Intervenciones para el tratamiento de la pericarditis tuberculosa

¿Cuál es el problema?

La infección por tuberculosis de la membrana que rodea al corazón es poco frecuente, pero potencialmente mortal.

¿Cuál es el objetivo de esta revisión?

El objetivo de esta revisión Cochrane fue evaluar los efectos de los tratamientos para los pacientes con pericarditis tuberculosa.

¿Por qué es importante la revisión?

Los médicos prescriben fármacos antituberculosos por seis meses, drenan el líquido del pericardio si el paciente presenta insuficiencia cardíaca, y a veces retiran el pericardio si se engrosa y hace que el paciente se sienta mal, y en ocasiones proporcionan corticosteroides para reducir los efectos de la inflamación.

¿Cuáles son los principales resultados de la revisión?

Los investigadores de Cochrane recopilaron y examinaron todos los estudios potencialmente relevantes y encontraron siete ensayos, todos ellos realizados en el África subsahariana. Seis ensayos evaluaron los corticosteroides. Otros tratamientos evaluados incluyeron la inmunoterapia con Mycobacterium indicus pranii, la colquicina y la extracción quirúrgica del líquido bajo anestesia general. Esta revisión es una nueva edición de la revisión de 2002.

En los pacientes que no presentan infección por el VIH, seis ensayos encontraron que la administración adicional de corticosteroides puede reducir las muertes en general (evidencia de baja confiabilidad) y probablemente reducir las muertes causadas por la pericarditis (evidencia de confiabilidad moderada). Los corticosteroides pueden prevenir la reacumulación de líquido en el espacio pericárdico (evidencia de baja confiabilidad). Sin embargo, no se sabe si los corticosteroides tienen un efecto sobre la constricción o el cáncer entre los pacientes con serología negativa para el VIH (evidencia de muy baja confiabilidad).

En los pacientes que vivían con la infección por el VIH, la mayoría de los pacientes evaluados en los ensayos incluidos no recibían fármacos antirretrovirales. En estos pacientes los corticosteroides pueden reducir la pericarditis constrictiva (evidencia de baja confiabilidad), pero no se sabe si este resultado se traduce en una reducción en el número de muertes o cáncer (evidencia de muy baja confiabilidad). Los corticosteroides pueden tener poco o ningún efecto sobre la reacumulación de líquido en el espacio pericárdico (evidencia de baja confiabilidad).

La colquicina se evaluó en un ensayo con 33 pacientes, sin suficientes datos para establecer alguna conclusión acerca de un efecto.

Sobre la base de un ensayo, no está claro si el agregado de la inmunoterapia con M. indicus pranii a los fármacos antituberculosos tiene un efecto sobre algún resultado en los pacientes con pericarditis tuberculosa independientemente del estado del VIH (evidencia de baja confiabilidad).

El drenaje quirúrgico abierto del líquido que se acumula entre el corazón y la membrana con el uso de anestesia general se puede asociar con menos reacumulación potencialmente mortal de líquido en los pacientes que no presentan infección por el VIH, pero no es posible establecer conclusiones porque el número de participantes estudiados fue muy pequeño. No se encontraron ensayos elegibles que evaluaran los efectos del drenaje quirúrgico abierto en pacientes que convivían con el VIH.

Los autores de la revisión no encontraron ensayos elegibles que examinaran la duración necesaria del tratamiento antituberculoso ni los efectos de otros tratamientos adyuvantes para la pericarditis tuberculosa.

¿Cuál es el grado de actualización de esta revisión?

Los autores de la revisión buscaron ensayos publicados hasta el 27 de marzo 2017.

Conclusiones de los autores: 

En los pacientes con serología negativa para el VIH, los corticosteroides pueden reducir la muerte. En los pacientes con serología positiva para el VIH que no reciben fármacos antirretrovirales, los corticosteroides pueden reducir la constricción. En los pacientes con serología positiva para el VIH con una buena supresión viral con fármacos antirretrovirales, los médicos pueden considerar más relevantes los resultados de los pacientes con serología negativa para el VIH.

Los estudios de investigación adicionales pueden ayudar a evaluar el drenaje percutáneo del pericardio bajo anestesia local, el momento de realizar la pericardiectomía en la pericarditis tuberculosa constrictiva y nuevos regímenes antibióticos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La pericarditis tuberculosa puede deteriorar la función cardíaca y provocar la muerte; a largo plazo, puede provocar que la membrana se fibrose y se produzca una constricción, lo que da lugar a insuficiencia cardíaca. Además de la quimioterapia antituberculosa, los tratamientos incluyen corticosteroides, drenaje y cirugía.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de los tratamientos para la pericarditis tuberculosa.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Enfermedades Infecciosas (Cochrane Infectious Diseases Group (27 marzo 2017); Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL), publicado en The Cochrane Library (2017, número 2); MEDLINE (1966 hasta el 27 marzo 2017); Embase (1974 hasta el 27 marzo 2017); y en LILACS (1982 hasta el 27 marzo 2017). Además, se hicieron búsquedas en el metaRegister of Controlled Trials (mRCT) y en el World Health Organization (WHO) International Clinical Trials Registry Platform (ICTRP) search portal utilizando 'tuberculosis' y 'pericard*' como términos de búsqueda el 27 marzo 2017. Se buscó en ClinicalTrials.gov y se contactó con los investigadores en el campo de la pericarditis tuberculosa. Ésta es una nueva versión de la revisión original de 2002.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) y cuasialeatorios.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, analizaron los resultados de la búsqueda, evaluaron la elegibilidad de los estudios y el riesgo de sesgo y extrajeron los datos; y se resolvió cualquier discrepancia por discusión y consenso. Un ensayo evaluó los efectos del tratamiento con corticosteroides y Mycobacterium indicus pranii mediante un diseño factorial de dos por dos; se excluyeron los datos del grupo que recibió ambas intervenciones. Se realizó un metanálisis de efectos fijos, y la confiabilidad de la evidencia se evaluó mediante el enfoque GRADE.

Resultados principales: 

Siete ensayos cumplieron los criterios de inclusión; todos se realizaron en África subsahariana e incluyeron a 1959 participantes, con 1051/1959 (54%) con serología positiva para el VIH. Todos los ensayos evaluaron los corticosteroides y uno evaluó la colquicina, la inmunoterapia con M. indicus pranii y el drenaje quirúrgico abierto. Cuatro ensayos (1841 participantes) tenían un bajo riesgo de sesgo, y tres ensayos (118 participantes) presentaban un alto riesgo de sesgo.

En los pacientes sin infección por VIH, los corticosteroides pueden reducir las muertes por todas las causas (cociente de riesgos [CR] 0,80; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,59 a 1,09; 660 participantes, cuatro ensayos, evidencia de baja confiabilidad) y la necesidad de repetir la pericardiocentesis (CR 0,85; IC del 95%: 0,70 a 1,04; 492 participantes, dos ensayos, evidencia de baja confiabilidad). Los corticosteroides probablemente reducen las muertes por pericarditis (CR 0,39; IC del 95%: 0,19 a 0,80; 660 participantes, cuatro ensayos evidencia de confiabilidad moderada). Sin embargo, no se sabe si los corticosteroides tienen un efecto sobre la constricción o el cáncer entre los pacientes con serología negativa para el VIH (evidencia de muy baja confiabilidad).

Entre los pacientes que vivían con infección por el VIH, solamente el 19,9% (203/1959) recibía fármacos antirretrovirales. Los corticosteroides pueden reducir la constricción (CR 0,55; 0,26 a 1,16; 575 participantes, tres ensayos, evidencia de baja confiabilidad). No está claro si los corticosteroides tienen un efecto sobre la muerte por todas las causas o el cáncer (evidencia de muy baja confiabilidad); ni si pueden tener poco o ningún efecto sobre la repetición de la pericardiocentesis (CR 1,02; 0,89 a 1,18; 517 participantes, dos ensayos, evidencia de baja confiabilidad).

Para la colquicina entre los pacientes que vivían con infección por el VIH, se encontró un ensayo pequeño (33 participantes) que no tuvo datos suficientes para establecer ninguna conclusión acerca de algún efecto sobre la muerte o la pericarditis constrictiva.

Independientemente del estado del VIH, debido a evidencia de muy baja confiabilidad a partir de un ensayo no está claro si el agregado de la inmunoterapia con M. indicus pranii a los fármacos antituberculosos tiene un efecto sobre algún resultado.

El drenaje quirúrgico abierto para el derrame puede reducir la repetición de la pericardiocentesis en pacientes con serología negativa para el VIH (CR 0,23; IC del 95%: 0,07 a 0,76; 122 participantes, un ensayo, evidencia de baja confiabilidad), pero puede lograr poco o ningún cambio en otros resultados. No se encontraron ensayos elegibles que evaluaran los efectos del drenaje quirúrgico abierto en pacientes que vivían con infección por el VIH.

Los autores de la revisión no encontraron ensayos elegibles que examinaran la duración necesaria del tratamiento antituberculoso ni los efectos de otros tratamientos adyuvantes para la pericarditis tuberculosa.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save