¿Los fármacos empleados para el tratamiento de la depresión ayudan a los fumadores que intentan dejar el tabaco?

Antecedentes y preguntas de la revisión

Algunos fármacos y suplementos que se han usado para tratar la depresión (antidepresivos) se han probado para observar si también ayudan a las personas que están tratando de dejar de fumar. A veces, se prescriben dos antidepresivos, bupropión (Zyban) y nortriptilina, para ayudar a dejar de fumar. Esta revisión se propuso determinar si la administración de antidepresivos aumenta la probabilidad de que las personas abandonen con éxito el hábito de fumar a los seis meses o más tarde y determinar la seguridad del uso de estos fármacos para ayudar a abandonar el hábito de fumar.

Características de los estudios

La evidencia está actualizada hasta julio de 2013. Esta actualización incluye 24 nuevos estudios, y esta revisión incluye 90 estudios en conjunto. Los estudios incluyeron a personas que fumaban y a personas que habían dejado de fumar recientemente. Hubo 65 ensayos del bupropión, que está autorizado para el uso como una medicación para el abandono del hábito de fumar bajo el nombre comercial “Zyban”. Hubo diez ensayos de la nortriptilina que es un antidepresivo tricíclico que no está autorizado específicamente para el abandono del hábito de fumar. Sólo se incluyeron estudios que midieron el abandono a largo plazo (si las personas habían dejado de fumar a los seis meses o más tarde desde el inicio del estudio).

Resultados clave y calidad de la evidencia

Los ensayos del bupropión (Zyban) para el abandono del hábito de fumar muestran evidencia de alta calidad de que aumenta la probabilidad de que los intentos de abandono sean exitosos después de al menos seis meses (44 ensayos, más de 13 000 participantes). Los efectos secundarios del bupropión incluyen insomnio, boca seca y náuseas y rara vez (1:1000) crisis convulsivas y quizás problemas psiquiátricos, aunque el último no está claro. También hay evidencia de calidad moderada, limitada por un número relativamente pequeño de estudios y participantes incluidos, de que el antidepresivo nortriptilina aumenta las tasas de abandono (seis ensayos, 975 participantes). Los efectos secundarios de este fármaco incluyen boca seca, estreñimiento, náuseas y sedación, y su sobredosis puede ser peligrosa. No se ha demostrado que los antidepresivos como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (p.ej., fluoxetina), los antidepresivos como el inhibidor de monoaminooxidasa (p.ej., selegilina) y el antidepresivo venlaxafina ayuden en el abandono del hábito de fumar, ni tampoco el tratamiento con hierba de San Juan, o la S-adenosil-L-metionina (SAMe), un suplemento dietético que se cree que tiene propiedades antidepresivas.

Discusión y consideraciones

No se comprende plenamente la forma en que podría funcionar el bupropión y la nortriptilina. Ambos parecen ayudar a las personas a dejar de fumar, ya sea cuando presentan o no antecedentes de depresión, o cuando tienen síntomas depresivos al dejar de fumar. La probabilidad de abandono al utilizar bupropión o nortriptilina parece ser similar a la del tratamiento de reemplazo de nicotina, aunque la probabilidad de interrumpir el tratamiento con bupropión parece ser inferior a la del tratamiento con vareniclina.

Conclusiones de los autores: 

Los antidepresivos bupropión y nortriptilina ayudan en el abandono del hábito de fumar a largo plazo. Parece que es poco frecuente que los eventos adversos con cualquier medicación sean graves o den lugar a la interrupción de la medicación. La evidencia indica que el modo de acción del bupropión y la nortriptilina es independiente de su efecto antidepresivo y que tienen una eficacia similar al reemplazo de nicotina. La evidencia también indica que el bupropión es menos efectivo que la vareniclina, aunque se necesita investigación adicional para confirmar este hallazgo. La evidencia indica que ni los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (p.ej. fluoxetina) ni los inhibidores de monoaminooxidasa ayudan en el abandono.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Hay al menos tres motivos para creer que los antidepresivos podrían ayudar a abandonar el hábito de fumar. En primer lugar, el retiro de la nicotina puede producir síntomas depresivos o precipitar un episodio depresivo mayor que los antidepresivos pueden aliviar. En segundo lugar, la nicotina puede tener efectos antidepresivos que mantengan el hábito de fumar mientras que los antidepresivos pueden sustituir este efecto. Finalmente, algunos antidepresivos pueden tener un efecto específico sobre las vías neurales (p.ej., al inhibir la monoaminoxidasa) o los receptores (p.ej., bloqueo de los receptores nicotínicos-colinérgicos) que son la base de la adicción a la nicotina.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión es evaluar el efecto y la seguridad de los antidepresivos como ayuda para el abandono del hábito de fumar a largo plazo. Los fármacos incluyen bupropión, doxepina, fluoxetina, imipramina, lazabemida, moclobemida, nortriptilina, paroxetina, S-adenosil-L-metionina (SAM), selegilina, sertralina, hierba de San Juan, triptófano, venlafaxina y zimeledina.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Adicción al Tabaco (Cochrane Tobacco Addiction Group), que incluye informes de ensayos indexados en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL), MEDLINE, EMBASE, en PsycINFO y en otras revisiones y resúmenes de congresos, en julio 2013.

Criterios de selección: 

Se consideraron los ensayos aleatorizados que compararan antidepresivos con placebo o una farmacoterapia alternativa para el abandono del hábito de fumar. También se incluyeron los ensayos que comparaban diferentes dosis, al utilizar el tratamiento farmacológico para prevenir la reincidencia o para reiniciar el abandono del hábito de fumar o para ayudar a los fumadores a reducir el consumo de cigarrillos. Se excluyeron ensayos con un seguimiento menor a seis meses.

Obtención y análisis de los datos: 

Se extrajeron los datos y se evaluó el riesgo de sesgo mediante procedimientos metodológicos estándar previstos por la Colaboración Cochrane.

El resultado principal fue la abstinencia de fumar después de al menos seis meses de seguimiento en los pacientes que fumaban al inicio del estudio, expresada como riesgos relativos (RR). Se utilizó la definición más rigurosa de abstinencia disponible en cada ensayo, y las tasas bioquímicamente validadas, si estaban disponibles. Cuando fue apropiado, se realizó un metanálisis mediante un modelo de efectos fijos.

Resultados principales: 

Se identificaron 24 ensayos nuevos desde la actualización de 2009, con lo que el número total de ensayos incluidos es de 90. Hubo 65 ensayos del bupropión y diez ensayos de la nortriptilina, y la mayoría presentó un riesgo bajo o incierto de sesgo. Hubo evidencia de alta calidad de que, cuando se utilizó como la única farmacoterapia, el bupropión aumentó significativamente el abandono a largo plazo (44 ensayos, N = 13 728; riesgos relativos [RR] 1,62; intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,49 a 1,76). Hubo evidencia de calidad moderada, limitada por un número relativamente pequeño de ensayos y participantes, de que la nortriptilina también aumentó significativamente el abandono a largo plazo cuando se la utilizó como la única farmacoterapia (seis ensayos, N = 975; RR 2,03; IC del 95%: 1,48 a 2,78). No hay evidencia suficiente de que el agregado de bupropión (12 ensayos, N = 3487; RR 1,19; IC del 95%: 0,94 a 1,51) o de nortriptilina (cuatro ensayos, N = 1644; RR 1,21; IC del 95%: 0,94 a 1,55) al tratamiento de reemplazo de nicotina (TRN) proporciona un beneficio adicional a largo plazo. Sobre la base de una cantidad limitada de datos de comparaciones directas, el bupropión y la nortriptilina parecen ser igualmente efectivos y de eficacia similar a la TRN (bupropión versus nortriptilina tres ensayos, N = 417, RR 1,30, IC del 95%: 0,93 a 1,82; bupropión versus TRN ocho ensayos, N = 4096, RR 0,96, IC del 95%: 0,85 a 1,09; ninguna comparación directa entre la nortriptilina y la TRN). Los resultados agrupados de cuatro ensayos que compararon bupropión con vareniclina mostraron un abandono significativamente inferior con bupropión que con vareniclina (N = 1810; RR 0,68; IC del 95%: 0,56 a 0,83). El metanálisis no detectó un aumento significativo en la tasa de eventos adversos graves entre los participantes que recibieron bupropión, aunque el intervalo de confianza presentó un valor muy próximo a la significación estadística (33 ensayos, N = 9631; RR 1,30; IC del 95%: 1,00 a 1,69). Existe un riesgo de aproximadamente 1 / 1000 de sufrir crisis convulsivas asociadas con el uso de bupropión. El bupropión se ha asociado con riesgo de suicidio, aunque no se conoce si este evento es causal. La nortriptilina tiene la posibilidad de presentar efectos secundarios graves, pero no se ha observado ninguno en los pocos ensayos pequeños sobre el abandono del hábito de fumar.

No hubo evidencia de un efecto significativo de los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina por sí solos (RR 0,93, IC del 95%: 0,71 a 1,22; N = 1594; dos ensayos de fluoxetina, uno paroxetina, uno sertralina) o como complemento de la TRN (tres ensayos de fluoxetina, N = 466; RR 0,70, IC del 95%: 0,64 a 1,82). Tampoco se detectaron efectos significativos en los inhibidores de la monoamino oxidasa (RR 1,29; IC del 95%: 0,93 a 1,79; N = 827; un ensayo de moclobemida, cinco de selegilina), el antidepresivo atípico venlafaxina (un ensayo, N = 147; RR 1,22, IC 95% 0,64 a 2,32), la terapia herbal de la Hierba de San Juan (hipérico) (dos ensayos, N = 261, RR 0,81, IC 95% 0,26 a 2,53), o el suplemento dietético SAMe (un ensayo, N = 120, RR 0,70, IC 95% 0,24 a 2,07).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save