Terapia de reemplazo hormonal con estrógenos y progestágenos para mujeres perimenopáusicas y posmenopáusicas: peso y distribución de la grasa corporal

La terapia de reemplazo hormonal no produce efectos sobre el peso corporal y no puede prevenir el aumento de peso durante la menopausia

La terapia de reemplazo hormonal (TRH) se utiliza para reducir los síntomas de la menopausia y la pérdida ósea posterior a la menopausia. Algunas mujeres se niegan a tomar TRH porque creen que causa un aumento de peso. La revisión de ensayos halló pruebas de que el estrógeno sin oposición y el estrógeno combinado no causan efectos sobre el peso corporal, además del aumento que se produce normalmente en la menopausia. La revisión no encontró pruebas de que la TRH prevenga el aumento de peso experimentado durante la menopausia.

Conclusiones de los autores: 

Existen pruebas de la ausencia de efecto del estrógeno sin oposición o el estrógeno combinado sobre el peso corporal, lo que indica que estos regímenes no causan un aumento de peso adicional, además del que se gana normalmente en la menopausia. El metanálisis también sugiere que existen pruebas de la ausencia efecto del estrógeno y el progestágeno combinados sobre el aumento del IMC que se experimenta normalmente durante la menopausia; sin embargo, las pruebas disponibles son insuficientes para evaluar si el mismo resultado sería válido para el estrógeno sin oposición. No existen pruebas de un efecto preventivo de la TRH sobre el aumento de peso o del IMC asociado con la menopausia durante los períodos de tratamiento incluidos en este análisis. Actualmente existen pruebas insuficientes como para permitir el análisis del efecto de la TRH sobre el cociente cintura-cadera, la masa grasa o el espesor del pliegue cutáneo. En consecuencia, los revisores no pudieron determinar si la terapia de reemplazo hormonal tiene un efecto preventivo sobre la redistribución de la grasa corporal de las caderas y los muslos hacia el abdomen que se asocia con la menopausia.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La terapia de reemplazo hormonal (TRH) es prescrita frecuentemente para tratar los síntomas menopáusicos y prevenir la pérdida ósea posmenopáusica. Sin embargo, muchas mujeres tienen dudas con relación a la terapia de reemplazo hormonal porque creen que produce un aumento de peso. El efecto de la TRH sobre el peso y la distribución de la grasa corporal todavía no han sido examinado en revisiones sistemáticas. Este es un tema importante ya que muchas mujeres rechazan la terapia con estrógenos debido a su preocupación por el aumento de peso y, por lo tanto, renuncian a sus potenciales beneficios terapéuticos.

Objetivos: 

Evaluar el efecto del estrógeno sin oposición o la terapia combinada de reemplazo hormonal (TRH) de estrógeno y progestágeno sobre el peso y la distribución de la grasa corporal en mujeres perimenopáusicas y postmenopáusicas.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos del Grupo Cochrane de Trastornos Menstruales y Subfertilidad (Cochrane Menstrual Disorders and Subfertility Group), en MEDLINE, EMBASE, Current Contents, Biological Abstracts y CINAHL. También se intentó identificar ensayos en las listas de referencias de los artículos de revisión y documentos pertinentes ya obtenidos. En la mayoría de los casos, se estableció contacto con el autor principal de cada ensayo elegible para obtener información adicional. Todos aquellos ensayos que se habían localizado en Agosto de 1998 se examinaron para determinar su elegibilidad.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos aleatorios, controlados con placebo o sin tratamiento, que detallaron el efecto de la TRH sobre el peso o la distribución de la grasa corporal, incluidos los estudios en los que la TRH se combinó con otros tratamientos como dieta, suplementos o ejercicio. Los estudios fueron considerados elegibles aun cuando el foco de interés principal del ensayo pudo haber sido otro aspecto de la TRH. El uso previo de la TRH debía haber finalizado en al menos 1 mes (en el caso de los parches, la crema o el gel) o 3 meses (para las preparaciones orales o miniesferas subcutáneas) antes del comienzo del estudio.

Obtención y análisis de los datos: 

Se identificaron 22 ECA que cumplieron los criterios de inclusión para esta revisión. Los resultados de 1 ensayo no estaban disponibles de forma que permitieran su inclusión en el metanálisis; sin embargo, el ensayo se incluyó en el texto de la revisión para su discusión. Veinticuatro ECA están en espera de evaluación ya que se espera información adicional de los autores principales. Dos revisores extrajeron los datos de forma independiente, y se calcularon la diferencias de medias ponderadas para los resultados continuos a partir de los datos. Los resultados para el estrógeno sin oposición y el estrógeno combinado se analizaron por separado y, cuando estaba disponible, se midió el efecto de cada régimen de tratamiento sobre el peso corporal, el IMC, el cociente cintura-cadera, la masa grasa y la medición de pliegues cutáneos. También se examinó el efecto de los diferentes niveles de dosificación sobre estos parámetros.

Resultados principales

Los resultados se evaluaron por separado para el estrógeno sin oposición y los regímenes de estrógeno/progestágeno. El análisis estadístico se realizó mediante la diferencia de medias ponderada para los resultados continuos, según lo recomendado por el Grupo Cochrane de Trastornos Menstruales y Subfertilidad. No se encontraron diferencias estadísticamente significativas en el aumento de peso medio entre aquellas participantes que utilizaron estrógeno sin oposición y aquellas sin TRH (0,66 kg; IC del 95%: -0,62 a 1,93). No se encontraron diferencias significativas en el aumento de peso medio entre aquellas participantes que utilizaron la terapia de estrógeno/progestágeno y aquellas sin TRH (-0,47 kg; IC del 95%: -1,63 a 0,69). Los datos son insuficientes como para permitir el metanálisis del efecto del estrógeno sin oposición sobre el IMC. Los revisores no encontraron diferencias estadísticamente significativas en el aumento del IMC medio entre aquellas participantes que utilizaron estrógeno/progestágeno y aquellas sin TRH (-0,50; IC del 95%: -1,06 a 0,06). Los datos son insuficientes como para permitir el metanálisis del efecto de la TRH sobre el cociente cintura-cadera, la masa grasa o el espesor del pliegue cutáneo.

Conclusiones de los autores

Existen pruebas de la ausencia de efecto del estrógeno sin oposición o el estrógeno combinado sobre el peso corporal, lo que indica que estos regímenes no causan un aumento de peso adicional, además del que se gana normalmente en la menopausia. El metanálisis también sugiere que existen pruebas de la ausencia efecto del estrógeno y el progestágeno combinados sobre el aumento del IMC que se experimenta normalmente durante la menopausia; sin embargo, las pruebas disponibles son insuficientes para evaluar si el mismo resultado sería válido para el estrógeno sin oposición. No existen pruebas de un efecto preventivo de la TRH sobre el aumento de peso o del IMC asociado con la menopausia durante los períodos de tratamiento incluidos en este análisis. Actualmente existen pruebas insuficientes como para permitir el análisis del efecto de la TRH sobre el cociente cintura-cadera, la masa grasa o el espesor del pliegue cutáneo. En consecuencia, los revisores no pudieron determinar si la terapia de reemplazo hormonal tiene un efecto preventivo sobre la redistribución de la grasa corporal de las caderas y los muslos hacia el abdomen que se asocia con la menopausia.

Esta revisión debería citarse como:Norman RJ, Flight IHK, Rees MCPLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Los resultados se evaluaron por separado para el estrógeno sin oposición y los regímenes de estrógeno/progestágeno. El análisis estadístico se realizó mediante la diferencia de medias ponderada para los resultados continuos, según lo recomendado por el Grupo Cochrane de Trastornos Menstruales y Subfertilidad. No se encontraron diferencias estadísticamente significativas en el aumento de peso medio entre aquellas participantes que utilizaron estrógeno sin oposición y aquellas sin TRH (0,66 kg; IC del 95%: -0,62 a 1,93). No se encontraron diferencias significativas en el aumento de peso medio entre aquellas participantes que utilizaron la terapia de estrógeno/progestágeno y aquellas sin TRH (-0,47 kg; IC del 95%: -1,63 a 0,69). Los datos son insuficientes como para permitir el metanálisis del efecto del estrógeno sin oposición sobre el IMC. Los revisores no encontraron diferencias estadísticamente significativas en el aumento del IMC medio entre aquellas participantes que utilizaron estrógeno/progestágeno y aquellas sin TRH (-0,50; IC del 95%: -1,06 a 0,06). Los datos son insuficientes como para permitir el metanálisis del efecto de la TRH sobre el cociente cintura-cadera, la masa grasa o el espesor del pliegue cutáneo.

Tools
Information
Share/Save