Posición de la mujer durante el período expulsivo del trabajo de parto

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Se debe estimular a las mujeres a que tengan su parto en posiciones cómodas, que habitualmente son las verticales

En las culturas tradicionales, las mujeres paren de forma natural en posiciones verticales como arrodilladas, paradas, etc. En las sociedades occidentales, los médicos han influido para que las mujeres tengan su parto acostadas sobre su espalda, algunas veces con las piernas levantadas mediante el uso de estribos. La revisión de los ensayos encontró que los estudios no fueron de buena calidad, pero demostraron que cuando las mujeres tuvieron el parto acostadas de espalda, éste fue más doloroso para la madre y causó más problemas con respecto a la frecuencia cardiaca fetal. Hubo más mujeres que necesitaron ayuda por parte de los médicos mediante el uso de los fórceps y hubo más mujeres con incisiones en el canal del parto, pero hubo menos pérdidas sanguíneas. Se necesita investigación adicional.

Conclusiones de los autores: 

Los hallazgos aparentes de esta revisión sugieren numerosos beneficios potenciales para la posición vertical, con la posibilidad de que aumente el riesgo de pérdida sanguínea mayor de 500 ml. Se debería estimular a las mujeres a que tengan su parto en la posición más cómoda para ellas. Hasta tanto los beneficios y riesgos de las diferentes posiciones no se puedan estimar con una mayor certeza, cuando estén disponibles los datos de ensayos rigurosos desde el punto de vista metodológico, se debe permitir que las mujeres tomen decisiones informadas acerca de las posiciones de parto que ellas pudieran desear asumir en el momento del parto.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Durante siglos, ha habido controversia sobre si permanecer en posición vertical (sentada, en banqueta de parto, en silla de parto, en cuclillas) tiene ventajas sobre la posición supina para las mujeres que están en trabajo de parto.

Objetivos: 

Evaluar los beneficios y riesgos del uso de diferentes posiciones durante el período expulsivo del trabajo de parto (es decir, a partir de la dilatación completa del cuello uterino).

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group trials register) (16 abril 2003).

Criterios de selección: 

Ensayos que usen asignación aleatoria o casi aleatoria y un seguimiento adecuado y que compararan varias posiciones asumidas por la embarazada durante el período expulsivo del trabajo de parto.

Obtención y análisis de los datos: 

Los ensayos se evaluaron de forma independiente para la inclusión y para la obtención de los datos.

Resultados principales: 

Los resultados deben interpretarse con precaución, pues la calidad metodológica de los 19 ensayos incluidos (5764 participantes) fue variable. El uso de cualquier tipo de posición lateral o vertical, en comparación con las posiciones supina o de litotomía, se asoció con: disminución en la duración del período expulsivo del trabajo de parto (diez ensayos: promedio 4,29 minutos, Intervalo de Confianza (IC) del 95%: 2,95 a 5,64 minutos), esto se debió en gran parte a una importante reducción en las mujeres asignadas al uso de un cojín de parto; un pequeña reducción en los partos asistidos (18 ensayos: riesgo relativo (RR) 0,84, IC del 95%: 0,73 a 0,98); una reducción en las episiotomías (12 ensayos: RR 0,84, IC del 95%: 0,79 a 0,91); un aumento en los desgarros perineales de segundo grado (11 ensayos: RR 1,23, IC del 95%: 1,09 a 1,39); un aumento en la pérdida sanguínea estimada mayor de 500 ml (11 ensayos: RR 1,68, IC del 95%: 1,32 a 2,15); se redujo el informe de dolor intenso durante el período expulsivo del trabajo de parto (un ensayo: RR 0,73, IC del 95%: 0,60 a 0,90); menos patrones de frecuencia cardiaca fetal anormal (un ensayo: RR 0,31, IC del 95%: 0,08 a 0,98).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save