Podcast: Experiencias y perspectivas de padres y cuidadores informales con respecto a la comunicación de vacunación infantil temprana y sistemática

La mayoría de revisiones Cochrane examinan pruebas cuantitativas sobre los efectos de la atención sanitaria o social, pero algunas revisan pruebas cualitativas para intentar comprender mejor algunas intervenciones, cómo funcionan y por qué lo hacen. En una revisión de febrero de 2017, Heather Ames, del Centro de Conocimiento Noruego para los Servicios Sanitarios del Instituto de Salud Pública Noruego de Oslo, y algunos colegas realizaron esta revisión para explorar cómo experimentan los padres la comunicación sobre la vacunación de sus hijos.

Este podcast ha sido traducido y grabado por Andrea Cervera del Centro Cochrane Iberoamericano.

- Leer la transcripción

La mayoría de revisiones Cochrane examinan pruebas cuantitativas sobre los efectos de la atención sanitaria o social, pero algunas revisan pruebas cualitativas para intentar comprender mejor algunas intervenciones, cómo funcionan y por qué lo hacen. En una revisión de febrero de 2017, Heather Ames, del Centro de Conocimiento Noruego para los Servicios Sanitarios del Instituto de Salud Pública Noruego de Oslo, y algunos colegas realizaron esta revisión para explorar cómo experimentan los padres la comunicación sobre la vacunación de sus hijos.

Los estudios cualitativos investigan cómo la gente percibe y experimenta el mundo que le rodea. Esta revisión de estudios cualitativos explora cómo viven los padres la comunicación sobre vacunación de niños menores de seis años. Complementa otras revisiones Cochrane existentes acerca del efecto de las estrategias de comunicación sobre los conocimientos, las actitudes y el comportamiento de los padres con respecto a la vacunación infantil.
La vacunación infantil es una forma eficaz de prevenir enfermedades infantiles graves, pero muchos niños continúan sin recibir todas las vacunas recomendadas por diversos motivos. Algunos padres no tienen acceso a la vacuna, quizás debido a la baja calidad de los servicios sanitarios, la distancia con respecto al centro sanitario o la pobreza. Otros no confían en la propia vacuna o en el profesional sanitario que la administra y muchos padres todavía no ven la necesidad de vacunar a sus hijos.
Para abordar algunos problemas, los gobiernos y las agencias de salud a menudo intentan comunicarse con los padres acerca de la vacunación infantil, habitualmente en centros sanitarios, en el domicilio o en la comunidad. La comunicación puede ser bidireccional e interactiva, por ejemplo debates cara a cara entre padres y profesionales sanitarios, o desarrollarse en una sola dirección, como los mensajes de texto, pósteres, panfletos o programas de radio y televisión. Algunos tipos de comunicación permiten a los padres debatir activamente sobre la vacuna, sus riesgos y beneficios, y la enfermedad que pretende prevenir; otros tipos simplemente proporcionan información sobre estos asuntos o sobre cuándo y cómo está disponible la vacuna.
Esta revisión tiene como objetivo ayudar a las personas implicadas en los programas de vacunación a comprender cómo viven los padres los diferentes tipos de comunicación sobre vacunación y cómo influye esto en su decisión de vacunar a sus hijos. Se incluyeron 38 estudios en esta revisión cualitativa. La mayoría de los estudios fueron de países de ingresos altos y exploraron las percepciones de las madres sobre la comunicación de la vacuna.
En general, los padres querían más información de la que recibieron y, para algunos, la falta de información dio lugar a preocupaciones y arrepentimientos con respecto a su decisión sobre la vacuna. Los padres querían información contrastada sobre los posibles riesgos y beneficios de la vacunación, presentada de forma clara y simple, y adaptada a su propia situación.
Los padres también quisieron que la información sobre vacunación estuviese disponible fuera de los servicios sanitarios y que se proporcionase con tiempo antes de cada cita de vacunación.
Por lo general, los padres tuvieron dificultades para distinguir las fuentes fiables de información sobre vacunación y para encontrar información que considerasen sin sesgo y contrastada. Además, consideraron que los trabajadores de la salud fueron una importante fuente de información y manifestaron tener expectativas concretas de su interacción con estos profesionales. La comunicación de baja calidad y las relaciones negativas con los profesionales sanitarios en ocasiones repercutieron sobre las decisiones de vacunación. La cantidad de información que esperaban los padres y las fuentes en las que consideraron que podían confiar parecieron estar asociadas a su aceptación de la vacuna, pues los padres más indecisos quisieron más información.
Las pruebas con respecto al hecho de que los padres buscan información clara, contrastada y proporcionada en el momento adecuado acerca de la vacunación de sus hijos, pero que a menudo la consideran insuficiente, son fiables. Con una confianza de baja a moderada, se puede afirmar que la cantidad de información que reclaman los padres y las fuentes en las que confían parecen estar asociadas a su aceptación de la vacuna.

Si desea profundizar en los hallazgos de esta síntesis de pruebas cualitativas y de los hallazgos de los estudios incluidos, diríjase a la revisión en Biblioteca Cochrane punto com.

Cerrar la transcripción
Compartir/Guardar