¿Las intervenciones para los padres y las personas que cuidan a los niños reducen la exposición de los niños al humo del tabaco?

Antecedentes

Los niños expuestos al humo del cigarrillo (humo de tabaco en el ambiente) presentan un riesgo mayor de problemas pulmonares, infecciones y complicaciones graves incluido el síndrome de muerte súbita del neonato. La prevención de la exposición al humo del cigarrillo en la lactancia y la niñez puede mejorar significativamente la salud de los niños en todo el mundo. El hábito de fumar en los padres es una fuente común de exposición a cigarrillos para los niños. Los niños mayores también están en riesgo de exposición al humo de cigarrillo en ámbitos educacionales o de atención infantil.

Características de los estudios

Se hicieron búsquedas de investigación relevante en seis bases de datos. Esta es una actualización de una revisión publicada previamente, y la fecha de la búsqueda más reciente fue febrero de 2017. Se hallaron 78 estudios sobre el efecto de las intervenciones dirigidas a la familia y a los cuidadores para reducir la exposición de los niños al humo del tabaco. Estos estudios incluyeron a padres y otros miembros de la familia, trabajadores de la atención infantil y profesores relacionados con la atención y la educación de neonatos y niños pequeños (del nacimiento a los 12 años de edad) y utilizó varias intervenciones, incluidos diferentes tipos de orientación, asesoramiento breve y materiales educativos.

Resultados clave

Sólo 26 estudios informaron que una intervención fue exitosa para reducir la exposición de los niños al humo del tabaco. Estos estudios utilizaron un amplio rango de intervenciones. Nueve estudios usaron métodos de asesoramiento más intensivos o entrevistas motivacionales, pero en otros estudios este tipo de intervenciones no fueron efectivas. De los 52 estudios que no revelaron una reducción significativa de la exposición de los niños al humo del tabaco, 19 usaron métodos de asesoramiento más intensivos o entrevistas motivacionales. Un estudio redujo con éxito los síntomas del asma en niños mediante el uso de entrevistas motivacionales. Esta revisión no muestra si alguna intervención en particular redujo el hábito de fumar en los padres y la exposición de los niños al humo de forma más efectiva que otras.

Calidad de la evidencia

La calidad de la evidencia varió de baja a muy baja. Los estudios futuros deben tener como objetivo proporcionar evidencia de mayor calidad abordando los problemas de diseño de los estudios, incluyendo más participantes, y describiendo las intervenciones con más detalle.

Conclusiones de los autores: 

Se ha mostrado que una minoría de intervenciones reduce la exposición de los niños al humo de tabaco ambiental y mejoran la salud de los niños, pero las características que diferencian las intervenciones efectivas de las que carecen de pruebas claras de efectividad siguen siendo poco claras. Se consideró que la evidencia eran de calidad baja o muy baja, ya que muchos de los ensayos tienen un alto riesgo de sesgo, son pequeños y tienen un poder estadístico insuficiente, con intervenciones y poblaciones heterogéneas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La exposición de niños al humo del tabaco de otras personas (humo de tabaco en el ambiente, o HTA) se asocia con una variedad de resultados de salud adversos para los niños. El hábito de fumar en los padres es una fuente común de exposición de los niños al HTA. Los niños mayores en ámbitos académicos o de educación infantil también están en riesgo de exposición al HTA. La prevención de la exposición al HTA durante la infancia tiene un potencial significativo para mejorar la salud de los niños en todo el mundo.

Objetivos: 

Determinar la efectividad de las intervenciones diseñadas para reducir la exposición de los niños al humo del tabaco ambiental o HTA.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Adicción al Tabaco y se llevaron a cabo búsquedas adicionales en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL), MEDLINE, PsycINFO, Embase, el Cumulative Index to Nursing and Allied Health Literature (CINAHL), el Education Resource Information Center (ERIC), y The Social Science Citation Index & Science Citation Index (Web of Knowledge). La búsqueda más reciente se hizo en febrero de 2017.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados, con o sin asignación aleatoria, con participantes (padres y otros miembros de la familia, trabajadores de la atención infantil y profesores) relacionados con la atención y la educación de neonatos y niños pequeños (desde el nacimiento a los 12 años de edad). Se incluyeron todos los mecanismos para la reducción de la exposición de los niños al HTA, y los programas de prevención, cese, y control del hábito de fumar. Los mismos incluyen promoción de la salud, terapias socio-conductuales, tecnología, educación e intervenciones clínicas.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión de forma independiente evaluaron los estudios y extrajeron los datos. Debido a la heterogeneidad de las metodologías y las medidas de resultado, no fue posible agrupar los resultados y en su lugar se sintetizaron de forma narrativa.

Resultados principales: 

Setenta y ocho estudios cumplieron con los criterios de inclusión y se consideró que toda la evidencia fue de calidad baja o muy baja según la evaluación con GRADE. Nueve estudios se consideraron de bajo riesgo de sesgo, 35 estudios se consideraron de riesgo general de sesgo incierto y 34 estudios se consideraron de riesgo de sesgo alto. Veintiuna intervenciones se dirigieron a poblaciones o ámbitos comunitarios, 27 estudios se realizaron en ámbitos de asistencia sanitaria de “niños sanos” y 26 en ámbitos de asistencia sanitaria de “niños enfermos”. Dos estudios adicionales realizados en consultorios pediátricos no aclararon si las consultas se realizaron con niños sanos o enfermos, y otro incluyó consultas de niños tanto sanos como enfermos. Cuarenta y cinco estudios se realizaron en Norteamérica, 22 en otros países de ingresos altos y 11 estudios en países de ingresos bajos o medios. Solo 26 de los 78 estudios informaron de un efecto de la intervención beneficioso para la reducción de la exposición de los niños al HTA, 24 de los cuales fueron estadísticamente significativos. De estos 24 estudios, 13 usaron medidas objetivas de la exposición de los niños al HTA. No fue posible identificar qué hizo que estos programas fueran efectivos. Los estudios que mostraron un efecto significativo utilizaron una variedad de intervenciones: nueve utilizaron asesoramiento en persona o entrevistas motivacionales; otro estudio utilizó asesoramiento telefónico y otro utilizó una combinación de asesoramiento en persona y telefónico; tres utilizaron intervenciones basadas en asesoramiento de varios componentes; dos utilizaron intervenciones educativas de varios componentes; uno utilizó una estrategia escolar; cuatro utilizaron intervenciones educativas, incluida una que utilizó libros ilustrados; uno utilizó una intervención para el abandono del hábito de fumar; uno utilizó una intervención breve; y otro no describió la intervención. De los 52 estudios que no revelaron una reducción significativa de la exposición al HTA, 19 usaron enfoques de asesoramiento más intensivos, incluyendo entrevistas motivacionales, educación, orientación y asesoramiento breve para dejar de fumar. Otras intervenciones consistieron en asesoramiento breve (10 estudios), retroalimentación de una medida biológica de la exposición de los niños al HTA (seis estudios), terapia de reemplazo de nicotina (dos estudios), retroalimentación de la cotinina materna (un estudio), evaluación de riesgos computarizada (un estudio), apoyo telefónico para el abandono del hábito de fumar (dos estudios), visitas domiciliarias educativas (ocho estudios), sesiones de grupo (un estudio), materiales educativos (tres estudios) y promoción de la política y la salud en las escuelas (un estudio). Algunos estudios emplearon más de una intervención. En 35 de los 78 estudios, hubo una reducción de la exposición al HTA para los niños, de forma independiente a la asignación a los grupos de intervención y de comparación. Un estudio no procuró reducir la exposición al humo del tabaco en los niños, sino que intentó reducir los síntomas de asma, y encontró una reducción significativa de los síntomas en el grupo expuesto a entrevistas motivacionales. Se encontraron pocas pruebas de diferencias en la efectividad de las intervenciones entre los ámbitos con neonatos sanos, con niños con enfermedades respiratorias, y con niños con otras enfermedades como contextos para las intervenciones de abandono del hábito de fumar en los padres.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save