform (ICTRP) (www.who.int/ictrp/search/en). No se aplicaron restricciones de fecha o de idioma en las búsquedas electrónicas de ensayos. La última búsqueda en bases de datos electrónicas se realizó el 2 de abril 2012.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorizados con al menos un año de seguimiento que compararon la ivermectina con placebo o ningún tratamiento. Los participantes en los ensayos fueron pacientes que habitualmente residen en comunidades donde la oncocercosis es endémica, con o sin uno o más signos característicos de oncocercosis ocular.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, extrajeron los datos y evaluaron la calidad de los ensayos. Se estableció contacto con los autores de los estudios para obtener información adicional. Como los ensayos variaron en cuanto a diseño y entorno, no fue posible realizar un metanálisis.

Resultados principales: 

La revisión incluyó cuatro ensayos: dos estudios pequeños (n = 398) en los que los pacientes con infección por oncocercosis recibieron una dosis de ivermectina o placebo y se les siguió durante un año; y dos estudios más grandes basados en la comunidad (n = 4941) en los que todos los pacientes de las comunidades seleccionadas recibieron tratamiento cada seis o 12 meses con ivermectina o placebo, estuvieran o no infectados, y se les siguió durante dos o tres años. Los estudios proporcionan evidencia de que el tratamiento de los pacientes que presentan oncocercosis con ivermectina reduce el número de microfilarias en la piel y los ojos y disminuye el número de opacidades puntuales. Hubo evidencia más débil de que la ivermectina redujo el riesgo de coriorretinitis. Los estudios fueron demasiado pequeños y de duración demasiado corta para proporcionar evidencia de un efecto sobre la queratitis esclerosante, la iridociclitis, la enfermedad del nervio óptico o la pérdida de la visión. Un estudio en comunidades mesoendémicas para la cepa de O.volvulus de la sabana aportó evidencia de que el tratamiento masivo anual con ivermectina reduce el riesgo de nuevos casos de enfermedad del nervio óptico y de pérdida de campo visual. El otro estudio de tratamiento masivo bianual de la ivermectina en comunidades afectadas por la cepa forestal de O.volvulus demostró reducciones en la carga microfilarial, la queratitis puntual y la iridociclitis, pero no de queratitis esclerosante, coriorretinitis, atrofia óptica o discapacidad visual. El estudio no tuvo el poder estadístico suficiente para calcular el efecto de la ivermectina sobre el deterioro visual y otros signos clínicos menos frecuentes. Los estudios incluidos en esta revisión informaron sobre algunos efectos adversos, en particular un mayor riesgo de hipotensión postural en los pacientes tratados con ivermectina.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save