Hormonas tiroideas para la prevención de trastornos del desarrollo neurológico en lactantes prematuros

No hay evidencia de ensayos que demuestre que el tratamiento con hormonas tiroideas es efectivo para prevenir problemas como el síndrome de dificultad respiratoria en los lactantes prematuros. Las hormonas tiroideas son necesarias para el crecimiento normal y la madurez del sistema nervioso central, así como para el corazón y los pulmones. Los niños que nacen sin suficientes hormonas tiroideas pueden desarrollar retraso mental grave. Se considera que los bajos niveles de hormonas tiroideas en las primeras semanas de vida (hipotiroxinemia transitoria) en los lactantes prematuros nacidos antes de las 34 semanas pueden causar este desarrollo anormal. La revisión de los ensayos no encontró evidencia de que la administración de hormonas tiroideas en los lactantes prematuros sea efectiva para reducir el riesgo de problemas causados por la insuficiencia de hormonas tiroideas.

Conclusiones de los autores: 

Esta revisión no apoya el uso de hormonas tiroideas en los lactantes prematuros para reducir la mortalidad neonatal, mejorar el resultado del desarrollo neurológico o reducir la gravedad del síndrome de dificultad respiratoria. No se especificó previamente un análisis de los datos de un estudio (van Wassenaer 1997), que mostró efectos beneficiosos en los lactantes de 24 a 25 semanas de gestación, y que se debe analizar con precaución.

El pequeño número de lactantes incluidos en los ensayos incorporados en esta revisión limita el poder del metanálisis para detectar diferencias clínicamente importantes en los resultados neonatales.

Se justifica realizar ensayos futuros y deberían ser de un tamaño suficiente para detectar diferencias clínicamente importantes en los resultados del desarrollo neurológico. Deberían considerar la posibilidad de reclutar lactantes con más probabilidades de beneficiarse del tratamiento con hormonas tiroideas, como los nacidos con menos de 27 semanas de gestación.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los estudios observacionales han demostrado una asociación entre los niveles transitoriamente bajos de hormona tiroidea en los lactantes prematuros en las primeras semanas de vida (hipotiroxinemia transitoria) y un resultado anormal del desarrollo neurológico. El tratamiento con hormonas tiroideas podría prevenir esta morbilidad.

Objetivos: 

Evaluar si el tratamiento con hormonas tiroideas en los lactantes prematuros sin hipotiroidismo congénito da lugar a cambios clínicamente importantes en los resultados neonatales y a largo plazo en cuanto a efectos beneficiosos y perjudiciales.

Métodos de búsqueda: 

Se utilizó la estrategia de búsqueda estándar del Grupo Cochrane de Neonatología (Neonatal Review Group). Se realizaron búsquedas en la Oxford Database of Perinatal Trials, MEDLINE y revisiones previas, con la inclusión de referencias cruzadas, resúmenes, resúmenes de congresos y simposios, informantes expertos y búsquedas manuales en revistas en idioma inglés.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos que utilizaron una asignación aleatorizada o cuasialeatorizada de los pacientes, en los que se comparó el tratamiento con hormonas tiroideas (ya sea como tratamiento o como profilaxis) con un control en lactantes prematuros.

Obtención y análisis de los datos: 

Los resultados clínicos primarios incluyeron medidas de resultado del desarrollo neurológico y la mortalidad. Para realizar la evaluación de la calidad de los ensayos, así como la extracción y la síntesis de los datos mediante el riesgo relativo (RR) y la diferencia de medias ponderada (DMP), se utilizaron los métodos estándar de la Colaboración Cochrane y su Grupo de Revisión de Neonatología.

Resultados principales: 

Se identificaron nueve estudios que compararon el tratamiento con hormonas tiroideas con un control. Cuatro estudios aleatorizados (Chowdhry 1984, van Wassenaer 1997; Vanhole 1997; Smith 2000) y un estudio cuasialeatorizado (Amato 1989) cumplieron los criterios de inclusión. Todos los estudios incluyeron lactantes prematuros de menos de 32 semanas de gestación, pero utilizaron diferentes tiempos, dosis y duración del tratamiento con hormonas tiroideas. En cuatro estudios se utilizó la tiroxina, mientras que en Amato 1989 se utilizó la triyodotironina. Solo dos estudios con seguimiento del desarrollo neurológico tuvieron una metodología adecuada (van Wassenaer 1997, Vanhole 1997). Todos los estudios fueron de pequeño tamaño; el más grande, van Wassenaer 1997, incluyó 200 niños.

El metanálisis de cinco estudios no encontró diferencias significativas en la mortalidad al alta (RR típico 0,70; IC del 95%: 0,42; 1,17) en los lactantes que recibieron tratamiento con hormonas tiroideas, en comparación con los controles. El metanálisis de dos estudios (van Wassenaer 1997; Vanhole 1997) no encontró diferencias significativas en el Bayley MDI o el Bayley PDI realizado a los siete a 12 meses. van Wassenaer 1997 no encontró diferencias significativas en el Bayley MDI y el Bayley PDI a los 24 meses, incidencia de parálisis cerebral (RR 0,72; IC del 95%: 0.28 a 1,84), muerte y parálisis cerebral (RR 0,70; IC del 95%: 0,43 a 1,14) o la puntuación RAKIT IQ (DMP -2,10; IC del 95%: -7,91 a 3,71) a los 5,7 años de edad. La fracción de oxígeno inspirado fue menor en los lactantes que recibieron triyodotironina en un pequeño estudio cuasialeatorizado, pero no en los lactantes que recibieron tiroxina en un estudio aleatorizado. La duración de la ventilación mecánica y la incidencia de enfermedad pulmonar crónica no se redujeron en los lactantes que recibieron tratamiento temprano con hormonas tiroideas.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save