La endarterectomía con eversión versus la endarterectomía convencional de la carótida para la prevención del accidente cerebral vascular.

No hay suficientes hechos que permitan decidir la mejor manera para realizar la operación de endarterectomía de la carótida para prevenir los accidentes cerebrales vasculares.

La arteria carótida es una de las principales arterias del cuello que suministra la sangre al cerebro. Una obstrucción en la arteria puede producir un accidente cerebral vascular (un accidente súbito en el cerebro porque una arteria del cerebro se obstruye o porque una arteria dentro del cerebro o en su superficie se rompe y sangra). La endarterectomía de la carótida (EC) incluye dos técnicas diferentes para permeabilizar la arteria. Se realiza por la eversión (sección oblicua de la arteria carótida interna en su origen, con remoción de la obstrucción a través de esta vía de acceso y reimplantación del vaso sanguíneo en su sitio original) o por la EC convencional (apertura longitudinal de la arteria seguida de la remoción de la obstrucción y sutura con o sin la adición de un parche para su alargamiento). La revisión encontró que las pruebas disponibles no son suficientes para poner de manifiesto los beneficios o los efectos adversos de estos dos métodos. La EC con eversión puede disminuir el riesgo de reestenosis (estrechamiento ulterior) de la arteria pero se necesitan más investigaciones al respecto.

Conclusiones de los autores: 

la EC con eversión puede estar asociada con menor riesgo de oclusión arterial y reestenosis. No obstante, los números son muy pequeños para establecer definitivamente los beneficios o daños. Las tasas reducidas de reestenosis no parecen estar asociadas a beneficios clínicos en términos de una reducción del riesgo de ACV, en el período perioperatorio o posteriormente. Hasta que no haya pruebas adicionales, la elección de la técnica debe depender de la experiencia y la familiaridad con el procedimiento quirúrgico de cada cirujano en particular.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

la endarterectomía de la carótida convencional (ECC) se realiza habitualmente mediante un corte longitudinal de la arteria. La endarterectomía de la carótida con eversión (ECE) emplea una sección transversal de la carótida y reimplantación de la arteria. Se ha informado que este último proceder se asocia con bajas tasas de accidentes cerebrales vasculares (ACV) perioperatorios y de reestenosis, pero también con un incremento del riesgo de complicaciones asociadas al colgajo distal de la íntima.

Objetivos: 

el objetivo de esta revisión fue determinar si la EC con eversión es inocua y más efectiva que la EC convencional. La hipótesis nula era que no había diferencias entre la eversión y la EC convencional (realizada con cierre primario o con angioplastia con parche).

Métodos de búsqueda: 

los revisores buscaron en MEDLINE y en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Accidentes Cerebrales Vasculares (Cochrane Stroke Group) (última búsqueda: diciembre 1999) y realizaron la búsqueda manual en ocho revistas de cirugía y resúmenes de conferencias. Se estableció contacto con investigadores para identificar otros estudios publicados o no.

Criterios de selección: 

en esta revisión se examinaron todos los ensayos aleatorios en los que se comparó la eversión con la técnica convencional, en pacientes a los que se les realizó la endarterectomía de la carótida. Los resultados medidos fueron: ACV y muerte, reestenosis de la carótida/oclusión y complicaciones locales.

Obtención y análisis de los datos: 

dos revisores, de forma independiente, recogieron los datos para establecer la elegibilidad de los ensayos y para describir sus características y un revisor recogió los datos para el metanálisis. Las discrepancias se resolvieron por discusión. Se consiguieron datos no publicados con los investigadores, cuando fue posible.

Resultados principales: 

se incluyeron cinco ensayos que comprendían un total de 2465 pacientes y 2590 arterias. Tres ensayos incluían endarterectomías bilaterales de la carótida. En un ensayo, las arterias, no los pacientes, fueron asignadas al azar, por lo que no estuvo claro cuantos pacientes habían sido asignados al azar en cada grupo, es por ello que la información sobre el riesgo de ACV y muerte de este estudio se consideró en un análisis separado.

No hubo diferencias significativas en la tasa de ACV y/o muerte perioperatorias (1.7% vsvs 2.6%, [OR] 0.44, Intervalo de confianza(IC) del 95%: 0.10-1.82) y de ACV durante el seguimiento (1.4% 1.7%, OR: 0.84, IC del 95%: 0.43-1.64) entre la eversión y la técnica convencional de EC.

La EC con eversión se asoció a una tasa significativamente menor de reestenosis >50% durante el seguimiento (2.5% vs 5.2%, OR:0.48, IC del 95%:0.32-0.72). No obstante, no hubo pruebas de que la técnica de eversión para la EC estuviera asociada a una tasa menor de complicaciones neurológicas cuando se comparó con la técnica convencional.

No hubo diferencias estadísticamente significativas en las complicaciones locales entre los grupos de eversión y convencional. No hubo información disponible para definir la relación costo beneficio de la EC con eversión.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save