Administración de suplementos de cinc para mejorar los resultados del embarazo y del niño

Tomar cinc durante el embarazo ayuda a reducir ligeramente los partos prematuros, pero no previene otros problemas como los recién nacidos con bajo peso al nacer.

Muchas mujeres en edad fértil pueden tener una deficiencia de cinc de leve a moderada. Las concentraciones bajas de cinc pueden dar lugar a un parto prematuro o incluso pueden prolongar el trabajo de parto. También es posible que la deficiencia de cinc pueda afectar el crecimiento infantil. Esta revisión de 21 ensayos controlados aleatorizados, que incluyeron a más de 17 000 mujeres y sus recién nacidos, encontró que, aunque la administración de suplementos de cinc tiene un efecto pequeño sobre la reducción de los partos prematuros, no ayuda a prevenir los recién nacidos con bajo peso al nacer en comparación con no administrar suplementos de cinc antes de las 27 semanas de embarazo. Un ensayo no aportó datos. El riesgo general de sesgo fue incierto en la mitad de los estudios. No se observaron diferencias claras en el desarrollo de hipertensión en el embarazo o preeclampsia. La reducción relativa del 14% en el parto prematuro con el cinc en comparación con placebo estuvo representada principalmente por ensayos en mujeres con ingresos bajos. En algunos ensayos a todas las mujeres también se les administró hierro, folato o vitaminas o combinaciones de éstos. UNICEF promueve la administración prenatal de suplementos de micronutrientes múltiples, incluido el cinc, para todas las embarazadas de los países en desarrollo. Encontrar formas de mejorar el estado nutricional general de las mujeres, en particular en las zonas de bajos ingresos, contribuirá de manera adicional a mejorar la salud de las madres y los recién nacidos que administrar sólo cinc a las embarazadas. En los países de ingresos bajos y medios, también es necesario abordar la anemia y las infecciones, como el paludismo y la anquilostomiasis.

Conclusiones de los autores: 

La evidencia de una reducción relativa del 14% en el parto prematuro con el cinc en comparación con placebo estuvo representada principalmente por ensayos que incluyeron mujeres de bajos ingresos, lo que tiene cierta relevancia en áreas con alta mortalidad perinatal. No hubo evidencia convincente de que la administración de suplementos de cinc durante el embarazo produzca otros efectos beneficiosos útiles e importantes. Debido a la asociación entre los partos prematuros y la nutrición deficiente de las embarazadas, debería ser una prioridad urgente la realización de estudios que aborden las formas de mejorar el estado nutricional general de las poblaciones de áreas empobrecidas, en lugar de estudios que se centren en la administración aislada de suplementos de micronutrientes o cinc.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se ha indicado que los niveles séricos bajos de cinc se pueden asociar con resultados subóptimos del embarazo, como trabajo de parto prolongado, hemorragia posparto por atonía, hipertensión inducida por el embarazo, trabajo de parto prematuro y embarazos postérmino, aunque muchas de estas asociaciones todavía no se han establecido.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la administración de suplementos de cinc en el embarazo sobre los resultados maternos, fetales, neonatales y del lactante.

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (31 de octubre 2014) y en las listas de referencias de los estudios recuperados.

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorizados de la administración de suplementos de cinc en el embarazo. Se excluyeron los ensayos controlados cuasialeatorizados.

Obtención y análisis de los datos: 

Tres autores de la revisión de forma independiente aplicaron los criterios de selección, evaluaron la calidad de los ensayos y extrajeron los datos. Cuando fue necesario, se estableció contacto con los autores de los estudios para obtener información adicional. La calidad de la evidencia se evaluó mediante GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron 21 ensayos controlados aleatorizados (ECA) informados en 54 documentos que incluyeron a más de 17 000 mujeres y sus recién nacidos. Un ensayo no aportó datos. En su mayoría los ensayos tuvieron bajo riesgo de sesgo. La administración de suplementos de cinc dio lugar a una pequeña reducción en el parto prematuro (riesgo relativo [RR] 0,86; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,76 a 0,97 en 16 ECA; 16 ensayos con 7637 mujeres). Lo anterior no se acompañó de una reducción similar en el número de recién nacidos con bajo peso al nacer (RR 0,93; IC del 95%: 0,78 a 1,12; 14 ensayos con 5643 mujeres). No se observaron diferencias claras entre los grupos de cinc y ningún cinc en los otros resultados primarios maternos o neonatales, excepto en la inducción del trabajo de parto en un ensayo único. No se observaron patrones diferentes en los subgrupos de mujeres con niveles bajos versus niveles normales de cinc y de nutrición o en las mujeres que cumplieron con su tratamiento versus las que no lo hicieron. La calidad de la evidencia según GRADE fue moderada para el parto prematuro, el tamaño pequeño para la edad gestacional y el bajo peso al nacer, y baja para los mortinatos o la muerte neonatal y el peso al nacer.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save