Repercusión de las prohibiciones del acto de fumar en el nivel institucional sobre la reducción de los efectos perjudiciales y la exposición pasiva al humo del cigarrillo

Desde que algunos países prohibieron fumar en los lugares públicos en 2004, ha habido una reducción de la exposición pasiva al humo del cigarrillo (el daño por el humo de los cigarrillos de otras personas), y la salud de los fumadores y los no fumadores ha mejorado. La exposición pasiva al humo del cigarrillo puede aumentar las probabilidades de enfermedad y muerte, por lo que varias organizaciones internacionales de salud apoyan la introducción de métodos para reducir la exposición al tabaquismo y la exposición pasiva al humo del cigarrillo, que incluyen las prohibiciones del acto de fumar.

Los estudios han mostrado que los lugares de trabajo que prestan servicios para ayudar a los fumadores a dejar de fumar han sido eficaces. Los servicios pueden incluir proporcionar tratamiento de reemplazo de nicotina (TRN) y proporcionar asesoría para ayudar a los fumadores a abandonar el hábito. Sin embargo, no se conoce si las políticas para que las personas dejen de fumar en las instituciones son efectivas. Aunque el acto de fumar se prohíbe en muchos lugares públicos, no se prohíbe en todos. Fumar se permite en algunas organizaciones de asistencia sanitaria, universidades y prisiones.

Características de los estudios

Se buscaron los estudios que midieron si la introducción de una política o una prohibición del acto de fumar en los hospitales, las universidades o las prisiones redujo la exposición pasiva al humo del cigarrillo y ayudó a los pacientes a abandonar el hábito de fumar. El estudio podía ser en cualquier idioma. Tenía que informar sobre la salud y el tabaquismo antes de que se implementara la política o la prohibición y durante al menos seis meses después. Se han incluido 17 estudios en esta revisión. Doce estudios aportan pruebas de hospitales, tres de prisiones y dos de universidades. Las pruebas están actualizadas hasta junio 2015.

Resultados clave

Se agruparon 11 de los estudios incluidos y se incluyeron 12 485 personas. Se encontró que la prohibición del acto de fumar en los hospitales y las universidades aumentó el número de intentos de abandono del hábito de fumar y redujo el número de personas que fumaban. En las prisiones hubo una reducción en el número de personas que murieron por enfermedades relacionadas con el tabaquismo y una reducción de la exposición pasiva al humo del cigarrillo después de introducir las políticas y las prohibiciones, pero no hubo pruebas de una reducción en las tasas de tabaquismo.

Calidad de la evidencia

No se encontraron estudios relevantes de alta calidad para incluir en la revisión. Estudios de investigación futuros de alta calidad pueden dar lugar a un cambio en estas conclusiones y no es posible establecer conclusiones firmes a partir de las pruebas actuales. Se necesitan más estudios de investigación más grandes para investigar las prohibiciones y las políticas contra el acto de fumar en estos contextos importantes.

Conclusiones de los autores: 

Se encontraron pruebas de un efecto de las políticas contra el tabaquismo basadas en contextos sobre la reducción de las tasas de tabaquismo en los hospitales y las universidades. En las prisiones se informó una reducción en las tasas de mortalidad y en la exposición pasiva al humo del cigarrillo. Sin embargo, la base de pruebas se consideró de baja calidad. Por lo tanto, se necesitan estudios más consistentes que evalúen las pruebas para las prohibiciones y las políticas contra el acto de fumar en estos importantes contextos especializados.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

Las prohibiciones o restricciones del acto de fumar pueden ayudar a eliminar la exposición de los no fumadores a los peligros de la exposición pasiva al humo del cigarrillo y pueden reducir el consumo de tabaco entre los propios fumadores. Existen pruebas que identifican la repercusión de regulaciones e intervenciones para el control del consumo de tabaco implementadas en los lugares de trabajo en general y a nivel individual. Sin embargo, es importante que también se revisen las pruebas para las prohibiciones del acto de fumar en el nivel meso u organizacional para identificar su repercusión sobre la reducción de la carga de la exposición al humo del tabaco. La presente revisión evalúa las pruebas de las prohibiciones o políticas en el nivel meso u organizacional para el control del consumo de tabaco en varios contextos especializados, que incluyen las instituciones públicas de asistencia sanitaria, la educación superior y los establecimientos correccionales.

Objetivos: 

Evaluar el grado en el que las prohibiciones del acto de fumar a nivel institucional pueden reducir la exposición pasiva al humo y el tabaquismo activo y afectar otros resultados relacionados con la salud.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials - CENTRAL); MEDLINE, EMBASE y en las listas de referencias de los estudios identificados. Se estableció contacto con los autores para identificar estudios completados o en curso elegibles para su inclusión en esta revisión. También se verificaron los sitios web de organismos y organizaciones estatales, como los registros de ensayos. La fecha de la última búsqueda fue el 22 de de junio de 2015.

Criterios de selección: 

Se consideraron los estudios que informaron los efectos de las prohibiciones o las políticas del acto de fumar, ya sea de manera completa o parcial, sobre la reducción de la exposición pasiva al humo del cigarrillo, el consumo de tabaco, la prevalencia del tabaquismo y otros resultados de salud, en los establecimientos públicos de asistencia sanitaria, de la educación superior y en las instituciones correccionales, desde 2005 en adelante.

El estándar mínimo de inclusión fue que el estudio implementara una prohibición o política a nivel de contexto y un mínimo de seis meses de seguimiento para las medidas del hábito de fumar. Se incluyeron los ensayos cuasiexperimentales (es decir, estudios controlados tipo antes y después, series de tiempo interrumpido como se definió por el Grupo Cochrane para una Práctica y Organización Sanitaria Efectivas (Cochrane Effective Practice and Organization of Care Group) y datos no controlados antes y después de la prohibición.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos o más autores de la revisión, de forma independiente, evaluaron los estudios para su inclusión en la revisión. Debido a la variación en la medición de los resultados no se realizó un metanálisis de todos los estudios incluidos en esta revisión, pero se realizó un metanálisis de efectos fijos de Mantel-Haenszel que agrupó a 11 de los estudios incluidos. Todos los estudios se evaluaron mediante una síntesis narrativa cualitativa.

Resultados principales: 

Se incluyeron 17 estudios observacionales en esta revisión. No se encontraron ensayos controlados aleatorios. Doce estudios se realizaron en hospitales, tres en prisiones y dos en universidades. Tres estudios utilizaron un diseño controlado tipo antes y después y utilizaron otro sitio para la comparación. Los 14 estudios restantes utilizaron un diseño de estudio no controlado tipo antes y después. Cinco estudios informaron pruebas de dos grupos de participantes e incluyeron al personal y a pacientes o prisioneros (según el contexto especializado), y los 12 estudios de investigación restantes sólo investigaron un grupo de participantes.

Los cuatro estudios (dos en prisiones, dos en hospitales) que proporcionaron datos de resultados de salud informaron un efecto de la exposición pasiva al humo del cigarrillo y una reducción de la mortalidad asociada con enfermedades relacionadas con el tabaquismo. Ningún estudio incluido en la revisión midió los niveles de cotinina para validar la exposición pasiva al humo del cigarrillo. Once estudios que informaron las tasas de tabaquismo activo en 12 485 participantes estuvieron disponibles para el agrupamiento, pero hubo pruebas significativas de heterogeneidad estadística (I² = 72%). La heterogeneidad fue menor en los subgrupos definidos por contexto, y proporcionaron pruebas de un efecto de las prohibiciones del acto de fumar sobre la reducción de las tasas de tabaquismo activo. Un análisis que exploró la heterogeneidad dentro de los contextos hospitalarios mostró pruebas de un efecto sobre la reducción de las tasas de tabaquismo activo en el personal (cociente de riesgos [CR] 0,71; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,64 a 0,78) y en los pacientes (CR 0,86; IC del 95%: 0,76 a 0,98), pero se mantuvo la heterogeneidad en el subgrupo del personal (I² = 76%). En las prisiones, a pesar de las pruebas de la reducción de la mortalidad asociada con enfermedades relacionadas con el tabaquismo en dos estudios, no hubo pruebas del efecto sobre las tasas de tabaquismo activo (un estudio, CR 0,99; IC del 95%: 0,84 a 1,16).

La calidad de las pruebas se consideró baja mediante el enfoque GRADE, ya que todos los estudios incluidos son observacionales.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Compartir/Guardar