Tratamiento farmacológico para la afasia después del accidente cerebrovascular

El tratamiento farmacológico podría mejorar la recuperación de la pérdida de la función del lenguaje (afasia) después de un accidente cerebrovascular, pero hasta ahora ningún fármaco ha demostrado que produce más beneficios que daños.

La afasia es un problema común después del accidente cerebrovascular. La terapia de habla y lenguaje (THL) con un terapeuta del habla y lenguaje es el tratamiento más común para este tipo de trastorno. Se han utilizado un número de fármacos para intentar mejorar la recuperación del lenguaje. Esta revisión encontró estudios que evaluaban seis fármacos diferentes. El único fármaco para el que había pruebas de beneficio fue el piracetam, pero tales pruebas eran débiles y había preocupación con respecto a su inocuidad. No fue posible concluir si el piracetam es más efectivo que la THL en el tratamiento de la afasia después del accidente cerebrovascular. Se necesita más investigación sobre los efectos del piracetam en la afasia y su inocuidad, antes de que sea recomendado para uso sistemático.

Conclusiones de los autores: 

La conclusión principal de esta revisión es que el tratamiento farmacológico con piracetam podría ser efectivo en el tratamiento de afasia después de un accidente cerebrovascular. Se necesitan más estudios para explorar los efectos de los fármacos utilizados para afasia, en particular, piracetam. Si se realiza un ensayo, éste debe ser lo suficientemente amplio como para tener un poder estadístico adecuado. Se recomienda que la seguridad de este fármaco sea de interés primario. Es recomendable que los investigadores examinen los efectos a largo plazo de este tratamiento y si es más efectivo que la terapia de habla y lenguaje.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La afasia describe una deficiencia del lenguaje asociada a una lesión cerebral.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión era evaluar los efectos de los fármacos sobre las habilidades del lenguaje cuando son administrados a pacientes con afasia después de un accidente cerebrovascular.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro del Grupo Cochrane de Accidentes Cerebrales Vasculares (Cochrane Stroke Group) (última búsqueda mayo 2001) y en listas de referencias de artículos relevantes hasta diciembre 1998. También establecimos contacto con instituciones académicas y otros investigadores para identificar ensayos publicados y no publicados adicionales. Se hicieron búsquedas en MEDLINE desde 1966 a 1998 y en CINAHL desde 1982 a 1998. Se hicieron búsquedas manuales en el International Journal of Disorders of Communication (conocido con otros nombres en el pasado), desde 1969 a 1998.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados con asignación al azar que compararan:

Cualquier fármaco administrado para mejorar el lenguaje versus ningún tratamiento o versus placeboCualquier fármaco administrado para mejorar el lenguaje versus terapia de habla y lenguajeUn fármaco administrado para mejorar el lenguaje versus cualquier fármaco administrado con el mismo objetivo

Obtención y análisis de los datos: 

El revisor principal obtuvo los datos y evaluó la calidad de los ensayos con verificación independiente de datos y asesoramiento metodológico. Si no podíamos realizar combinaciones estadísticas de diferentes estudios, buscábamos los datos faltantes. Al haber fallado esto, suministramos una descripción. Buscamos datos faltantes de los autores, o en los casos apropiados, de una compañía farmacéutica.

Resultados principales: 

Consideramos 52 estudios en detalle, en los cuales identificamos 10 ensayos adecuados para la revisión. En la mayoría de los casos, era imposible evaluar la calidad metodológica y un solo ensayo informó suficientes datos para que pudiéramos completar una descripción y un análisis. Se perdieron muchos pacientes durante el transcurso de este estudio. Los fármacos utilizados en los ensayos identificados eran piracetam, bifemalane, piribedil, bromocriptina, idebenona y dextrán 40. Encontramos pruebas poco sólidas de que los pacientes tenían más posibilidades de mejorar en cualquier prueba de lenguaje al final del ensayo si habían recibido tratamiento con piracetam (odds-ratio 0,46, intervalo de confianza del 95%: 0,3 a 0,7). Se considera que las pruebas son poco sólidas debido al alto número de abandonos en los ensayos identificados, perdidos por imposibilidad de seguimiento. Los pacientes que fueron tratados con piracetam no tenían más posibilidades (desde el punto de vista de la significación estadística) de experimentar efectos indeseables, incluyendo la muerte (odds-ratio 1,29, intervalo de confianza del 95% para la diferencia 0,9 a 1,7) que aquellos que tomaron placebo. Sin embargo, las diferencias en las tasas de muerte entre los dos grupos, aunque no son estadísticamente significativas, indican que podría haber un riesgo de muerte incrementado al tomar piracetam. No pudimos determinar si el tratamiento farmacológico es más efectivo que la terapia de habla y lenguaje. No pudimos determinar si un fármaco es más efectivo que otro.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save