¿Tomar corticosteorides inhalados antes o después de ser intubado (teniendo un tubo en la garganta para ayudarle a respirar) previene la hinchazón dolorosa que puede resultar?

Cuando las personas en cuidados intensivos necesitan ayuda para respirar, pueden necesitar que se les inserte un tubo de respiración a través de la tráquea (tráquea o vía aérea - el pasaje a los pulmones). Una vez quitado (extubación), es posible que las vías respiratorias se hinchen (inflamen). Esta tumefacción puede dificultar la respiración, causar estridor (respiración ruidosa) y posiblemente se deba reemplazar el tubo. Los corticosteroides son los fármacos antiinflamatorios que podrían reducir esta tumefacción. La revisión de 11 ensayos que incluyeron 2 301 personas demostró que el uso de corticosteroides para prevenir (o tratar) el estridor después de la extubación, en general no es efectivo en recién nacidos ni niños, pero esta intervención merece ser analizada más detalladamente, en particular en personas con alto riesgo de fracaso de la extubación. En adultos de alto riesgo, parecen ser útiles las dosis múltiples de corticosteroides iniciadas entre 12 y 24 horas antes de la extubación.

Conclusiones de los autores: 

No se demostró que el uso de corticosteroides para prevenir (o tratar) el estridor después de la extubación sea efectivo en recién nacidos o niños. Sin embargo, dadas las constantes tendencias de un beneficio, esta intervención merece ser analizada más detalladamente, en particular en niños o recién nacidos de alto riesgo. En los adultos, las dosis múltiples de corticosteroides iniciadas entre 12 y 24 horas antes de la extubación efectivamente parecen ser beneficiosas para los pacientes con una alta probabilidad de estridor posextubación.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El estridor posextubación puede prolongar la duración de la estancia en la unidad de cuidados intensivos, en particular si la obstrucción de las vías respiratorias es grave y la reintubación resulta ser necesaria. Algunos médicos utilizan corticosteroides para prevenir o tratar el estridor posextubación, pero los corticosteroides pueden estar asociados con efectos adversos que van desde la hipertensión hasta la hiperglucemia, de manera que se sugiere realizar una evaluación sistemática de la eficacia de este tratamiento.

Objetivos: 

Determinar si los corticosteroides son eficaces para prevenir o tratar el estridor posextubación en neonatos, niños o adultos gravemente enfermos.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL), MEDLINE, EMBASE y en las listas de referencias de los artículos. Las búsquedas más recientes se realizaron en enero 2011.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados que comparan la administración de corticosteroides por cualquier vía de administración con placebo en neonatos, niños, o adultos bajo asistencia respiratoria mecánica a través de un tubo endotraqueal en una unidad de cuidados intensivos.

Obtención y análisis de los datos: 

Tres autores de la revisión evaluaron de forma independiente la calidad de los ensayos y extrajeron los datos.

Resultados principales: 

Se incluyeron once ensayos con 2.301 personas: seis en adultos, dos en recién nacidos, tres en niños. Todos menos uno examinaron el uso de esteroides para la prevención del estridor posextubación; el restante se refería al tratamiento del estridor posextubación existente en los niños. Los pacientes se obtuvieron de poblaciones heterogéneas médicas/quirúrgicas. La dexametasona administrada por vía intravenosa al menos una vez antes de la extubación fue el régimen de esteroides utilizado con mayor frecuencia (uniformemente en recién nacidos y niños). En los recién nacidos los dos estudios encontraron resultados heterogéneos, sin una reducción general estadísticamente significativa del estridor post extubación (RR 0,42; IC del 95%: 0,07 a 2,32). Uno de estos estudios se realizó en pacientes de alto riesgo tratados con dosis múltiples de esteroides cercanas al momento de la extubación, y este estudio reveló una reducción significativa del estridor. En los niños, los dos estudios fueron clínicamente heterogéneos. Un estudio incluyó niños con anomalías de las vías respiratorias subyacentes y el otro excluyó a este grupo. Los corticosteroides profilácticos tendieron a reducir la reintubación y redujeron significativamente el estridor posextubación en el estudio que incluía a niños con anomalías de las vías respiratorias subyacentes (N = 62), pero no en el estudio que excluyó a estos niños (N = 153). En seis estudios en adultos (total N = 1953), el uso de la administración profiláctica de corticosteroides no redujo significativamente el riesgo de reintubación (RR 0,48; IC del 95%: 0,19 a 1,22). Si bien hubo una reducción significativa de la incidencia del estridor posextubación (RR 0,47; IC del 95%: 0,22 a 0,99), hubo una heterogeneidad significativa (I2=81%, X2=26,36, df=5, p<0,0001). El análisis de subgrupos reveló que el estridor posextubación podía reducirse en adultos con una alta probabilidad de sufrir estridor posextubación cuando se administraban corticoesteroides en dosis múltiples iniciadas 12 a 24 horas antes de la extubación en comparación con dosis únicas más cercanas a la extubación; la prueba de interacción para dosis múltiples versus dosis únicas indicó una RRR de 0,22 (IC del 95%: 0,10 a 0,47) para el estridor con dosis múltiples. Los efectos secundarios fueron poco frecuentes y no pudieron ser agregados.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save