Vacunación para prevenir la infección neumocócica en adultos

El Streptococcus pneumoniae (S. pneumoniae) es responsable de una considerable carga de enfermedad y muerte en adultos en todo el mundo, generalmente por neumonía y con menos frecuencia por enfermedad neumocócica invasiva. La vacunación (mediante el uso de vacunas de polisacáridos neumocócicos) podría reducir esa enfermedad y la muerte. Esta revisión actualizada incluyó 18 ensayos controlados aleatorizados con 64.901 participantes y siete ensayos controlados no aleatorizados con 62.294 participantes (estos últimos contribuyeron a los resultados de la enfermedad neumocócica invasiva confirmada por cultivo solamente).

Encontramos pruebas consistentes y sólidas de que la vacuna es eficaz para prevenir el resultado menos frecuente de la enfermedad neumocócica invasiva. Las pruebas de los estudios incluidos indican que la vacunación podría no ofrecer tanta protección en los adultos con enfermedades crónicas como en los adultos sanos. Las pruebas disponibles no demuestran que las vacunas de polisacáridos neumocócicos prevengan la neumonía (de todas las causas) o la mortalidad en los adultos. En esta revisión no se consideraron los efectos adversos, ya que estaban fuera del ámbito del estudio.

Conclusiones de los autores: 

Este metanálisis proporciona pruebas que sustentan la recomendación de la VPN para prevenir la ENI en adultos. Las pruebas de los ECA son menos claras con respecto a los adultos con enfermedades crónicas. Esto puede deberse a la falta de efecto o a la falta de potencia de los estudios. El metaanálisis no aporta pruebas que apoyen el uso rutinario del VPN para prevenir la neumonía o la mortalidad por todas las causas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las enfermedades causadas por el Streptococcus pneumoniae (S. pneumoniae) siguen causando una morbilidad y una mortalidad considerables en todo el mundo. Aunque las vacunas de polisacáridos neumocócicos (VPN) tienen el potencial de prevenir la enfermedad y la muerte, el grado de protección que se ofrece contra diversos criterios de valoración clínica y dentro de las diferentes poblaciones es incierto.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia y la efectividad de las vacunas de polisacáridos neumocócicos en la prevención de la enfermedad neumocócica o la muerte en adultos. No se evaluaron los eventos adversos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL 2012, número 6, MEDLINE (enero 1966 hasta junio, semana 2, 2012) y en EMBASE (1974 hasta junio 2012).

Criterios de selección: 

Se consideraron los ensayos controlados aleatorizados (ECA) en adultos, siempre y cuando el resultado del estudio cumpliera con la definición del resultado considerado en la revisión. También se consideraron los ensayos no aleatorizados en adultos, en los que el estudio evaluara la eficacia de las vacunas de polisacáridos neumocócicos contra la enfermedad neumocócica invasiva (ENI) confirmada por cultivo, siempre y cuando el estudio hubiera tenido en cuenta los factores de confusión importantes.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron la calidad de los ECAs y tres autores de la revisión extrajeron los datos. Se estimaron los odds ratios (OR) y los intervalos de confianza (IC) del 95% mediante un modelo de efectos aleatorios. Dos autores de la revisión evaluaron la calidad de los estudios y extrajeron los datos de los ensayos no aleatorizados. Se calcularon los OR y los IC del 95% mediante un modelo de efectos aleatorios tras la conversión de cada resultado de estudio a un logaritmo de OR y error estándar (SE).

Resultados principales: 

Veinticinco estudios cumplieron los criterios de inclusión (18 ECAs con 64.852 participantes y siete no ECAs con 62.294 participantes). El metanálisis de los ECAs encontró pruebas sólidas de la eficacia de la VPN contra la ENI sin heterogeneidad estadística (OR 0,26, IC del 95%: 0,14 a 0,45; modelo de efectos aleatorios, estadística I2 = 0%). Hubo eficacia contra la neumonía por todas las causas en los países de bajos ingresos (OR 0,54; IC del 95%: 0,43 a 0,67; estadística I2 = 19%) pero no en los países de altos ingresos, ya sea en la población general (OR 0,71; IC del 95%: 0,45 a 1,12; estadística I2 = 93%) o en los adultos con enfermedades crónicas (OR 0,93; IC del 95%: 0,73 a 1,19; estadística I2 = 10%). La VPN no se asoció con reducciones sustanciales de la mortalidad por todas las causas (OR 0,90, IC del 95%: 0,74 a 1,09; modelo de efectos aleatorios, estadística I2 = 69%). La eficacia de la vacuna contra los resultados primarios parecía más deficiente en los adultos con enfermedades crónicas. Los ensayos no aleatorizados aportaron pruebas de la protección contra la ENI en las poblaciones para las que se utiliza actualmente la vacuna (OR 0,48, IC del 95%: 0,37 a 0,61; modelo de efectos aleatorios, estadística I2 = 31%). En esta revisión no se consideraron los efectos adversos, ya que estaban fuera del ámbito del estudio.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save