Antagonistas opiáceos en pacientes bajo sedación intensa o anestesia para la abstinencia de opiáceos

Los riesgos potenciales y el costo elevado de la utilización de bloqueadores de los opiáceos durante la sedación intensa o la anestesia, para inducir la abstinencia, superan a sus beneficios

Los fármacos que bloquean los receptores opiáceos se administran en ocasiones a las personas con dependencia de opiáceos bajo sedación intensa o anestesia para acelerar la abstinencia. La revisión de los ensayos muestra que este tipo de tratamiento de abstinencia es más rápido que la abstinencia controlada con dosis decrecientes de metadona o con clonidina más medicación sintomática. La intensidad de la abstinencia lograda con los enfoques basados en la anestesia es similar a la de opciones similares que utilizan sólo sedación mínima, pero existe un riesgo significativamente mayor de eventos adversos graves con los primeros. La falta de beneficios adicionales y el mayor riesgo de daños sugieren que no debería intentarse esta forma de tratamiento.

Conclusiones de los autores: 

La sedación intensa en comparación con la superficial no otorga ventajas adicionales en cuanto a menor gravedad de la abstinencia o mayores tasas de comienzo del tratamiento de mantenimiento con naltrexona. Dado que los eventos adversos son potencialmente mortales, no se apoya el valor de la abstinencia inducida por antagonistas durante sedación intensa o anestesia. El costo elevado de los enfoques basados en el uso de anestesia, tanto en términos monetarios como en el uso de los escasos recursos de cuidados intensivos, sugiere que no debería intentarse esta forma de tratamiento.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La abstinencia (desintoxicación) es necesaria antes del tratamiento libre de drogas. También puede representar el objetivo final del tratamiento de reemplazo a largo plazo, como el mantenimiento con metadona. La disponibilidad de la abstinencia controlada es esencial para un sistema de tratamiento efectivo.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de intervenciones que incluyan la administración de antagonistas opiáceos para inducir la abstinencia de estas sustancias durante la sedación intensa o la anestesia, en relación con los signos y síntomas de abstinencia, la finalización del tratamiento y los efectos adversos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro del Grupo Cochrane de Drogas y Alcohol (Drugs and Alcohol Group) (octubre de 2003), en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (The Cochrane Library, número 4, 2004), en Medline (desde enero de 1966 hasta enero de 2005), Embase (desde enero de 1985 hasta enero de 2005), PsycINFO (desde 1967 hasta enero de 2005) y Cinahl (desde 1982 hasta diciembre de 2004) y en las listas de referencias de los estudios.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados que compararan la abstinencia inducida por antagonistas bajo sedación intensa o anestesia, con otra forma de tratamiento o con un régimen diferente de abstinencia inducida mediante antagonistas bajo anestesia.

Obtención y análisis de los datos: 

Un revisor analizó los estudios para decidir su inclusión, extrajo los datos y evaluó su calidad. Se confirmaron las decisiones de inclusión y el proceso general mediante la consulta entre los tres revisores.

Resultados principales

Seis estudios (cinco ensayos controlados aleatorios), que incluyeron 834 participantes, cumplieron con los criterios de inclusión para esta revisión.

La abstinencia inducida mediante antagonistas es más intensa pero menos prolongada que aquella controlada con dosis decrecientes de metadona, y es posible establecer dosis de naltrexona suficientes para bloquear los efectos de los opiáceos significativamente más rápido con la abstinencia inducida con antagonistas que con la controlada mediante clonidina y medicación sintomática. El nivel de sedación no afecta la intensidad ni la duración de la abstinencia, aunque la duración de la anestesia puede influir sobre la gravedad de la misma. Existe un riesgo significativamente mayor de eventos adversos con la sedación intensa en comparación con la superficial (RR: 3,21; IC del 95%: 1,13 a 9,12; P = 0,03) y probablemente también con otras formas de desintoxicación.

Conclusiones de los autores

La sedación intensa en comparación con la superficial no otorga ventajas adicionales en cuanto a menor gravedad de la abstinencia o mayores tasas de comienzo del tratamiento de mantenimiento con naltrexona. Dado que los eventos adversos son potencialmente mortales, no se apoya el valor de la abstinencia inducida por antagonistas durante sedación intensa o anestesia. El costo elevado de los enfoques basados en el uso de anestesia, tanto en términos monetarios como en el uso de los escasos recursos de cuidados intensivos, sugiere que no debería intentarse esta forma de tratamiento.

Esta revisión debería citarse como:Gowing L, Ali R, White JLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Seis estudios (cinco ensayos controlados aleatorios), que incluyeron 834 participantes, cumplieron con los criterios de inclusión para esta revisión.

La abstinencia inducida mediante antagonistas es más intensa pero menos prolongada que aquella controlada con dosis decrecientes de metadona, y es posible establecer dosis de naltrexona suficientes para bloquear los efectos de los opiáceos significativamente más rápido con la abstinencia inducida con antagonistas que con la controlada mediante clonidina y medicación sintomática. El nivel de sedación no afecta la intensidad ni la duración de la abstinencia, aunque la duración de la anestesia puede influir sobre la gravedad de la misma. Existe un riesgo significativamente mayor de eventos adversos con la sedación intensa en comparación con la superficial (RR: 3,21; IC del 95%: 1,13 a 9,12; P = 0,03) y probablemente también con otras formas de desintoxicación.

Tools
Information
Share/Save