Crioterapia de cuerpo entero para la prevención y el tratamiento del dolor muscular después del ejercicio

Antecedentes y objetivo de la revisión

El dolor muscular de aparición tardía describe el dolor, la sensibilidad y la rigidez muscular que se presenta después del ejercicio de alta intensidad o no habitual. Se utilizan diversos tratamientos para prevenir o reducir el dolor muscular después del ejercicio y mejorar la recuperación. Un tratamiento más reciente cuyo uso va en aumento es la crioterapia de cuerpo entero (CCE). Incluye una única exposición o exposiciones repetidas al aire seco extremadamente frío (por debajo de -100°C) en una cámara o cabina especializada durante dos a cuatro minutos por exposición. Esta revisión intentó determinar si la CCE redujo el dolor muscular, mejoró la recuperación y fue segura para las personas en las que se puede utilizar.

Resultados de la búsqueda

Se efectuaron búsquedas en las bases de datos médicas hasta agosto de 2015 para obtener estudios que compararan la CCE con una intervención control como descanso pasivo o ningún tratamiento; o con otra intervención activa como la inmersión en agua fría. Se encontraron cuatro pequeños estudios. Estos estudios presentaron resultados de 64 adultos jóvenes físicamente activos. Todos, excepto cuatro participantes, eran hombres. Los estudios fueron muy variados en el tipo, la temperatura, la duración y la frecuencia de la CCE y los ejercicios realizados para inducir el dolor muscular. Hubo dos comparaciones: CCE en comparación con una intervención control; y CCE en comparación con tratamiento con rayos infrarrojos de largo alcance.

Resultados clave

Los cuatro estudios compararon CCE con descanso pasivo o ningún tratamiento. Los estudios aportaron algunas pruebas de que la CCE puede reducir el dolor muscular (dolor en reposo) a la hora y a las 24, 48 y 72 horas después del ejercicio. Sin embargo, las pruebas también incluyeron la posibilidad de que la CCE pueda no lograr un cambio o pueda empeorar el dolor. Hubo algunas pruebas débiles de que la CCE puede mejorar el bienestar a las 24 horas. No se informaron y probablemente no se monitorizaron los eventos adversos en estos cuatro estudios.

Un estudio muy pequeño también comparó la CCE con tratamiento con rayos infrarrojos de largo alcance e informó niveles inferiores de dolor muscular a la hora después del tratamiento.

Calidad de la evidencia

Los cuatro estudios tuvieron algunos aspectos que podrían disminuir la confiabilidad de los resultados. Se decidió que las pruebas fueron de muy baja calidad para todos los resultados. Por lo tanto, los resultados todavía no están claros y estudios de investigación adicionales pueden aportar pruebas que podrían cambiar las conclusiones.

Conclusiones

Las pruebas actualmente disponibles no son suficientes para apoyar el uso de la CCE para la prevención y el tratamiento del dolor muscular después del ejercicio en adultos. Además, no se conoce la mejor prescripción de la CCE ni su seguridad.

Conclusiones de los autores: 

No hay pruebas suficientes para determinar si la crioterapia de cuerpo entero (CCE) reduce el dolor muscular autoinformado, o mejora la recuperación subjetiva, después del ejercicio en comparación con el descanso pasivo o ninguna CCE en hombres adultos jóvenes físicamente activos. No existen pruebas sobre el uso de esta intervención en mujeres o deportistas profesionales. La falta de pruebas sobre los eventos adversos es importante debido a que la exposición a temperaturas extremas presenta un riesgo potencial. Se necesitan estudios de investigación adicionales de alta calidad y bien informados en esta área y deben proporcionar un informe detallado de los eventos adversos.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

Con frecuencia se utilizan estrategias de recuperación con la intención de prevenir o disminuir el dolor muscular después del ejercicio. Actualmente se recomienda la crioterapia de cuerpo entero, que incluye una única exposición o exposiciones repetidas al aire seco extremadamente frío (por debajo de los -100 °C) en una cámara o cabina especializada durante dos a cuatro minutos por exposición, como una intervención efectiva para reducir el dolor muscular después del ejercicio.

Objetivos: 

Evaluar los efectos (beneficiosos y perjudiciales) de la crioterapia de cuerpo entero (exposición al aire frío extremo) para prevenir y tratar el dolor muscular después del ejercicio en adultos.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Lesiones Óseas, Articulares y Musculares (Cochrane Bone, Joint and Muscle Trauma Group), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials), MEDLINE, EMBASE, CINAHL, en el British Nursing Index y en la Physiotherapy Evidence Database. También se revisaron las listas de referencias de artículos, los registros de ensayos y actas de congresos, se hizo una búsqueda manual en revistas y se estableció contacto con expertos. Las búsquedas se realizaron en agosto 2015.

Criterios de selección: 

Se intentó incluir ensayos aleatorios y cuasialeatorios que compararan el uso de crioterapia de cuerpo entero (CCE) versus una intervención pasiva o control (descanso, ningún tratamiento o tratamiento placebo) o intervenciones activas incluida la inmersión en agua fría o de contraste, la recuperación activa y el tratamiento con rayos infrarrojos para prevenir o tratar el dolor muscular después del ejercicio en adultos. También se intentó incluir ensayos aleatorios que compararan diferentes duraciones o dosis de la CCE. Los resultados primarios predeterminados fueron el dolor muscular, la recuperación subjetiva (p.ej. cansancio, bienestar) y los efectos adversos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores examinaron los resultados de la búsqueda, seleccionaron los estudios, evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron y verificaron los datos de forma independiente. Cuando fue apropiado, se agruparon los resultados de los ensayos comparables. Se utilizó el modelo de efectos aleatorios para el agrupamiento cuando hubo heterogeneidad significativa. La calidad de las pruebas se evaluó mediante GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron cuatro ensayos controlados aleatorios basados en el laboratorio. Estos ensayos presentaron los resultados de 64 adultos predominantemente jóvenes físicamente activos (media de edad 23 años). Todos, excepto cuatro participantes, eran hombres. Dos ensayos fueron ensayos de grupos paralelos (44 participantes) y dos fueron ensayos cruzados (20 participantes). Los ensayos fueron heterogéneos, incluido el tipo, la temperatura, la duración y la frecuencia de la CCE y el tipo de ejercicio previo. Ninguno de los ensayos informó la vigilancia activa de los eventos adversos predefinidos. Los cuatro ensayos tuvieron características de diseño que conllevaron un riesgo alto de sesgo, lo que limita potencialmente la confiabilidad de los resultados. Las pruebas para todos los resultados se clasificaron como de calidad "muy baja" sobre la base de los criterios GRADE.

Se probaron dos comparaciones: CCE versus control (descanso o ninguna CCE), probado en cuatro estudios; y CCE versus tratamiento con rayos infrarrojos de largo alcance, también probado en un estudio. Ningún estudio comparó la CCE con otras intervenciones activas, como la inmersión en agua fría, o diferentes tipos y aplicaciones de CCE.

Los cuatro ensayos compararon CCE con descanso o ninguna CCE. Hubo pruebas de muy baja calidad de menores puntuaciones autoinformadas de dolor muscular (dolor en reposo) después de la CCE a la hora (diferencia de medias estandarizada [DME] -0,77; intervalo de confianza [IC] del 95%: -1,42 a -0,12; 20 participantes, dos ensayos cruzados); a las 24 horas (DME -0,57; IC del 95%: -1,48 a 0,33) y a las 48 horas (DME -0,58; IC del 95%: -1,37 a 0,21), ambos con 38 participantes, dos estudios cruzados, un estudio de grupos paralelos; y a las 72 horas (DME -0,65; IC del 95%: -2,54 a 1,24; 29 participantes, un estudio cruzado, un estudio de grupos paralelos). Se debe destacar que los IC del 95% también incluyeron ninguna diferencia entre los grupos o un efecto beneficioso a favor del grupo control. Un ensayo cruzado pequeño (nueve participantes) no encontró diferencias en el cansancio, aunque observó un mejor bienestar después de la CCE a las 24 horas después del ejercicio. No hubo informe de eventos adversos.

Un ensayo cruzado pequeño que incluyó a nueve corredores bien entrenados proporcionó pruebas de muy baja calidad de niveles inferiores de dolor muscular después de la CCE, en comparación con el tratamiento con rayos infrarrojos, a la hora de seguimiento pero no a las 24 o a las 48 horas. El mismo ensayo no encontró diferencias en el bienestar, aunque observó menos cansancio después de la CCE a las 24 horas después del ejercicio. No hubo informe de eventos adversos.

Tools
Information
Compartir/Guardar