Fármacos antivirales amantadina y rimantadina para la prevención y el tratamiento de los síntomas de la influenza A en adultos

Los fármacos amantadina y rimantadina pueden ayudar a prevenir y aliviar los síntomas de la influenza A en los adultos, pero la amantadina tiene más efectos adversos.

La influenza puede ser causada por muchos virus diferentes. Un tipo es la influenza A, con dolores de cabeza, tos y secreciones nasales que pueden durar muchos días y provocar enfermedades graves como la neumonía. La amantadina y la rimantadina son fármacos antivíricos. La revisión de los ensayos encontró que ambos fármacos son igualmente útiles para aliviar los síntomas de la influenza A en adultos, pero sólo cuando existe una alta probabilidad de que la causa de la influenza sea la influenza A (una epidemia conocida, por ejemplo). Es probable que ninguno de los dos fármacos interrumpa la propagación de la influenza A y, mediante el tratamiento de los síntomas, puede favorecer la propagación del virus en la comunidad por parte de los pacientes que se sienten mejor, pero que siguen siendo infecciosos. La resistencia de los virus de la influenza a la amantadina es un grave problema mundial, como lo demuestran estudios recientes. Ambos fármacos poseen efectos adversos gastrointestinales (del estómago y los intestinos), pero la amantadina también puede provocar graves efectos en el sistema nervioso. Sólo deben utilizarse en caso de emergencia cuando todas las demás medidas fracasen.

Conclusiones de los autores: 

La amantadina y la rimantadina tienen una eficacia y efectividad comparables para aliviar o tratar los síntomas de la influenza A en adultos sanos, aunque la rimantadina induce menos efectos adversos que la amantadina. La efectividad de ambos fármacos para interrumpir la transmisión es probablemente baja. La resistencia de los virus de la influenza a la amantadina es un grave problema mundial, como lo demuestran las recientes vigilancias virológicas. Ambos fármacos poseen efectos adversos gastrointestinales (del estómago y los intestinos), pero la amantadina también puede provocar graves efectos en el sistema nervioso. Sólo deben utilizarse en caso de emergencia cuando todas las demás medidas fracasen.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El clorhidrato de amantadina (amantadina) y el clorhidrato de rimantadina (rimantadina) tienen propiedades antivirales, pero no se utilizan ampliamente debido a la falta de conocimiento de su valor potencial y a las preocupaciones sobre posibles efectos adversos.

Esta revisión se publicó por primera vez en 1999 y se actualizó por cuarta vez en abril de 2008.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión fue evaluar la eficacia, la efectividad y la seguridad ("efectos") de la amantadina y la rimantadina en adultos sanos.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (The Cochrane Library 2008, número 1), MEDLINE (1966 hasta abril, semana 4, 2008), EMBASE (1990 hasta abril 2008) y en las listas de referencias de los artículos.

Criterios de selección: 

Estudios aleatorizados y cuasialeatorizados que comparen la amantadina y/o la rimantadina con el placebo, la medicación de control o ninguna intervención, o que comparen dosis o programas de amantadina y/o rimantadina en adultos sanos.

Obtención y análisis de los datos: 

En los ensayos de profilaxis (prevención), se analizó el número de participantes con influenza clínica (enfermedad similar a la influenza o ILI) o con influenza A confirmada y efectos adversos. El análisis para los ensayos de tratamiento fue de la duración media de la fiebre, la duración de la estancia en el hospital y los efectos adversos.

Resultados principales: 

La amantadina previno el 25% de los casos de ETI (intervalo de confianza [IC] del 95%: 13% a 36%) y el 61% de los casos de influenza A (IC del 95%: 35% a 76%). La amantadina redujo la duración de la fiebre en un día (IC del 95%: 0,7 a 1,2). La rimantadina demostró una efectividad comparable, pero hubo menos ensayos y los resultados de la profilaxis no fueron estadísticamente significativos. Tanto la amantadina como la rimantadina indujeron importantes efectos adversos gastrointestinales (GI). Los efectos adversos en el sistema nervioso central y los retiros de los estudios resultaron significativamente más frecuentes con la amantadina que con la rimantadina. Ninguno de los dos fármacos afectaba a la tasa de eliminación del virus de la nariz o a la evolución de la influenza asintomática.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save