Interferón para pacientes con hepatitis C crónica sin tratamiento previo con interferón

Los interferones son eficaces respecto a los resultados virológicos, bioquímicos e histológicos en pacientes con hepatitis C crónica sin tratamiento previo con interferón

La infección con el virus de la hepatitis C puede progresar hacia la hepatitis crónica, la cirrosis y el carcinoma hepatocelular. El objetivo de esta revisión sistemática fue estudiar los efectos del tratamiento con interferón en pacientes con hepatitis C crónica sin tratamiento previo con interferón. Esta revisión confirmó la eficacia del interferón en los resultados alternativos, así como un efecto favorable de los tratamientos con dosis más altas y duraciones prolongadas. Sin embargo, estos efectos se asociaron con un mayor número de eventos adversos. En comparación con los pacientes sin cirrosis, los pacientes con cirrosis presentan una respuesta similar, pero la eficacia del interferón en los pacientes con bioquímica hepática normal no está fundamentada por los datos. Si bien la monoterapia con interferón ya no se considera el tratamiento estándar para la hepatitis C crónica, esta revisión define la dosis y duración óptimas de la monoterapia con interferón, que puede resultar útil para los pacientes que no toleran el tratamiento combinado de interferón y ribavirina, actualmente el tratamiento más efectivo disponible.

Conclusiones de los autores: 

El interferón resulta efectivo para eliminar el virus y mejorar la bioquímica e histología hepáticas en los pacientes con hepatitis C crónica sin tratamiento previo con interferón. Las dosis más altas y las duraciones prolongadas son más efectivas, pero están asociadas con eventos adversos más frecuentes. El interferón se asocia a beneficios similares en los pacientes con cirrosis, pero la eficacia en los pacientes con niveles normales de aminotransferasas no está comprobada.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Un metanálisis anterior del tratamiento con interferón en pacientes con hepatitis C crónica sin tratamiento previo ha documentado su eficacia para eliminar el virus y mejorar la bioquímica e histología hepáticas; sin embargo, desde su publicación se han presentado otros ensayos.

Objetivos: 

Evaluar la respuesta al interferón en los pacientes con hepatitis C crónica sin tratamiento previo con interferón. También se investigó el efecto de la dosis y de la duración del tratamiento, así como la respuesta en los pacientes con cirrosis y en aquellos con niveles normales de aminotransferasas.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane de Ensayos Controlados (Cochrane Controlled Trials Register) (Cochrane Library Número 1, 1999), MEDLINE (de enero de 1966 a diciembre de 1999) y las listas de referencias, y se estableció contacto con las compañías farmacéuticas para obtener ensayos inéditos.

Criterios de selección: 

Se seleccionaron ensayos clínicos aleatorios que compararon el interferón con placebo, con ningún tratamiento o con diferentes regímenes de interferón. Los resúmenes se excluyeron.

Obtención y análisis de los datos: 

La medida de resultado primaria fue la desaparición sostenida del ARN del VHC en el suero (respuesta virológica sostenida [RS]). También se registraron las respuestas bioquímicas y las respuestas de final de tratamiento, la histología hepática y los eventos adversos. Para evaluar la eficacia del fármaco se utilizó el método de Peto y Der Simonian y Laird.

Resultados principales

Se incluyeron 54 ensayos con 6545 pacientes. En comparación con ningún tratamiento, el interferón en dosis de 3 MU administradas tres veces por semana durante 12 meses incrementó la probabilidad de una RS virológica [odds-ratio [OR] de Peto 4,60; intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,53 a 13,85]. Con esta dosificación y duración del tratamiento, la tasa de RS virológica fue del 17% (IC del 95%: 10% a 28%) en los pacientes tratados con interferón versus el 3% (IC del 95%: 1% a 10%) en los controles. Una dosis de 6 MU resultó más efectiva que 3 MU tres veces por semana (OR del tratamiento de 12 meses; 2,21; IC del 95%: 1,10 a 4,45), y también fueron más efectivos los tratamientos de 12 meses de duración o más versus seis meses (OR 1,87; IC del 95%: 1,30 a 2,67). Las respuestas de la bioquímica hepática fueron similares. Los eventos adversos fueron más frecuentes en los tratamientos con dosis más altas y duraciones prolongadas. En comparación con la ausencia de tratamiento, el interferón aumentó la probabilidad de mejoría histológica [OR 9,22; IC del 95%: 5,69 a 14,94]. La respuesta al interferón en los pacientes con cirrosis (RS virológica, 17%; IC del 95%: 11% a 26%) fue similar a la de los pacientes sin cirrosis. Sin embargo, el interferón no resultó más efectivo que el control en los pacientes con niveles normales de aminotransferasas.

Conclusiones de los autores

El interferón resulta efectivo para eliminar el virus y mejorar la bioquímica e histología hepáticas en los pacientes con hepatitis C crónica sin tratamiento previo con interferón. Las dosis más altas y las duraciones prolongadas son más efectivas, pero están asociadas con eventos adversos más frecuentes. El interferón se asocia a beneficios similares en los pacientes con cirrosis, pero la eficacia en los pacientes con niveles normales de aminotransferasas no está comprobada.

Esta revisión debería citarse como:Myers RP, Regimbeau C, Thevenot T, Leroy V, Mathurin P, Opolon P, Zarski JP, Poynard TLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se incluyeron 54 ensayos con 6545 pacientes. En comparación con ningún tratamiento, el interferón en dosis de 3 MU administradas tres veces por semana durante 12 meses incrementó la probabilidad de una RS virológica [odds-ratio [OR] de Peto 4,60; intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,53 a 13,85]. Con esta dosificación y duración del tratamiento, la tasa de RS virológica fue del 17% (IC del 95%: 10% a 28%) en los pacientes tratados con interferón versus el 3% (IC del 95%: 1% a 10%) en los controles. Una dosis de 6 MU resultó más efectiva que 3 MU tres veces por semana (OR del tratamiento de 12 meses; 2,21; IC del 95%: 1,10 a 4,45), y también fueron más efectivos los tratamientos de 12 meses de duración o más versus seis meses (OR 1,87; IC del 95%: 1,30 a 2,67). Las respuestas de la bioquímica hepática fueron similares. Los eventos adversos fueron más frecuentes en los tratamientos con dosis más altas y duraciones prolongadas. En comparación con la ausencia de tratamiento, el interferón aumentó la probabilidad de mejoría histológica [OR 9,22; IC del 95%: 5,69 a 14,94]. La respuesta al interferón en los pacientes con cirrosis (RS virológica, 17%; IC del 95%: 11% a 26%) fue similar a la de los pacientes sin cirrosis. Sin embargo, el interferón no resultó más efectivo que el control en los pacientes con niveles normales de aminotransferasas.

Tools
Information
Share/Save