Tratamiento moderadamente temprano (siete a 14 días desde el nacimiento) con corticosteroides para prevenir la enfermedad pulmonar crónica en recién nacidos prematuros

La administración moderadamente temprana de esteroides reduce la enfermedad pulmonar crónica en los recién nacidos prematuros y también podría mejorar la supervivencia a los 28 días, pero hay efectos adversos importantes a corto plazo. La enfermedad pulmonar crónica (EPC) suele ser causada por una inflamación persistente del pulmón. Los medicamentos esteroideos han sido efectivos para mejorar la función pulmonar, pero su administración temprana se asocia con un aumento de los efectos adversos (ver la revisión previa sobre el tratamiento temprano). La revisión de los ensayos encontró que la administración moderadamente temprana de corticosteroides posnatales (que se comienza de los siete a los 14 días) reduce el riesgo de desarrollar EPC, pero no hay evidencia fiable acerca de los efectos a largo plazo. Hay evidencia limitada sobre los posibles efectos perjudiciales a largo plazo. Los efectos adversos a corto plazo incluyen elevación de la presión sanguínea, infección y un exceso de glucosa en sangre en estos recién nacidos prematuros. Se necesitan más estudios de investigación. La administración de esteroides se debe limitar hasta que se disponga de más información.

Conclusiones de los autores: 

El tratamiento con esteroides moderadamente temprano (que comienza de los siete a los 14 días) reduce la mortalidad neonatal y la EPC, pero al costo de importantes efectos adversos a corto plazo. Los ensayos incluidos en esta revisión aportan evidencia limitada sobre los efectos a largo plazo. La calidad metodológica de los estudios que determinan el desenlace a largo plazo es limitada en algunos casos, los niños se evaluaron principalmente antes de la edad escolar y ningún estudio tuvo poder suficiente para detectar desenlaces neurosensoriales adversos importantes a largo plazo. Por lo tanto, debido a la relación riesgo-beneficio de los efectos a corto plazo y los limitados datos de seguimiento a largo plazo, parece apropiado reservar el tratamiento moderadamente temprano con corticosteroides para los lactantes que no pueden ser retirados de la ventilación mecánica y reducir al mínimo la dosis y la duración de cualquier ciclo de tratamiento. Se necesitan con urgencia más estudios de investigación, que incluyan el seguimiento a largo plazo de los supervivientes incluidos en ensayos anteriores y en cualquier ensayo futuro, antes de que se puedan evaluar de manera fiable los efectos beneficiosos y los riesgos del tratamiento posnatal con esteroides, incluido el comienzo a los siete a 14 días (véase el estudio DART; Doyle 2000a).

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los corticosteroides se han administrado de forma tardía en el período neonatal para tratar la enfermedad pulmonar crónica (EPC) en recién nacidos prematuros, y de forma temprana para intentar prevenirla. Es probable que la EPC se deba a una inflamación persistente del pulmón y el uso de fármacos antiinflamatorios poderosos como la dexametasona es razonable. La administración temprana tiende a asociarse con un aumento de los efectos adversos, de modo que los estudios sobre el tratamiento moderadamente temprano (siete a 14 días después del nacimiento) podrían tener el doble beneficio de que se produzcan menos efectos secundarios y se inicie la acción antes de que se establezca la inflamación crónica.

Objetivos: 

Determinar si el tratamiento posnatal moderadamente temprano (siete a 14 días) con corticosteroides versus control (placebo o nada) es beneficioso para la prevención y el tratamiento de la enfermedad pulmonar crónica precoz en los lactantes prematuros.

Métodos de búsqueda: 

Se buscaron ensayos controlados aleatorizados del tratamiento posnatal con corticosteroides en la Oxford Database of Perinatal Trials, la Base de Datos Cochrane de Ensayos Controlados (Cochrane Database of Controlled Trials) y MEDLINE (1966 a octubre de 2002), se realizaron búsquedas manuales en revistas pediátricas y perinatales y se examinaron artículos de revisión previos, así como la información recibida de neonatólogos en ejercicio. Cuando fue posible, se estableció contacto con los autores de todos los estudios, para confirmar los detalles de los estudios de seguimiento informados, o para obtener cualquier información sobre el seguimiento a largo plazo cuando no existía.

Criterios de selección: 

Se seleccionaron para esta revisión los ensayos controlados aleatorizados de tratamiento posnatal con corticosteroides, en lactantes prematuros de alto riesgo, iniciado entre los siete y los 14 días después del nacimiento.

Obtención y análisis de los datos: 

Los datos relacionados con los desenlaces clínicos, que incluyen la mortalidad, la EPC (ya sea el rescate tardío con corticosteroides o la necesidad de oxigenoterapia en el domicilio), la muerte o la EPC, el fracaso de la extubación, las complicaciones durante la hospitalización primaria (que incluyen la infección, la hiperglucemia, la hipertensión, la miocardiopatía hipertrófica, el neumotórax, la hemorragia intraventricular grave [Hiv], la enterocolitis necrosante [ECN], la hemorragia gastrointestinal y la retinopatía del prematuro [RP] grave), así como con los desenlaces a largo plazo, que incluyen la ceguera, la sordera, la parálisis cerebral y la discapacidad neurosensorial grave), se resumieron y analizaron mediante RevMan 4.1.

Resultados principales: 

Siete estudios con un total de 669 participantes fueron elegibles para inclusión en esta revisión. El tratamiento moderadamente temprano con esteroides (versus placebo o nada) redujo la mortalidad a los 28 días, la enfermedad pulmonar crónica a los 28 días y a las 36 semanas, y la muerte o la enfermedad pulmonar crónica a los 28 días o las 36 semanas. Se facilitó la retirada temprana de la intubación. No hubo efectos significativos sobre las tasas de neumotórax, RP grave ni la ECN. Los efectos adversos incluyeron hipertensión, hiperglicemia, hemorragia gastrointestinal, cardiomiopatía hipertrófica e infección. Los lactantes tratados con esteroides tuvieron menos probabilidades de necesitar tratamiento de rescate tardío con dexametasona. Hubo datos limitados de cuatro estudios de seguimiento a largo plazo; éstos no mostraron evidencia de un aumento de los desenlaces neurológicos adversos.

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save