Vías de administración de profilaxis con antibióticos para la prevención de la infección después de la cesárea

¿Cuál es el tema?

El parto por cesárea aumenta el riesgo de infección en comparación con el parto vaginal de cinco a 20 veces. Las infecciones pueden ocurrir en la incisión quirúrgica, el recubrimiento del útero y dentro de la pelvis. Los médicos intentan prevenir estas infecciones con diferentes medidas que incluyen los antibióticos profilácticos (preventivos).

¿Por qué es esto importante?

Los antibióticos se pueden administrar por varias vías diferentes que incluyen la vía oral, la inyección en una vena o mediante el lavado dentro del útero y el sitio quirúrgico con una solución salina que contiene el antibiótico. Se evaluaron los efectos beneficiosos y perjudiciales de diferentes vías de administración de la profilaxis con antibióticos para prevenir las infecciones en pacientes sometidas a cesárea.

¿Qué pruebas se encontraron?

El 6 de enero de 2016 se buscaron pruebas de ensayos controlados aleatorios y se encontraron diez estudios (con un total de 1354 pacientes).

Nueve estudios (1274 pacientes) compararon la administración de antibióticos intravenosos con la irrigación de antibióticos (lavado con una solución salina que contenía antibióticos). Las dos vías proporcionaron resultados similares en resultados importantes que incluyen la infección del útero / matriz (pruebas de baja calidad) y la infección de la herida (pruebas de muy baja calidad). Los estudios no informaron infecciones sanguíneas en el recién nacido (sepsis). Los números de pacientes que presentaron infección urinaria (pruebas de muy baja calidad), complicaciones infecciosas graves (pruebas de muy baja calidad) o fiebre después del parto (pruebas de muy baja calidad) tampoco difirieron claramente entre los grupos. No hubo diferencias claras entre los grupos en cuanto al tiempo que las pacientes permanecieron en el hospital y no se informaron datos sobre el número de pacientes que fueron reingresadas al hospital. Ninguna paciente presentó reacciones alérgicas a los antibióticos (pruebas de muy baja calidad) en los tres estudios que informaron este resultado. Ninguno de los estudios proporcionó información acerca de si los recién nacidos presentaron alguna reacción adversa inmediata a los antibióticos.

Un estudio (con 80 pacientes) comparó antibióticos intravenosos con antibióticos por vía oral pero no informó sobre los resultados de esta revisión.

¿Qué quiere decir esto?

Los estudios incluidos en esta revisión no informaron claramente cómo se realizaron y los datos de resultado estaban incompletos. Se incluyeron muy pocas pacientes en cada estudio para que números suficientes de eventos permitieran observar una diferencia clara en los resultados entre los dos grupos de pacientes. Este hecho hizo que las pruebas fueran de baja calidad. Por lo tanto, se necesita obrar con cautela en la interpretación y la generalizabilidad de los resultados.

Se necesitan estudios de alta calidad para determinar la manera más segura y más efectiva de administrar los antibióticos preventivos. Dichos estudios deben evaluar los antibióticos disponibles más recientemente y considerar los posibles efectos secundarios que la intervención puede tener en el recién nacido.

Conclusiones de los autores: 

No hubo diferencias claras entre la profilaxis con irrigación de antibióticos y antibióticos intravenosos para reducir el riesgo de endometritis después de la cesárea. Para otros resultados no hay pruebas suficientes con respecto a qué vía de administración de los antibióticos profilácticos es más efectiva para prevenir las infecciones después de la cesárea. La calidad de las pruebas fue muy baja a baja, principalmente debido a las limitaciones en el diseño y la imprecisión de los estudios. Además, en su mayoría los estudios incluidos tuvieron poco poder estadístico (tamaños de la muestra pequeños con pocos eventos). por lo tanto, se recomienda cuidado en la interpretación y la generalizabilidad de los resultados.

Para los estudios de investigación futuros se necesitan ECA bien diseñados, realizados de forma adecuada e informados con claridad. Dichos estudios deben evaluar los antibióticos disponibles más recientemente y explicar con mayor detalle las diversas vías disponibles de administración, así como explorar los posibles efectos secundarios neonatales de dichas intervenciones.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La infección después de la cesárea es una causa de morbilidad y mortalidad materna. La administración de profilaxis con antibióticos se recomienda para prevenir la infección después del parto por cesárea. La vía de administración de la profilaxis con antibióticos debe ser efectiva, segura y conveniente. Actualmente hay una falta de pruebas resumidas con respecto a los efectos beneficiosos y perjudiciales de diferentes vías de administración de la profilaxis con antibióticos para prevenir la infección después de la cesárea.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión fue evaluar los efectos beneficiosos y perjudiciales de diferentes vías de administración de la profilaxis con antibióticos para prevenir la morbilidad infecciosa en las pacientes sometidas a cesárea.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (31de enero de 2016), ClinicalTrials.gov y en la Plataforma Internacional de Registro de Ensayos Clínicos de la OMS (ICTRP) (6 de abril de 2016) y en listas de referencias de estudios recuperados.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararon al menos dos vías alternativas de profilaxis con antibióticos para la cesárea (programada y de urgencia). Los ensayos cruzados y los ensayos controlados cuasialeatorios no fueron elegibles para inclusión.

Obtención y análisis de los datos: 

Los dos revisores de forma independiente evaluaron los ensayos para su inclusión, evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron los datos de los estudios incluidos. Estos pasos fueron comprobados por un tercer revisor.

Resultados principales: 

Se incluyeron 10 estudios (1354 mujeres). El riesgo de sesgo fue incierto o alto en la mayoría de los estudios incluidos.

Todos los ensayos incluidos reclutaron a pacientes sometidas a cesárea programada o no programada.

Antibióticos intravenosos versus irrigación de antibióticos (nueve estudios, 1274 pacientes)

Nueve estudios (1274 pacientes) compararon la administración de antibióticos intravenosos con la irrigación de antibióticos. No hubo diferencias claras entre los grupos en cuanto a los resultados primarios maternos de esta revisión: endometritis (cociente de riesgos [CR] 0,95; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,70 a 1,29; ocho estudios [966 pacientes] [pruebas de baja calidad]); infección de la herida (CR 0,49; IC del 95%: 0,17 a 1,43; siete estudios [859 pacientes] [pruebas de muy baja calidad]). El resultado sepsis del lactante no se informó en los estudios incluidos.

En cuanto a los resultados secundarios maternos de esta revisión, no hubo diferencias claras entre los grupos de antibiótico intravenoso o irrigación de antibiótico en cuanto a morbilidad febril posparto (CR 0,87; IC del 95%: 0,48 a 1,60; tres estudios [264 pacientes] [pruebas de muy baja calidad]); o infección urinaria (CR 0,74; IC del 95%: 0,25 a 2,15; cinco estudios [660 pacientes] [pruebas de muy baja calidad]). En cuanto a los efectos adversos del tratamiento sobre las pacientes, no se informaron reacciones alérgicas farmacológicas en tres estudios (284 pacientes) (pruebas de muy baja calidad) y no se informaron casos de complicaciones infecciosas graves (pruebas de muy baja calidad). De manera similar, no hubo diferencias claras entre los grupos en cuanto a la duración de la estancia hospitalaria de la madre (diferencia de medias [DM] 0,28 días; IC del 95%: -0,22 a 0,79 días, [análisis de efectos aleatorios], cuatro estudios [512 pacientes]). No se informaron datos del número de pacientes reingresadas al hospital. Para el recién nacido no se informaron datos con respecto a muguet oral, duración de la estancia hospitalaria del recién nacido ni efectos adversos inmediatos de los antibióticos sobre el lactante.

Profilaxis con antibióticos intravenosos versus profilaxis con antibióticos orales (un estudio, 80 pacientes)

Un estudio (80 pacientes) comparó la administración de antibióticos profilácticos por vía intravenosa versus oral, pero no informó sobre los resultados primarios o secundarios de esta revisión.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Compartir/Guardar