Perfil biofísico para la evaluación fetal en embarazos de alto riesgo

No hay pruebas suficientes para apoyar el uso del perfil biofísico (PBF) para la evaluación del bienestar fetal en los embarazos de alto riesgo

A menudo la monitorización del bienestar del niño intraútero se realiza mediante una máquina de cardiotocografía (CTG). Una CTG evalúa el patrón de los latidos del niño junto con el tamaño de las contracciones de la madre. Sin embargo, ésta no es una prueba muy exacta por sí misma. Por lo tanto, también se ha indicado que la monitorización de los movimientos del niño es un agregado útil para predecir los niños que presentan dificultades. Lo anterior se debe a que una reducción de los movimientos fetales precede en ocasiones a la muerte del niño. Se considera que si el suministro de oxígeno al niño a través de la placenta es insuficiente, el recién nacido responde mediante la disminución de los movimientos. Como los patrones de los movimientos fetales pueden variar considerablemente, las actividades fetales múltiples pudieran ser una variable predictiva mejor de un resultado deficiente. Por lo tanto, se introdujeron el perfil biofísico (PBF) y el perfil biofísico modificado (PBFM). El PBF utiliza la ecografía para evaluar 1) los movimientos fetales, 2) el tono, 3) la respiración y 4) el volumen de líquido amniótico que rodea al niño. Además, el latido del recién nacido se monitoriza durante un período de 20 minutos mediante una máquina de CTG. Lo anterior produce un registro de la frecuencia cardíaca del niño, las contracciones de la madre y de cuando el niño se mueve. A veces se utiliza primero el PBF modificado (PBFM), que incluye el registro de la CTG y el volumen de líquido amniótico solamente. Si los mismos indican una posible anomalía, entonces se utiliza el PBF completo. Esta revisión de ensayos comparó el PBF (o el PBFM) con la monitorización convencional (CTG sólo) en cuanto al resultado en los embarazos de alto riesgo. Se encontraron cinco ensayos que incluyeron 2 974 mujeres con embarazos de alto riesgo de resultado fetal deficiente. No hubo diferencias entre los grupos en cuanto al número de niños que murieron, ni en el número de neonatos con puntuaciones de Apgar bajas. Sin embargo, aunque el número de mujeres incluidas fue pequeño, el PBF se asoció con un aumento significativo de la inducción y la cesárea. No obstante, los datos no son suficientes para establecer una conclusión acerca del beneficio o no del PBF como prueba del bienestar fetal.

Conclusiones de los autores: 

Actualmente no hay pruebas suficientes de los ensayos aleatorios para apoyar el uso del PBF como prueba de bienestar fetal en los embarazos de alto riesgo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El perfil biofísico (PBF) incluye la monitorización ecográfica de los movimientos fetales, el tono fetal y la respiración fetal, así como la evaluación ecográfica del volumen de líquido con o sin evaluación de la frecuencia cardíaca fetal. El PBF se realiza con el objetivo de identificar a los neonatos que pueden presentar riesgo de tener un resultado deficiente del embarazo y poder realizar evaluaciones adicionales del bienestar, inducir el trabajo de parto o realizar una cesárea para facilitar el nacimiento.

Objetivos: 

Evaluar los efectos del PBF comparado con la monitorización convencional (CTG sólo o PBFM) sobre el resultado del embarazo en los embarazos de alto riesgo.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (octubre 2007), CENTRAL (The Cochrane Library 2006, número 4), MEDLINE (1966 hasta noviembre 2006), EMBASE (1974 hasta noviembre 2006) y en CINAHL (1980 hasta noviembre 2006).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios y cuasialeatorios que incluyen una comparación del PBF fetal con otras formas de evaluación fetal antes del parto en mujeres con embarazos de alto riesgo.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores evaluaron de forma independiente la calidad, la elegibilidad y extrajeron los datos.

Resultados principales: 

Se incluyeron cinco ensayos con 2 974 mujeres. La mayoría de los ensayos no fueron de alta calidad. Aunque la incidencia general de resultados adversos fue baja, las pruebas disponibles de los ensayos controlados aleatorios no apoyan el uso del PBF como prueba del bienestar fetal en los embarazos de alto riesgo. No se encontraron diferencias significativas entre los grupos en cuanto a las muertes perinatales (riesgo relativo [RR] 1,33; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,60 a 2,98) o en la puntuación de Apgar menor de 7 a los cinco minutos (RR 1,27; IC del 95%: 0,85 a 1,92). Los datos combinados de los dos ensayos de alta calidad indican un riesgo mayor de cesárea en el grupo PBF (RR 1,60, IC del 95%: 1,05 a 2,44; n = 280; prueba de interacción p = 0,03). Sin embargo, el número de mujeres participantes fue relativamente pequeño (n = 280). Por lo tanto, se necesitan pruebas adicionales definitivas con respecto a la eficacia de esta prueba en los embarazos de alto riesgo. Además, se necesita una evaluación adicional de la repercusión del PBF sobre otras intervenciones, la duración de hospitalización, la morbilidad neonatal a corto y largo plazo, y la satisfacción paterna.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save