Lavado intermitente con cloruro de sodio al 0,9% versus heparina para prevenir la obstrucción de los catéteres venosos centrales a largo plazo en lactantes y niños

Antecedentes

Un catéter venoso central (CVC) es un tubo largo, delgado y flexible que se inserta en una vena central grande. El mismo permite el acceso a la sangre en los pacientes con afecciones médicas graves para administrarles fármacos y líquidos, así como la obtención de muestras de sangre. Los catéteres venosos centrales a largo plazo se utilizan para lograr el acceso al sistema sanguíneo en los niños con afecciones médicas complejas como el cáncer. Para evitar que el catéter se obstruya es habitual utilizar heparina, un fármaco que previene la formación de coágulos, para el lavado del catéter. Sin embargo, algunos estudios han revelado que la heparina no es necesaria y que la solución salina normal (una solución de agua salada estéril) se puede utilizar en su lugar de forma segura. La heparina se puede asociar con complicaciones como hemorragia e infección, junto con costos mayores para los profesionales sanitarios. Aunque las complicaciones como las infecciones y las obstrucciones son poco frecuentes, las prácticas varían en todo el mundo y hay muchas inconsistencias con respecto a la mejor solución de lavado para prevenir las complicaciones en los catéteres a largo plazo.

Características de los estudios y resultados clave

Esta revisión incluyó ensayos controlados aleatorios (estudios clínicos en los que los pacientes se asignan al azar a uno de dos o más grupos de tratamiento), que compararon el uso de solución salina y heparina para prevenir el bloqueo y otras complicaciones relacionadas con los catéteres a largo plazo. Las pruebas están actualizadas hasta abril 2015. Dos autores de la revisión revisaron los estudios de forma independiente. Tres estudios con un total de 245 participantes fueron incluidos en la revisión. Los tres ensayos compararon directamente el uso de solución salina y heparina; sin embargo, entre los estudios, todos fueron muy diferentes en la manera en que compararon la solución salina y la heparina, e informaron diferentes concentraciones de heparina y diferente frecuencia de los lavados. Se pudieron combinar los resultados de dos estudios; el análisis mostró resultados poco precisos para el bloqueo de los catéteres y las infecciones sanguíneas entre la solución salina normal y la heparina. Un estudio informó que la duración de la colocación del catéter fue similar entre los dos brazos de estudio.

Calidad de la evidencia

La calidad general de las pruebas varió de baja a muy baja. Hubo un alto riesgo de sesgo para el cegamiento, hubo diferencias entre los métodos de estudio y las intervenciones, resultados inconsistentes entre los estudios y no todos los estudios informaron todos los resultados de interés. Se encontró que no hubo pruebas suficientes para determinar qué solución, heparina o solución salina, es más efectiva para reducir las complicaciones. Se requiere más investigación y es probable que tenga un impacto importante en esta área.

Conclusiones de los autores: 

La revisión encontró que no hubo pruebas suficientes para determinar los efectos del lavado intermitente con heparina versus solución salina normal para prevenir la obstrucción del catéter venoso central a largo plazo en lactantes y niños. Finalmente, si estas pruebas estuvieran disponibles, se facilitaría el desarrollo de guías para la práctica clínica basadas en pruebas y la consistencia de la práctica.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

Las guías y la práctica clínica para la prevención de las complicaciones asociadas con el catéter venoso central (CVC) en todo el mundo varían enormemente. La mayoría de las instituciones recomiendan el uso de heparina para prevenir la obstrucción; sin embargo, existe un debate con respecto a la necesidad de heparina y las pruebas que indican que el cloruro de sodio al 0,9% (solución salina normal) puede presentar la misma efectividad. El uso de heparina no está exenta de riesgo, puede ser innecesaria y también se asocia con un aumento del coste.

Objetivos: 

Evaluar los efectos clínicos (beneficiosos y perjudiciales) del lavado intermitente con heparina versus solución salina normal para prevenir la obstrucción del catéter venoso central a largo plazo en lactantes y niños.

Estrategia de búsqueda: 

El coordinador de búsqueda de ensayos del Grupo Cochrane de Enfermedades Vasculares buscó en el registro especializado (última búsqueda abril de 2015) y en el Registro Cochrane de Estudios (número 3, 2015). Además, también se buscó en las listas de referencias de los ensayos recuperados.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios que compararon la eficacia de la solución salina normal con heparina para prevenir la obstrucción del CVC a largo plazo en lactantes y niños de hasta 18 años de edad. Se excluyeron los CVC temporales y los catéteres centrales insertados periféricamente (CCIP).

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente los criterios de inclusión de los ensayos, la calidad de los ensayos y extrajeron los datos. Se calcularon los cocientes de tasas para dos medidas de resultado: obstrucción del CVC y bacteriemia asociada con la vía central. Otras medidas de resultado incluyeron la duración de la colocación del catéter, la imposibilidad de retirar la sangre del catéter, el uso de uroquinasa o plasminógeno tisular recombinante, la incidencia de extracción o reinserción del catéter, o ambas, y otras complicaciones relacionadas con el CVC como la dislocación del CVC, otras infecciones del sitio del CVC y trombosis.

Resultados principales: 

En esta revisión se incluyeron tres ensayos con 245 participantes. Los tres ensayos compararon directamente el uso de solución salina normal y heparina; sin embargo, entre los estudios, todos utilizaron protocolos diferentes para los brazos estándar y experimentales e informaron diferentes concentraciones de heparina y diferente frecuencia del lavado. Además, no todos los estudios informaron todos los resultados. La calidad de las pruebas varió de baja a muy baja debido a que no hubo cegamiento, a la heterogeneidad y a que la inconsistencia entre los estudios fue alta y los intervalos de confianza fueron amplios. La obstrucción del CVC se evaluó en los tres ensayos (243 participantes). Fue posible agrupar los resultados de dos ensayos para los resultados de la obstrucción del CVC y la bacteriemia asociada con el CVC. El cociente de tasas calculado para la obstrucción del CVC por 1000 días de catéter entre el grupo de solución salina normal y de heparina fue 0,75 (IC del 95%: 0,10 a 5,51; dos estudios, 229 participantes, pruebas de muy baja calidad). El cociente de tasas calculado para la bacteriemia asociada con el CVC fue 1,48 (IC del 95%: 0,24 a 9,37; dos estudios, 231 participantes; pruebas de baja calidad). Se informó que la duración de la colocación del catéter fue similar entre los dos brazos de estudio en un estudio (203 participantes).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Compartir/Guardar