Profilaxis antibiótica para la cirugía de fracturas femorales proximales y otras fracturas cerradas de huesos largos

Después de las fracturas óseas puede tener lugar una infección de los huesos y los tejidos blandos. Las fracturas que penetran en la piel se llaman "abiertas" o "compuestas". Si la piel permanece intacta a pesar de la fractura, se llama fractura "simple" o "cerrada". Si una fractura cerrada se trata mediante una operación quirúrgica, las bacterias pueden contaminar la herida y causar una infección en el sitio quirúrgico. Esta y otras infecciones adquiridas en el hospital pueden poner en peligro la vida de los pacientes después de una cirugía de fractura de muslo y otras fracturas cerradas de huesos largos. Los antibióticos se han administrado de forma habitual desde los años 70 en un esfuerzo por reducir las infecciones por bacterias como los estafilococos. Esta revisión incluyó 23 ensayos con 8447 participantes. La revisión encontró que los antibióticos son eficaces para reducir la incidencia de infección, tanto en el sitio de la herida quirúrgica como en el tórax y el tracto urinario. El efecto de una dosis única de antibiótico es similar al de dosis múltiples si el antibiótico elegido está activo durante el período que va desde el comienzo de la cirugía hasta que se cierra la herida. Hubo muy pocos datos disponibles para confirmar la tendencia prevista de un aumento de los eventos adversos relacionados con los fármacos, como problemas intestinales y reacciones cutáneas.

Conclusiones de los autores: 

Se debe ofrecer profilaxis con antibióticos a los pacientes sometidos a una cirugía de fijación de fracturas cerradas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La infección del sitio quirúrgico y otras infecciones adquiridas en el hospital causan una morbilidad significativa después de la fijación interna de las fracturas. La administración de antibióticos puede reducir la frecuencia de las infecciones.

Objetivos: 

Determinar si la administración profiláctica de antibióticos en pacientes sometidos a tratamiento quirúrgico de fracturas de cadera u otras fracturas cerradas de huesos largos reduce la incidencia de infecciones en el sitio quirúrgico y otras adquiridas en el hospital.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Lesiones óseas, articulares y musculares (Cochrane Bone, Joint and Muscle Trauma Group) (diciembre de 2009), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (The Cochrane Library 2009, número 4), MEDLINE (1950 hasta noviembre de 2009), EMBASE (1988 hasta diciembre de 2009), otras bases de datos electrónicas, incluida la WHO International Clinical Trials Registry Platform (diciembre de 2009), resúmenes de congresos y listas de referencias de los artículos.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados o cuasialeatorizados que compararan cualquier régimen sistémico de profilaxis antibiótica administrado en el momento de la cirugía, en comparación con ninguna profilaxis, placebo o un régimen de diferente duración, en pacientes con una fractura de cadera sometidos a una cirugía para fijación interna o reemplazo de prótesis, o con cualquier fractura cerrada de huesos largos sometidos a fijación interna. Todos los ensayos necesitaban informar sobre la infección del sitio quirúrgico.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, revisaron los ensayos para inclusión, evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron los datos. Los datos agrupados se presentan gráficamente.

Resultados principales: 

En los análisis se incluyeron los datos de 8447 participantes de 23 estudios. En los pacientes sometidos a cirugía para la fijación de fracturas cerradas, la profilaxis antibiótica a dosis única redujo significativamente la infección profunda del sitio quirúrgico (riesgo relativo 0,40; IC del 95%: 0,24 a 0,67), las infecciones superficiales del sitio quirúrgico, las infecciones urinarias y las infecciones respiratorias. La profilaxis con dosis múltiples tuvo un efecto de tamaño similar en la infección profunda del sitio quirúrgico (riesgo relativo 0,35; IC del 95%: 0,19 a 0,62), pero no se confirmaron efectos significativos en las infecciones urinarias ni respiratorias. Aunque el riesgo de sesgo en muchos estudios, tal como se informó, fue incierto, el análisis de sensibilidad mostró que la eliminación de los metanálisis de los estudios con alto riesgo de sesgo no alteraba las conclusiones. La modelización económica con el uso de los datos de un gran ensayo indicó que la profilaxis con dosis única de ceftriaxona es una intervención coste-efectiva. Los datos sobre la incidencia de efectos adversos fueron muy limitados, pero como era de esperar parecían ser más comunes en los que recibieron antibióticos, en comparación con placebo o ninguna profilaxis.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save