Risperidona versus fármacos antipsicóticos típicos para la esquizofrenia

La risperidona es uno de los fármacos antipsicóticos que se utiliza con más frecuencia de la nueva generación. Esta revisión resume sus efectos en comparación con los antipsicóticos anteriores. Esencialmente, la risperidona puede ser tan clínicamente efectiva a dosis relativamente altas de haloperidol, para un resultado que es difícil de interpretar como clínicamente significativo. La risperidona causa menos efectos adversos que el haloperidol que es propenso a los efectos secundarios.

Conclusiones de los autores: 

La risperidona puede ser más aceptada por aquellas personas con esquizofrenia que los antipsicóticos más antiguos y que poseen beneficios marginales en relación con la mejoría clínica limitada. El perfil de efectos adversos de la risperidona puede ser mejor que el perfil del haloperidol. Con la adición de más estudios a esta revisión, el sesgo de publicación evidente en versiones anteriores no es ya un problema significativo. Los beneficios marginales que este fármaco puede tener deben equilibrarse con su mayor costo y una tendencia en aumento para causar efectos secundarios como el aumento de peso.

Los datos recientes e importantes a más largo plazo que favorecen el efecto de la risperidona sobre la recaída necesitan reproducirse por los investigadores independientemente de los fabricantes de los fármacos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La risperidona es uno de los antipsicóticos de la "nueva generación". Aparte de su conocida tendencia a causar menores trastornos del movimiento que otros fármacos anteriores como la clorpromazina y el haloperidol, se dice que la risperidona puede mejorar los síntomas negativos.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la risperidona para la esquizofrenia en comparación con los fármacos neurolépticos "convencionales".

Estrategia de búsqueda (: 

Se actualizaron las búsquedas electrónicas originales realizadas en Biological Abstracts (1980 a 1997), en el Registro del Grupo Cochrane de Esquizofrenia (Cochrane Schizophrenia Group) (1997), en la Cochrane Library (1997, Número 1), en EMBASE (1980 a 1997), en MEDLINE (1966 a 1997), en PsycLIT (1974 a 1997) y en SCISEARCH (1997) con una nueva búsqueda electrónica en las mismas bases de datos en el 2002. El término de búsqueda utilizado en la actualización fue el mismo que se utilizó en 1997. Los nuevos estudios o referencias relevantes se agregaron a la revisión. Además, se investigaron las referencias de todos los estudios identificados en busca de citas de ensayos adicionales. Se estableció contacto con las compañías farmacéuticas y con los autores de los ensayos.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos aleatorios que compararon la risperidona con algún tratamiento neuroléptico "convencional" para las personas con esquizofrenia u otras enfermedades mentales similares de gravedad.

Obtención y análisis de los datos: 

Los revisores analizaron de forma independiente las citas y cuando fue posible, los resúmenes; ordenaron los trabajos, analizaron nuevamente las citas y evaluaron la calidad. Los datos también se obtuvieron de manera independiente. Cuando fue posible, se realizaron análisis de sensibilidad sobre las dosis de risperidona, haloperidol y sobre la duración de la enfermedad para los resultados primarios de la mejoría clínica, efectos secundarios (trastornos del movimiento) y aceptabilidad del tratamiento. Para los datos dicotómicos homogéneos se calculó el Riesgo Relativo (RR), el intervalo de confianza (IC) del 95% y, de ser apropiado, el número necesario a tratar/dañar (NNT/D), sobre la base de la intención de tratar (intention-to-treat).

Resultados principales: 

A corto plazo, fue más probable que la risperidona produzca una mejoría en la Escala de síntomas positivos y negativos (PANSS) en comparación con el haloperidol (n = 2368, nueve ECA, RR sin mejoría del 20% 0,72 IC: 0,59 a 0,88 Número necesario a tratar (NNT) 8). Se observó un resultado similar que favorece la risperidona en los estudios a largo plazo (n = 859, dos ECA RR sin mejoría del 20% 0,51 IC: 0,38 a 0,67 Número necesario a tratar (NNT) 4; n = 675 un ECA, RR sin mejoría del 40% 0,75 IC: 0,66 a 0,84 Número necesario a tratar (NNT) 5; n = 675, un ECA, RR sin mejoría del 60% 0,90 IC: 0,84 a 0,96; Número necesario a tratar (NNT) 11). También fue más probable que la risperidona reduzca la recaída al año se seguimiento en comparación con el haloperidol (n = 367, un ECA, RR 0,64 IC: 0,41 a 0,99; Número necesario a tratar (NNT) 7). Menos personas asignadas al azar a la risperidona abandonaron los estudios antes de su finalización, para los ensayos a corto plazo (n = 3066, 16 ECA, RR 0,76 IC: 0,63 a 0,92; Número necesario a tratar (NNT) 6) y a largo plazo (n = 1270, cuatro ECA, RR 0,55 IC: 0,42 a 0,73 Número necesario a tratar (NNT) 4). Para los trastornos del movimiento generales, los resultados favorecieron a la risperidona. Las personas que recibieron risperidona experimentaron menores trastornos del movimiento generales en forma significativa (incluidos los efectos secundarios extrapiramidales) que aquellas que recibieron antipsicóticos típicos más antiguos (n = 2702, diez ECA, RR 0,63 IC: 0,56 a 0,71; Número necesario a tratar (NNT) 3). Menos personas que recibieron risperidona utilizaron fármacos antiparkinsonianos (n = 2524, 11 ECA, RR 0,66 IC: 0,58 a 0,74; Número necesario a tratar (NNT) 4). Sin embargo, en relación con el peso corporal, cuatro estudios (n = 1708) observaron que las personas asignadas a la risperidona tenían más posibilidades de aumentar de peso en comparación con las personas asignadas a antipsicóticos típicos (RR 1,55 IC: 1,25 a 1,93, Número necesario para dañar (NNH) 3). No resultaba más probable que la risperidona cause problemas sexuales como disfunción eréctil más que el haloperidol (n = 106, dos ECA, RR 1,55 IC: 0,58 a 4,20). Finalmente, algunos resultados encontraron que fue más probable que la risperidona cause rinitis que los antipsicóticos convencionales (n = 656, tres ECA, RR 1,99 IC: 1,24 a 3,19, Número necesario para dañar (NNH) 3).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save