Electrocardiograma fetal (ECG) para la monitorización del feto durante el trabajo de parto

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Cuando se requiere la monitorización continua, la monitorización del corazón del feto mediante ECG más CTG durante el trabajo de parto ayuda tanto a la madre como al feto

Puede sugerirse la monitorización cardíaca electrónica si los médicos piensan que el feto no está recibiendo suficiente oxígeno durante el trabajo de parto. Pueden utilizarse dos métodos. La CTG mide la frecuencia cardíaca del recién nacido. El ECG mide la actividad eléctrica del corazón y el patrón de los latidos cardíacos. La ECG utiliza un electrodo, que se pasa a través del cérvix de la mujer y se coloca en la cabeza del feto. La revisión de los ensayos encontró que el uso de ECG más CTG origina menos extracciones de muestras de sangre del cuero cabelludo del feto, menos asistencia quirúrgica y mejores niveles de oxígeno al momento del parto que la CTG sola.

Conclusiones de los autores: 

Estos hallazgos apoyan el uso del análisis del segmento ST fetal cuando se ha tomado la decisión de realizar una monitorización electrónica continua de la frecuencia cardíaca fetal durante el trabajo de parto. Sin embargo, deben considerarse las ventajas junto con las desventajas de usar un electrodo interno en el cuero cabelludo, después de la ruptura de membranas, para el registro de las ondas del ECG.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La hipoxemia fetal durante el trabajo de parto puede alterar la forma de la onda del electrocardiograma fetal (ECG), especialmente la relación de los intervalos PR a RR y la elevación o depresión del segmento ST. Por consiguiente, se han desarrollado sistemas técnicos para monitorizar el ECG fetal durante el trabajo de parto como un complemento a la monitorización electrónica continua de la frecuencia cardíaca fetal con el objetivo de mejorar el resultado fetal y minimizar las intervenciones obstétricas innecesarias.

Objetivos: 

Comparar los efectos del análisis de las ondas de ECG fetal durante el trabajo de parto con métodos alternativos de monitorización fetal.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Chilbirth Group) (abril 2006).

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorios que comparan el análisis de ondas de ECG fetal con métodos alternativos de monitorización fetal durante el trabajo de parto.

Obtención y análisis de los datos: 

Un autor de la revisión, sin cegamiento, evaluó la calidad de los ensayos y extrajo los datos.

Resultados principales: 

Se incluyeron cuatro ensayos con un total de 9829 mujeres. En comparación con la monitorización electrónica continua de la frecuencia cardíaca fetal sola, el uso del análisis del segmento ST adyuvante (tres ensayos, 8872 mujeres) se asoció con menos neonatos con acidosis metabólica severa al nacer (pH del cordón menor a 7,05 y déficit de bases mayor a 12 mmol/L) (riesgo relativo [RR] 0,64; intervalo de confianza (IC) del 95%: 0,41 a 1,00; datos de 8108 neonatos), menos recién nacidos con encefalopatía neonatal (tres ensayos, RR 0,33; IC del 95%: 0,11 a 0,95) aunque el número absoluto de neonatos con encefalopatía fue bajo (n = 17), menos muestras de cuero cabelludo fetal durante el trabajo de parto (tres ensayos, RR 0,76; IC del 95%: 0,67 a 0,86) y menos partos vaginales instrumentales (tres ensayos, RR 0,87; IC del 95%: 0,78 a 0,96). No hubo ninguna diferencia estadísticamente significativa en la cesárea (tres ensayos, RR 0,97; IC del 95%: 0,84 a 1,11), la puntuación de Apgar menor a 7 a los cinco minutos (tres ensayos, RR 0,80; IC del 95%: 0,56 a 1,14), o los ingresos a la unidad de cuidados especiales (tres ensayos, RR 0,90; IC del 95%: 0,75 a 1,08). Aparte de la tendencia a realizar menos partos quirúrgicos (un ensayo, RR 0,87; IC del 95%: 0,76 a 1,01), se encontraron pocas pruebas de que la monitorización con el análisis del intervalo PR haya brindado algún beneficio.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save