Suplementos calóricos orales para la fibrosis quística

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

El uso exclusivo de asesoramiento nutricional y monitorización es satisfactorio para el tratamiento nutricional de los niños con FQ y desnutrición moderada

La fibrosis quística (FQ) afecta muchos órganos, inclusive el tracto gastrointestinal, y puede llevar a la malabsorción de alimentos y generar problemas de crecimiento. Los niños con FQ tienen mayores requerimientos energéticos, pero suelen presentar una reducción del apetito. La nutrición deficiente se asoció con resultados deficientes en la fibrosis quística. Por consiguiente, las dietas de niños con fibrosis quística se complementan a menudo con leche o jugos fortificados. Aunque esto puede o no aumentar la absorción calórica, también podría tener un efecto adverso sobre los hábitos alimentarios normales. A partir de las pruebas de esta revisión, los autores concluyeron que el uso exclusivo de asesoramiento nutricional y monitorización es suficiente para el tratamiento nutricional de niños con desnutrición moderada. Sin embargo, el uso de suplementos calóricos para la pérdida de peso aguda o la atención a largo plazo en adultos con fibrosis quística merece investigación adicional en ensayos controlados aleatorios.

Conclusiones de los autores: 

Los suplementos calóricos orales no confieren beneficios adicionales en el tratamiento nutricional de los niños con desnutrición moderada y FQ por encima del uso exclusivo del asesoramiento nutricional y la monitorización. Aunque los suplementos nutricionales pueden usarse, no deben considerarse esenciales. Se requieren ensayos controlados aleatorios adicionales para establecer la función de los suplementos proteicos a corto plazo en las personas con FQ y pérdida de peso aguda y para el tratamiento nutricional a largo plazo de adultos con FQ o enfermedad pulmonar avanzada, o ambas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La nutrición deficiente suele presentarse en personas con fibrosis quística (FQ) y se asocia con otros resultados adversos. Los suplementos calóricos orales se utilizan para aumentar la ingesta calórica diaria total y mejorar el aumento de peso. Sin embargo, son caros y existe la preocupación de que pueden disminuir la cantidad de alimentos ingeridos y no aumentar la ingesta calórica global.

Objetivos: 

Determinar si en las personas con FQ, los suplementos calóricos orales: aumentan la ingesta calórica diaria; y mejoran la ingesta nutricional general, los índices nutricionales, la función pulmonar, la supervivencia y la calidad de vida. Evaluar los efectos adversos asociados con el uso de estos suplementos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Fibrosis Quística (Cochrane Cystic Fibrosis Group), que incluyó referencias identificadas en búsquedas electrónicas exhaustivas de bases de datos, búsquedas manuales de revistas relevantes y libros de resúmenes de actas de congresos. También se estableció contacto con las empresas que comercializan suplementos calóricos orales.

Última búsqueda: octubre 2006.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios o cuasialeatorios que compararon el uso de suplementos calóricos orales durante al menos un mes para aumentar la ingesta calórica, sin intervención específica o asesoramiento nutricional adicional en pacientes con FQ.

Obtención y análisis de los datos: 

De forma independiente, se seleccionaron los ensayos a incluir, se evaluó la calidad metodológica y se extrajeron los datos. Se estableció contacto con los autores de los ensayos incluidos, y se obtuvo información de dos ensayos adicionales.

Resultados principales

Se identificaron 18 ensayos y tres, con la información de resultados de 131 pacientes, fueron incluidos. No hubo diferencias significativas entre las personas que recibían suplementos o asesoramiento nutricional solo para el cambio en el peso, la estatura, el índice de masa corporal, la puntuación z u otros índices de nutrición o crecimiento. El cambio en el peso (kg) a los tres, seis y 12 meses respectivamente fue: DMP 0,32 (IC del 95%: -0,09 a 0,72); DMP 0,47 (IC del 95%: -0,07 a 1,02); y DMP 0,16 (-0,68 a 1,00). La ingesta calórica total fue mayor en las personas que recibían suplementos a los 12 meses, DMP 265,70 (IC del 95%: 42,94 a 488,46). No hubo diferencias significativas entre los grupos para las medidas antropométricas de la composición corporal, la función pulmonar, los efectos adversos gastrointestinales o los niveles de actividad.

Conclusiones de los autores

Los suplementos calóricos orales no confieren beneficios adicionales en el tratamiento nutricional de los niños con desnutrición moderada y FQ por encima del uso exclusivo del asesoramiento nutricional y la monitorización. Aunque los suplementos nutricionales pueden usarse, no deben considerarse esenciales. Se requieren ensayos controlados aleatorios adicionales para establecer la función de los suplementos proteicos a corto plazo en las personas con FQ y pérdida de peso aguda y para el tratamiento nutricional a largo plazo de adultos con FQ o enfermedad pulmonar avanzada, o ambas.

Esta revisión debería citarse como:Smyth R, Walters SLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se identificaron 18 ensayos y tres, con la información de resultados de 131 pacientes, fueron incluidos. No hubo diferencias significativas entre las personas que recibían suplementos o asesoramiento nutricional solo para el cambio en el peso, la estatura, el índice de masa corporal, la puntuación z u otros índices de nutrición o crecimiento. El cambio en el peso (kg) a los tres, seis y 12 meses respectivamente fue: DMP 0,32 (IC del 95%: -0,09 a 0,72); DMP 0,47 (IC del 95%: -0,07 a 1,02); y DMP 0,16 (-0,68 a 1,00). La ingesta calórica total fue mayor en las personas que recibían suplementos a los 12 meses, DMP 265,70 (IC del 95%: 42,94 a 488,46). No hubo diferencias significativas entre los grupos para las medidas antropométricas de la composición corporal, la función pulmonar, los efectos adversos gastrointestinales o los niveles de actividad.

Share/Save