Toxina botulínica A para el tratamiento de la espasticidad de las extremidades inferiores en la parálisis cerebral

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.
Conclusiones de los autores: 

Esta revisión sistemática no reveló pruebas controladas sólidas que apoyen o refuten el uso de la TbA para el tratamiento de la espasticidad de las piernas en la parálisis cerebral.

Los ensayos controlados aleatorios en curso tienen probabilidades de proporcionar datos útiles sobre los efectos a corto plazo de la TbA para la espasticidad de las piernas.

La investigación futura también debe evaluar el uso de TbA a más largo plazo. En condiciones ideales los estudios deben ser pragmáticos en su enfoque hacia la dosis y la distribución de la toxina para que se reflejen en la práctica. Las medidas de resultado que evalúan la función y la discapacidad podrían suministrar la información más útil.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 
Objetivos: 

Determinar si la toxina botulínica (TbA) es un tratamiento efectivo y seguro para la espasticidad de las extremidades inferiores en niños con parálisis cerebral. Los resultados funcionales son de interés particular.

Estrategia de búsqueda (: 

Se identificaron estudios para la inclusión en la revisión mediante el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Trastornos del Movimiento (Cochrane Movement Disorders Group), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials), MEDLINE, las bases de datos de compañías farmacéuticas, el contacto con otros investigadores en el tema y las listas de referencias de los documentos encontrados mediante las estrategias de búsqueda anteriores.

Criterios de selección: 

Los estudios se consideraron elegibles para la inclusión en la revisión si evaluaron la eficacia de la TbA para el tratamiento de la espasticidad de las piernas en niños con parálisis cerebral. Estos debían asignar al azar e incluir un grupo control simultáneo que reciba otra intervención.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores independientes utilizaron un formulario para recopilar datos de los estudios incluidos mediante la utilización de extracción doble. Cada uno de los revisores evaluó cada ensayo respecto de la validez interna.

El metanálisis no fue posible porque los resultados se presentaron en una forma incompatible. Se calculó un odds-ratio de Peto cuando fue apropiado, de no ser así se compiló un resumen descriptivo de los resultados de los estudios individuales.

Resultados principales

Se encontraron tres estudios elegibles cada uno con escasos números de sujetos. Estos eran a corto plazo, utilizaron sesiones de inyección única con seguimiento de entre 4 y 26 semanas.

Un estudio (Koman), de 12 niños ambulatorios, comparó la TbA con una inyección de un placebo y encontró mejorías no significativas en la marcha en el grupo de TbA en comparación con el grupo de placebo.

Dos estudios (Corry, Flett) compararon la TbA con el uso de yeso. Cada uno incluyó 20 niños ambulatorios y encontró mejorías en la marcha, el rango de movimiento de los tobillos y el tono muscular en los grupos de TbA y de yeso. Sin embargo, no se encontraron diferencias significativas entre los grupos en los ensayos. Uno de estos ensayos (Flett) también evaluó la función motora mediante la gross motor function measure (GMFM) (medida de función motora general) (Russell, 1989) y encontró mejorías significativas en cada grupo en comparación con el valor inicial pero no hubo diferencias significativas entre los grupos. El otro ensayo (Corry) realizó el análisis de marcha 3D en aquellos niños capaces de cooperar. Se encontró que la flexión plantar máxima y la dorsiflexión máxima durante la marcha eran significativamente mayores en el grupo de TbA en comparación con el grupo de yeso. En todas las otras dimensiones no se encontraron diferencias significativas entre los grupos tratados.

Conclusiones de los autores

Esta revisión sistemática no reveló pruebas controladas sólidas que apoyen o refuten el uso de la TbA para el tratamiento de la espasticidad de las piernas en la parálisis cerebral.

Los ensayos controlados aleatorios en curso tienen probabilidades de proporcionar datos útiles sobre los efectos a corto plazo de la TbA para la espasticidad de las piernas.

La investigación futura también debe evaluar el uso de TbA a más largo plazo. En condiciones ideales los estudios deben ser pragmáticos en su enfoque hacia la dosis y la distribución de la toxina para que se reflejen en la práctica. Las medidas de resultado que evalúan la función y la discapacidad podrían suministrar la información más útil.

Esta revisión debería citarse como:Ade-Hall RA, Moore APLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se encontraron tres estudios elegibles cada uno con escasos números de sujetos. Estos eran a corto plazo, utilizaron sesiones de inyección única con seguimiento de entre 4 y 26 semanas.

Un estudio (Koman), de 12 niños ambulatorios, comparó la TbA con una inyección de un placebo y encontró mejorías no significativas en la marcha en el grupo de TbA en comparación con el grupo de placebo.

Dos estudios (Corry, Flett) compararon la TbA con el uso de yeso. Cada uno incluyó 20 niños ambulatorios y encontró mejorías en la marcha, el rango de movimiento de los tobillos y el tono muscular en los grupos de TbA y de yeso. Sin embargo, no se encontraron diferencias significativas entre los grupos en los ensayos. Uno de estos ensayos (Flett) también evaluó la función motora mediante la gross motor function measure (GMFM) (medida de función motora general) (Russell, 1989) y encontró mejorías significativas en cada grupo en comparación con el valor inicial pero no hubo diferencias significativas entre los grupos. El otro ensayo (Corry) realizó el análisis de marcha 3D en aquellos niños capaces de cooperar. Se encontró que la flexión plantar máxima y la dorsiflexión máxima durante la marcha eran significativamente mayores en el grupo de TbA en comparación con el grupo de yeso. En todas las otras dimensiones no se encontraron diferencias significativas entre los grupos tratados.

Share/Save