Alimentación láctea nasogástrica continua versus alimentación láctea en bolos intermitentes para recién nacidos prematuros con menos de 1500 gramos

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Sinopsis pendiente.

Conclusiones de los autores: 

Los recién nacidos alimentados por el método de alimentación continua por sonda necesitaron más tiempo para alcanzar la alimentación total, pero no hubo diferencias significativas en cuanto al crecimiento somático, días para el alta o la incidencia de ECN en los recién nacidos con alimentación continua por sonda versus bolos intermitentes. Los pequeños tamaños de muestra, las limitaciones metodológicas y los resultados contradictorios de los estudios realizados hasta la fecha, junto con las inconsistencias en el control de variables que pueden afectar los resultados, dificulta hacer recomendaciones universales con respecto al mejor método de alimentación por sonda para recién nacidos prematuros de menos de 1500 gramos. A partir de la limitada información disponible de los ensayos aleatorios realizados hasta la fecha, no se pueden determinar los beneficios y los riesgos clínicos de la alimentación láctea continua versus intermitente por sonda nasogástrica.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La mayoría de los recién nacidos prematuros con menos de 1500 gramos de peso al nacer tiene que alimentarse inicialmente mediante sonda, debido a su incapacidad para succionar de forma efectiva o coordinar la succión, la deglución y la respiración. La alimentación láctea se puede administrar mediante sonda de forma intermitente, habitualmente durante 10 a 20 minutos cada dos o tres horas o de forma continua, mediante una bomba de infusión. Aunque se han propuesto beneficios y riesgo teóricos para cada método, los efectos sobre resultados importantes desde el punto de vista clínico son inciertos.

Objetivos: 

Analizar las pruebas provenientes de ensayos aleatorios con respecto a la efectividad de la alimentación láctea nasogástrica continua versus bolos intermitentes en recién nacidos prematuros de menos de 1500 gramos. Los resultados primarios revisados incluyeron tolerancia alimentaria, días para alcanzar la alimentación enteral total, crecimiento somático, días para el alta e incidencia de enterocolitis necrotizante (ECN).

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en MEDLINE, CINAHL y HealthSTAR, cada una hasta febrero 2002, y en el Registro Cochrane de Ensayos Controlados (La Cochrane Library, Número 1, 2002). Asimismo, se recuperaron los estudios identificados a partir de los resúmenes y actas de congresos y las referencias de publicaciones pertinentes.

Criterios de selección: 

Ensayos clínicos aleatorios y cuasialeatorios que cumplieron con los siguientes criterios pertinentes:
a) Reclutamiento de recién nacidos con < 1500 gramos de peso al nacer sin anomalías congénitas importantes que pudieran interferir con la tolerancia alimentaria
b) Comparación de alimentación continua por sonda nasogástrica versus bolos intermitentes con leche materna o fórmula
c) Evaluación de resultados pertinentes, incluida tolerancia alimentaria, días para alcanzar la alimentación total, crecimiento somático, días para el alta y complicaciones como ECN o apnea

Obtención y análisis de los datos: 

Todos los artículos recuperados con la búsqueda completa fueron evaluados de forma independiente por dos revisores para su relevancia (ver criterios de selección) y para calidad metodológica mediante los siguientes criterios: cegamiento de la asignación al azar, cegamiento de la intervención, integridad del seguimiento y cegamiento de la medida de resultado. Solamente se incluyeron en el análisis los artículos que ambos revisores consideraron pertinentes y que tenían una calidad metodológica apropiada. Las diferencias se resolvieron mediante discusión y consenso de los revisores.

Resultados principales: 

Los recién nacidos alimentados por el método alimentación continua por sonda tardaron más en alcanzar la alimentación enteral total (diferencia de medias ponderada 3,0 días; IC del 95% 0,7; 5,2). Aunque no hubo pruebas de diferencias en los días para el alta, un estudio sugirió una tendencia hacia un alta más precoz para los recién nacidos de menos de 1000 gramos de peso al nacer que se alimentaron mediante el método de alimentación continua por sonda (diferencia de medias (DM) -11 días; IC del 95%: -21,8; -0,2). En general, no hubo pruebas de diferencias en cuanto al crecimiento somático (peso, talla, perímetro cefálico o pliegue cutáneo) entre los dos grupos, pero los análisis de subgrupos en un estudio sugirieron que los recién nacidos de menos de 1000 gramos y entre 1000 y 1250 gramos de peso al nacer aumentaron de peso con más rapidez cuando se alimentaron con el método de alimentación continua por sonda (DM 2,0 g/día; IC del 95%: 0,5 a 3,5; DM 2,0 g/día; IC del 95%: 0,2 a 3,8; respectivamente). No hubo pruebas de diferencias en la incidencia de ECN. Un estudio mostró una tendencia hacia más apnea durante el período de estudio en recién nacidos alimentados mediante el método continuo por sonda (DM 14,0 apneas durante el período de estudio; IC del 95%: -0,2; 28,2).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save