Soporte lumbar para la prevención y el tratamiento del dolor lumbar

Soportes lumbares para la prevención y el tratamiento del dolor lumbar

Los soportes lumbares (también llamados refuerzos o corsés) se utilizan en la prevención y el tratamiento del dolor lumbar. Esta revisión es importante porque el dolor lumbar es un trastorno muy frecuente. La prevención y el tratamiento son importantes, tanto para las personas con dolor lumbar como para la sociedad en general, que debe afrontar el gasto del tratamiento y la licencia por enfermedad debido al dolor lumbar.

En esta revisión, se incluyeron siete estudios sobre prevención (14 437 personas) y ocho estudios sobre tratamiento (1361 personas).

Prevención:
Había poca o ninguna diferencia entre los individuos con dolor lumbar que utilizaron soportes lumbares y los del grupo de ningún tratamiento (cinco estudios, 13 995 personas), o los que recibieron educación sobre técnicas de levantamiento (dos estudios, 954 personas) en la prevención del dolor lumbar o la reducción de la licencia por enfermedad.

En un estudio (82 personas), los soportes lumbares más escuela de espalda (educación del paciente acerca de la recuperación del dolor lumbar) fueron útiles para reducir el número de días de licencia por enfermedad, pero no para prevenir el dolor lumbar. Los soportes lumbares más atención médica habitual redujeron el número de días de dolor lumbar y mejoraron la función, pero no redujeron la licencia por enfermedad (un estudio, 360 personas).

Tratamiento:
En cuatro estudios (1170 personas), había poca o ninguna diferencia entre los pacientes con dolor lumbar agudo o crónico que utilizaron soportes lumbares y los del grupo de ningún tratamiento en la reducción del dolor a corto plazo o la mejoría general.

Existen pruebas contradictorias (dos estudios, 550 personas) acerca de si los soportes lumbares son mejores que ningún tratamiento para ayudar a que los pacientes con dolor lumbar regresen más rápido al trabajo; sin embargo, en tres estudios (410 pacientes), fueron mejores que ningún tratamiento para ayudar a los individuos con dolor lumbar subagudo y crónico a recuperar la función a corto plazo.

En tres estudios (954 personas), había poca o ninguna diferencia en la reducción del dolor a corto plazo, la mejoría general y el regreso al trabajo entre los participantes que utilizaron soporte lumbar y los que recibieron manipulación, fisioterapia o estimulación eléctrica. Un estudio (164 personas) informó resultados mixtos acerca de si los soportes lumbares mejoran la función en mayor medida que los masajes y, en otro estudio (19 personas), el uso de un corsé lumbar con soporte lumbar fue más eficaz para reducir el dolor a corto plazo que un corsé solo.

Las conclusiones de esta revisión deben analizarse con cuidado debido a la mala calidad de muchos de los estudios. En el futuro, los investigadores deben informar los efectos secundarios del uso de soportes lumbares y medir la cantidad de horas por día en las que realmente se utilizan los soportes.

Conclusiones de los autores: 

Hay pruebas moderadas de que los soportes lumbares no son más eficaces que ninguna intervención o entrenamiento en la prevención del dolor lumbar y pruebas contradictorias sobre si son complementos eficaces de otras intervenciones preventivas. No puede precisarse aún si los soportes lumbares son más eficaces que ninguna intervención u otras intervenciones para tratar el dolor lumbar.

Se necesitan ensayos aleatorios de alta calidad sobre la efectividad de los soportes lumbares. Uno de los temas más esenciales para abordar en estos ensayos futuros parece ser la realización de un cumplimiento adecuado. Se debe prestar especial atención a diferentes medidas de resultado, tipos de pacientes y tipos de soporte lumbar.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los soportes lumbares se utilizan en el tratamiento de los pacientes con dolor lumbar, para prevenir la aparición del dolor lumbar (prevención primaria) o para prevenir las recurrencias de un episodio de dolor lumbar (prevención secundaria).

Objetivos: 

Evaluar los efectos de los soportes lumbares para la prevención y el tratamiento del dolor lumbar inespecífico.

Estrategia de búsqueda (: 

La búsqueda en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL), PubMed, EMBASE, y CINAHL se actualizó a diciembre de 2006. También se verificaron las referencias proporcionadas en revisiones relevantes y ensayos identificados, y se estableció contacto con expertos para identificar ECA adicionales.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios que informaron sobre cualquier tipo de soporte lumbar como intervención preventiva o terapéutica para el dolor lumbar inespecífico.

Obtención y análisis de los datos: 

Un revisor generó la búsqueda electrónica. Dos autores de la revisión identificaron de forma independiente ensayos que cumplieron con los criterios de inclusión. Un revisor extrajo datos sobre la población de estudio, intervenciones y resultados finales. Dos revisores evaluaron de forma independiente la calidad metodológica y la importancia clínica.

Como no fue posible realizar un análisis cuantitativo, se realizó un análisis cualitativo en el cual las pruebas sobre la efectividad de los soportes lumbares se clasificaron como fuertes, moderadas, limitadas, contradictorias o faltantes.

Resultados principales

Siete estudios preventivos (14 437 personas) y ocho estudios de tratamiento (1361 personas) se incluyeron en esta revisión actualizada. En general, la calidad metodológica de los estudios fue baja. Sólo cinco de los 15 estudios reunieron el 50% o más de los ítems de validez interna.

Había pruebas moderadas de que los soportes lumbares no son más eficaces que ninguna intervención o entrenamiento en la prevención del dolor lumbar y pruebas contradictorias sobre si los soportes lumbares son complementos eficaces de otras intervenciones preventivas. Todavía no está claro si los soportes lumbares son más eficaces que ninguna intervención u otras intervenciones para el tratamiento del dolor lumbar.

Conclusiones de los autores

Hay pruebas moderadas de que los soportes lumbares no son más eficaces que ninguna intervención o entrenamiento en la prevención del dolor lumbar y pruebas contradictorias sobre si son complementos eficaces de otras intervenciones preventivas. No puede precisarse aún si los soportes lumbares son más eficaces que ninguna intervención u otras intervenciones para tratar el dolor lumbar.

Se necesitan ensayos aleatorios de alta calidad sobre la efectividad de los soportes lumbares. Uno de los temas más esenciales para abordar en estos ensayos futuros parece ser la realización de un cumplimiento adecuado. Se debe prestar especial atención a diferentes medidas de resultado, tipos de pacientes y tipos de soporte lumbar.

Esta revisión debería citarse como:van Duijvenbode ICD, Jellema P, van Poppel MNM, van Tulder MWLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Siete estudios preventivos (14 437 personas) y ocho estudios de tratamiento (1361 personas) se incluyeron en esta revisión actualizada. En general, la calidad metodológica de los estudios fue baja. Sólo cinco de los 15 estudios reunieron el 50% o más de los ítems de validez interna.

Había pruebas moderadas de que los soportes lumbares no son más eficaces que ninguna intervención o entrenamiento en la prevención del dolor lumbar y pruebas contradictorias sobre si los soportes lumbares son complementos eficaces de otras intervenciones preventivas. Todavía no está claro si los soportes lumbares son más eficaces que ninguna intervención u otras intervenciones para el tratamiento del dolor lumbar.

Tools
Information
Share/Save