Instrumentos para la toma de muestras de vellosidades coriónicas para el diagnóstico prenatal

Se necesitan más estudios de investigación para identificar los mejores instrumentos y técnicas quirúrgicos que se puedan utilizar para las pruebas de toma de muestra de vellosidades coriónicas durante las primeras etapas del embarazo (antes de las 15 semanas).

La toma de muestras de vellosidades coriónicas (MVC) es una prueba en la que se extrae un pequeño trozo de tejido placentario (corion) del útero de la mujer embarazada y se utiliza para la detección de trastornos genéticos. El tejido se puede extraer a través del cuello del útero o del abdomen mediante tubos de plástico o metal (cánulas), pinzas de biopsia o agujas finas. El riesgo de que la mujer sufra un aborto espontáneo aumenta si se necesitan varios intentos para obtener suficiente tejido placentario o si el saco gestacional se daña durante el procedimiento con la guía de la ecografía.

La revisión encontró que hay alguna evidencia de que las pinzas pequeñas pueden ser más efectivas y menos dolorosas para la mujer que el uso de una cánula de aspiración para la toma de muestras a través del cuello uterino (toma de MVC transcervical). Sin embargo, no hubo diferencias en cuanto al riesgo de aborto. Cuando se obtuvo una muestra a través del abdomen (toma de MVC transabdominal) mediante una aguja con un sistema de aspiración de presión negativa continuo o discontinuo, no hubo diferencias en cuanto a la efectividad de las técnicas, la intensidad del dolor o el riesgo de aborto. Las pinzas y las cánulas se evaluaron en cinco ensayos de toma de MVC transcervicales en los que participaron 472 mujeres. Dos ensayos con 285 mujeres compararon diferentes técnicas de agujas para la toma de MVC transabdominal. Estos ensayos aleatorizados son demasiado pequeños para aportar evidencia fiable a favor de un instrumento o una técnica particular para la toma de muestras de vellosidades coriónicas transcervicales o transabdominales.

Conclusiones de los autores: 

En el caso de la toma de MVC transcervical, aunque hay alguna evidencia que apoya el uso de pinzas pequeñas en lugar de cánulas, la evidencia no es suficientemente sólida como para apoyar el cambio en la práctica para los médicos que se han familiarizado con una técnica particular. En el caso de la toma de MVC transabdominal, según la evidencia actual, no hay diferencia en los resultados de importancia clínica con el uso de un sistema de aspiración con aguja de presión negativa continua, en comparación con uno discontinuo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La toma de muestras de vellosidades coriónicas (MVC) es el método de elección para obtener tejido fetal para el diagnóstico prenatal antes de las 15 semanas de embarazo. La toma de MVC se puede realizar mediante un enfoque transabdominal o transcervical. El tipo de instrumento y la técnica utilizados podrían tener una repercusión significativa sobre el resultado del procedimiento. Es particularmente importante la capacidad de maniobrar el instrumento dentro de la cavidad uterina sin perforar el saco gestacional, de ver la punta del instrumento en la ecografía y de reducir al mínimo el número de instrumentos que se colocan dentro del útero.

Objetivos: 

Comparar la eficacia y la seguridad de los diferentes instrumentos y técnicas utilizados para obtener tejido coriónico en las primeras etapas del embarazo por vía transabdominal o transcervical. Los resultados primarios incluyeron la no obtención de una muestra adecuada (más de 5 mg de vellosidades coriónicas), la necesidad de reinsertar el instrumento, el dolor y el aborto espontáneo después del procedimiento. Los resultados secundarios incluyeron el peso medio del tejido obtenido, el cultivo exitoso, la difícil inserción del instrumento, la mala visualización del instrumento, el sangrado vaginal después del procedimiento y el coste por procedimiento.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group (31 de agosto 2012).

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorizados que compararon diferentes instrumentos (pinzas, cánula, aguja) o técnicas para la toma de MVC mediante un enfoque transabdominal o transcervical.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron la elegibilidad y la calidad de los ensayos.

Resultados principales: 

En el caso de la toma de MVC transcervical, se evaluaron las pinzas y las cánulas en cinco ensayos en los que participaron 472 mujeres. Cuando se utilizó una cánula, los operadores no pudieron obtener una muestra adecuada (más de 5 mg de vellosidades coriónicas) con mayor frecuencia (riesgo relativo [RR] 3,81; intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,52 a 9,56). No hubo diferencias en cuanto a la necesidad de reinserción de los instrumentos (RR promedio 2,44; IC del 95%: 0,83 a 7,20). Sin embargo, la inserción de una cánula fue más dolorosa (RR 1,93; IC del 95%: 1,11 a 3,37). No hubo diferencias en cuanto al aborto espontáneo cuando se comparó el uso de una cánula con las pinzas de biopsia (RR 1,00; IC del 95%: 0,14 a 6,96). Un estudio informó sobre el coste de los procedimientos y determinó que la toma de MVC con una cánula fue más cara (diferencia media [DM] 183,7 dólares; IC del 95%: 152,62 a 214,78).

Cuando se compararon diferentes tipos de cánulas para la toma de MVC transcervical, una cánula Portex tuvo más probabilidades de dar lugar a una muestra inadecuada (RR 2,23; IC del 95%: 1,25 a 3,98) en comparación con la cánula de plata y de dar lugar a un procedimiento difícil (RR 3,26; IC del 95%: 1,38 a 7,67) o doloroso (RR 5,81; IC del 95%: 1,41 a 23,88), en comparación con la cánula de aluminio.

Para la toma de MVC transabdominal, se incluyeron dos ensayos que compararon diferentes técnicas de agujas y en los que participaron 285 mujeres. Se excluyó un estudio en el que se utilizó un sistema ex vivo de placenta a término. Los ensayos incluidos compararon diferentes técnicas de aspiración a presión negativa continua con un sistema de presión negativa discontinua creado por una jeringa conectada a una aguja de calibre 20. Los estudios produjeron resultados discrepantes. Un estudio determinó que no hubo diferencias significativas entre los grupos en cuanto al peso medio de las vellosidades coriónicas obtenidas (DM 0,40; IC del 95%: -2,25 a 3,05) o en cuanto a la imposibilidad de obtener una muestra adecuada (más de 5 mg de vellosidades coriónicas) en el primer intento (RR 1,02; IC del 95%: 0,54 a 1,93), mientras que el otro estudio determinó que ambos resultados fueron significativamente menos favorables con la técnica discontinua estándar que utiliza una jeringa (peso medio de las vellosidades coriónicas obtenidas: DM -14,80; IC del 95%: -21,71 a -7,89; no se obtuvo una muestra adecuada en el primer intento: RR 2,73; IC del 95%: 1,08 a 6,92). Ninguno de los dos estudios encontró diferencias en cuanto a la tasa de aborto espontáneo después del procedimiento (RR 7,15; IC del 95%: 0,37 a 136,50; RR 2,93; IC del 95%: 0,12 a 70,00). El dolor percibido por la paciente fue similar entre los grupos (DM 0,00; IC del 95%: -0,04 a 0,04), así como el éxito del cultivo (no hubo fracasos).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save