Hormona liberadora de tirotrofina añadida al tratamiento con corticosteroides en pacientes con riesgo de parto prematuro para prevenir la enfermedad respiratoria neonatal

La hormona liberadora de tirotrofina añadida al tratamiento con corticosteroides no mejora los efectos beneficiosos de los corticosteroides en los pulmones de los recién nacidos prematuros y puede aumentar los efectos perjudiciales.

Los recién nacidos prematuros (antes de las 37 semanas de embarazo) están en riesgo de dificultades para respirar (como el síndrome de dificultad respiratoria). La TRH aumenta las hormonas tiroideas en el feto y se ha considerado que agregar TRH a los corticosteroides en pacientes con parto prematuro podía aumentar el efecto beneficioso de los corticosteroides en los pulmones del recién nacido.

Esta revisión incluyó 15 ensayos con riesgo moderado de sesgo que incluyeron a 4600 pacientes y sus fetos. En esta revisión, la TRH añadida al tratamiento con corticosteroides en pacientes con riesgo de parto prematuro no redujo las dificultades para respirar de los recién nacidos. Los recién nacidos de madres que recibieron TRH con corticosteroides, tuvieron mayores probabilidades de requerir apoyo respiratorio que los recién nacidos de madres que solamente recibieron corticosteroides. Las pacientes que recibieron TRH tuvieron mayores probabilidades de presentar efectos secundarios adversos, como náuseas, vómitos y rubor que las pacientes que solamente recibieron corticosteroides.

Por lo tanto, según las pruebas actualmente disponibles, la TRH no se recomienda en pacientes con riesgo de parto prematuro para prevenir las enfermedades respiratorias neonatales.

Conclusiones de los autores: 

La TRH prenatal añadida al tratamiento con corticosteroides en pacientes con riesgo de parto prematuro no mejora los resultados neonatales y puede causar efectos secundarios maternos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La hormona liberadora de tirotrofina (TRH) añadida al tratamiento prenatal con corticosteroides se ha propuesto como una forma de reducir aún más los problemas respiratorios y la enfermedad pulmonar neonatal en recién nacidos prematuros.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la administración prenatal de TRH además de corticosteroides a las pacientes con riesgo de parto prematuro para la prevención de la enfermedad respiratoria neonatal.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (30 de junio de 2013) y en las listas de referencias de los estudios recuperados. También se estableció contacto con los autores de los ensayos.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios en pacientes con riesgo suficiente de parto prematuro que justificaran el uso de corticosteroides prenatales para estimular la madurez pulmonar. La TRH y los corticosteroides se compararon con los corticosteroides, con o sin placebo.

Obtención y análisis de los datos: 

Todas las evaluaciones de la elegibilidad de los ensayos, el riesgo de sesgo y la extracción de los datos las realizaron al menos dos revisores de forma independiente.

Resultados principales: 

En los 15 ensayos de la revisión, se incluyeron más de 4600 pacientes; sin embargo, dos ensayos no aportaron datos de resultado para la revisión. Los ensayos tuvieron un riesgo de sesgo moderado. En general, la TRH prenatal añadida al tratamiento con corticosteroides no redujo el riesgo de muerte antes del alta hospitalaria (cociente de riesgos [CR] 1,05; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,86 a 1,27; seis ensayos, 3694 neonatos), el síndrome de dificultad respiratoria neonatal (CR promedio 1,05; IC del 95%: 0,91 a 1,22; nueve ensayos, 3833 neonatos) ni la enfermedad pulmonar crónica (CR 1,01; IC del 95%: 0,85 a 1,19; cinco ensayos, 2511 neonatos) y no mejoró los resultados secundarios fetales, neonatales o infantiles evaluados por los análisis de intención de tratar.

De hecho, los datos mostraron que las pacientes y los neonatos presentaron efectos adversos con la TRH prenatal. Todos los efectos secundarios informados (náuseas, vómitos, fotofobia, tenesmo, rubor facial) fueron significativamente más frecuentes en las pacientes que recibieron la TRH. En los neonatos, la TRH prenatal aumentó el riesgo de necesidad de asistencia respiratoria (CR 1,16; IC del 95%: 1,03 a 1,29; tres ensayos, 1969 neonatos), y de tener una puntuación de Apgar baja a los cinco minutos (CR 1,48; IC del 95%: 1,14 a 1,92; tres ensayos, 1969 neonatos). Sólo tres ensayos proporcionaron datos sobre el seguimiento en la infancia y aunque un ensayo indicó resultados más deficientes en los neonatos que estuvieron expuestos a la TRH prenatal, los otros dos ensayos que evaluaron a los neonatos mediante un instrumento de desarrollo establecido no mostraron diferencias claras entre los grupos en los resultados al seguimiento.

Los análisis de sensibilidad según la calidad del ensayo o subgrupos con tiempos diferentes entre la incorporación al estudio y el parto, o con diferentes regímenes de dosis de la TRH, no cambiaron estos resultados.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save