Telerrehabilitación para pacientes con baja visión

Esta traducción está desactualizada. Haga clic aquí para ver la última versión en inglés de esta revisión.

Pregunta de la revisión
Esta revisión sistemática intentó evaluar los efectos beneficiosos de prestar servicios remotos de rehabilitación de la visión a pacientes con baja visión mediante la telerrehabilitación, que emplea un enfoque basado en Internet en lugar de las consultas habituales en una clínica. El resultado principal de interés es la calidad de vida relacionada con la visión, aunque el interés también se centró en medidas de la función visual como la velocidad de lectura, así como el cumplimiento de las sesiones programadas y la satisfacción del paciente.

Antecedentes
La baja visión es una reducción en la función visual que no se puede corregir con espejuelos, lentes de contacto u otros tratamientos médicos y quirúrgicos. Los pacientes con baja visión pueden tener dificultades para realizar actividades cotidianas como la lectura y la conducción. Actualmente, alrededor de 314 000 000 de personas tienen baja visión en todo el mundo.

Una manera de ayudar a los pacientes con baja visión es la rehabilitación, durante la cual se les enseña a utilizar dispositivos de magnificación y técnicas para aprovechar al máximo la visión que pueden conservar; también se evalúan periódicamente para reforzar las aptitudes. Se ha observado que la rehabilitación para la baja visión realizada en el consultorio es efectiva; sin embargo, las barreras en cuanto al transporte pueden reducir el cumplimiento del entrenamiento y perjudicar la efectividad general del programa.

Es posible administrar rehabilitación para la baja de visión a través de Internet (es decir, telerrehabilitación). La telerrehabilitación evita los retos relacionados con el transporte a las clínicas para la consulta y también ofrece la comodidad y la practicidad de las sesiones de rehabilitación en el domicilio.

Resultados clave y calidad de las pruebas
Los autores de esta revisión no encontraron ningún estudio elegible que abordara directamente la pregunta de investigación. La búsqueda está actualizada hasta el 15 de junio de 2015.

Conclusiones de los autores: 

No se encontraron pruebas sobre si el uso de telerrehabilitación es factible o si es un medio potencialmente viable para aplicar los servicios de rehabilitación de forma remota a los individuos con baja visión. Debido a la carga de morbilidad y al interés creciente en la telemedicina, se necesitan estudios piloto futuros y ensayos clínicos posteriores para explorar el potencial de la telerrehabilitación como una plataforma para prestar servicios a los pacientes con baja visión.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La baja visión afecta a más de 300 000 000 de personas en todo el mundo y puede comprometer las actividades cotidianas y la calidad de vida. El entrenamiento de rehabilitación y el equipo de apoyo a la visión (EAV) pueden ayudar, aunque algunos pacientes con deficiencia visual tienen recursos limitados para asistir en persona a las consultas en los consultorios de rehabilitación. Estos pacientes podrían superar las barreras a la atención a través de la consulta remota con Internet (es decir, telerrehabilitación).

Objetivos: 

Comparar los efectos de la telerrehabilitación con los servicios de rehabilitación presenciales de la visión (p.ej. en consultorios u hospitales) para mejorar la calidad de vida relacionada con la visión y la velocidad de lectura en los pacientes con pérdida de la función visual debido a cualquier enfermedad ocular. Los objetivos secundarios fueron la evaluación del cumplimiento de las sesiones de rehabilitación programadas, las tasas de abandono de los dispositivos de apoyo visual y las calificaciones de la satisfacción del paciente.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL (que contiene el Registro de ensayos del Grupo Cochrane de Trastornos de los Ojos y la Visión [Cochrane Eyes and Vision Group]) (2015 número 5), Ovid MEDLINE, Ovid MEDLINE In-Process and Other Non-Indexed Citations, Ovid MEDLINE Daily, Ovid OLDMEDLINE (enero 1980 hasta junio 2015), EMBASE (enero 1980 hasta junio 2015), PubMed (1980 hasta junio 2015), ClinicalTrials.gov (www.clinicaltrials.gov) y en la World Health Organization (WHO) International Clinical Trials Registry Platform (ICTRP) (www.who.int/ictrp/search/en). No se utilizaron limitaciones de idioma ni filtro de diseño de estudio en las búsquedas electrónicas; sin embargo, las búsquedas se limitaron desde 1980 en adelante debido a que la Internet no se introdujo al público hasta 1982. Se hicieron búsquedas en las bases de datos electrónicas por última vez el 15 junio 2015.

Criterios de selección: 

Se planificó incluir ensayos controlados aleatorios (ECA) o ensayos clínicos controlados (ECC) en los cuales a los participantes se les había diagnosticado baja visión y recibieron rehabilitación para la baja visión mediante una tecnología de Internet basada en la Web en comparación con un enfoque basado en consultas en persona.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores examinaron de forma independiente los títulos y los resúmenes y luego los artículos de texto completo según los criterios de elegibilidad. Se planificó tener dos revisores para resumir de forma independiente los datos de los estudios incluidos. Las discrepancias se resolvieron mediante discusión.

Resultados principales: 

No se encontraron estudios que cumplieran los criterios de inclusión para esta revisión y, por lo tanto, no se realizó un análisis cuantitativo. Como parte de los antecedentes, se consideraron los artículos de revisión sobre la telemedicina para facilitar la comunicación con individuos de edad muy avanzada o para proporcionar atención oftalmológica remota.

Compartir/Guardar