Alendronato para la prevención primaria y secundaria de las fracturas osteoporóticas en mujeres posmenopáusicas

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Este resumen de la revisión Cochrane presenta lo que se conoce acerca de la investigación sobre el efecto del alendronato en la prevención de fracturas (huesos quebrados) causadas por osteoporosis.

En las mujeres que ya fueron diagnosticadas con densidad ósea baja con riesgo de fractura, o que ya sufrieron una fractura de los huesos de la columna vertebral, el alendronato:

puede prevenir las fracturas de la columna, la cadera o la muñeca, o los huesos que no sean de la columna.

En las mujeres con densidad ósea cerca del valor normal, o que no tuvieron fractura de los huesos de la columna, el alendronato:

- probablemente previene las fracturas de la columna

- probablemente no supone ninguna diferencia en las fracturas de cadera, muñeca o los huesos que no sean de la columna.

A menudo, no se cuenta con información precisa acerca de los efectos secundarios y las complicaciones. Lo anterior es particularmente cierto con los efectos secundarios poco frecuentes pero graves. Los efectos secundarios pueden ser problemas digestivos como lesión en la garganta, el esófago y el estómago y, con menor frecuencia, disminución del suministro de sangre al hueso mandibular, lo que causa la destrucción del tejido óseo.

¿Qué es la osteoporosis y qué es el alendronato?
El hueso es una parte viva, creciente del cuerpo. A lo largo de la vida, crecen nuevas células óseas y las células óseas viejas se descomponen para dar lugar al hueso nuevo, más fuerte. Cuando se presenta osteoporosis, el hueso viejo se descompone más rápido de lo que el hueso nuevo puede reemplazarlo. Mientras este proceso ocurre, los huesos pierden minerales (como el calcio). Este hecho hace los huesos más débiles y más propensos a romperse incluso después de una lesión menor, como un pequeño tumbo o caída. Las mujeres tienen más probabilidades de desarrollar osteoporosis después de la menopausia.

El alendronato pertenece a la clase de fármacos llamados bifosfonatos. Es un tipo de medicación que desacelera las células que descomponen el hueso viejo.

La mejor estimación de lo que le ocurre a las mujeres a las que se les haya diagnosticado una baja densidad ósea o que hayan presentado una fractura en los huesos de la columna:

Fractura de la columna

              - 12 de cada 100 mujeres presentaron una fractura mientras recibían placebo

              - seis de cada 100 mujeres presentaron una fractura mientras recibían alendronato

Fractura en la cadera o muñeca

               - dos de cada 100 mujeres presentaron una fractura mientras recibían placebo

               - una de cada 100 mujeres presentó una fractura mientras recibía alendronato

Fracturas en otros huesos diferentes de la columna

               - nueve de cada 100 mujeres presentaron una fractura mientras recibían placebo

               - siete de cada 100 mujeres presentaron una fractura mientras recibían alendronato

La mejor estimación de lo que le ocurre a las mujeres con una densidad ósea cercana al valor normal o que aún no han presentado fractura de los huesos de la columna:

Fractura de la columna

                - tres de cada 100 mujeres presentaron una fractura mientras recibían placebo

                - una de cada 100 mujeres presentó una fractura mientras recibía alendronato

Fracturas en otros huesos diferentes de la columna:

                 - una de cada 100 mujeres presentó una fractura de cadera mientras recibía placebo

                 - una de cada 100 mujeres presentó una fractura de cadera mientras recibía alendronato

               - tres de cada 100 mujeres presentaron una fractura de muñeca mientras recibían placebo

                 - cuatro de cada 100 mujeres presentaron una fractura de muñeca mientras recibían alendronato

 

                - 13 de cada 100 mujeres presentaron una fractura en otro lugar diferente de la columna mientras recibían placebo

                 - 12 de cada 100 mujeres presentaron una fractura en otro lugar diferente de la columna mientras recibían alendronato

Conclusiones de los autores: 

Con la dosis de 10 mg, se observaron reducciones clínica y estadísticamente significativas en las fracturas vertebrales, no vertebrales, de cadera y de muñeca para la prevención secundaria (pruebas de nivel oro, www.cochranemsk.org). No se encontraron resultados estadísticamente significativos para la prevención primaria, con la excepción de las fracturas vertebrales, para las que la reducción fue clínicamente importante (pruebas de nivel oro).

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La osteoporosis es una reducción anormal de la masa ósea y un deterioro óseo que genera un mayor riesgo de fracturas. El alendronato pertenece a la clase de fármacos de los bifosfonatos, que inhiben la resorción ósea al interferir con la actividad de los osteoclastos.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia del alendronato en la prevención primaria y secundaria de las fracturas osteoporóticas en las mujeres posmenopáusicas.

Estrategia de búsqueda (: 

Se efectuaron búsquedas en CENTRAL, MEDLINE y EMBASE en busca de ensayos controlados con asignación aleatoria pertinentes publicados entre 1966 y 2007.

Criterios de selección: 

Las mujeres que recibieron alendronato durante al menos un año, para la osteoporosis posmenopáusica, se compararon con aquellas que recibieron placebo y/o tratamiento concomitante con calcio/vitamina D. La medida de resultado fue la incidencia de fracturas.

Obtención y análisis de los datos: 

Se realizó la selección de estudios y la extracción de datos por duplicado. Se realizó un metanálisis de los resultados de fractura con los riesgos relativos y un cambio relativo > 15% se consideró clínicamente importante. Se evaluó la calidad del estudio a través del informe de ocultación de la asignación, el cegamiento y los retiros.

Resultados principales: 

Se incluyeron en la revisión 11 ensayos que involucraban a 12 068 mujeres.

Las reducciones del riesgo relativo (RRR) y las reducciones del riesgo absoluto (RRA) para la dosis de 10 mg fueron las siguientes. Para las fracturas vertebrales, hubo una RRR significativa del 45% (RR 0,55; IC del 95%: 0,45 a 0,67). Este resultado fue significativo tanto para la prevención primaria, con una RRR del 45% (RR 0,55; IC del 95%: 0,38 a 0,80) y una RRA del 2%, como para la prevención secundaria con una RRR del 45% (RR 0,55; IC del 95%: 0,43 a 0,69) y una RRA del 6%. Para las fracturas no vertebrales, hubo una RRR significativa del 16% (RR 0,84; IC del 95%: 0,74 a 0,94). Este resultado fue significativo para prevención secundaria, con una RRR del 23% (RR 0,77; IC del 95%: 0,64 a 0,92) y una RRA del 2%, pero no para la prevención primaria (RR 0,89; IC del 95%: 0,76 a 1,04). Hubo una RRR del 40% en las fracturas de cadera (RR 0,60; IC del 95%: 0,40 a 0,92), pero sólo la prevención secundaria fue significativa con una RRR del 53% (RR 0,47; IC del 95%: 0,26 a 0,85) y una RRA del 1%. Sólo hubo significación para la fractura de muñeca en la prevención secundaria, con una RRR del 50% (RR 0,50; IC del 95%: 0,34 a 0,73) y una RRA del 2%.

Para los eventos adversos, no hubo diferencias estadísticamente significativas en ningún estudio incluido. Sin embargo, los datos observacionales plantean inquietudes con respecto al riesgo potencial de lesión gastrointestinal superior y, con menos frecuencia, osteonecrosis mandibular.

Share/Save