Infraestructura para el ciclismo (cambios en el entorno vial) para la reducción de las lesiones del ciclismo en los ciclistas

Pregunta de la revisión

Esta revisión intentó responder a la pregunta "¿qué efecto tienen diferentes tipos de infraestructura para el ciclismo en las lesiones y los accidentes de bicicletas?". La infraestructura para el ciclismo incluye cambios realizados en el diseño de las calles o el control de las calles para los ciclistas. Se intentó incluir estudios que consideraron los efectos de tres tipos de infraestructura para el ciclismo:

1. la que intenta controlar el uso compartido del espacio de la calle para los automotores y para los ciclistas, por ejemplo, carriles para bicicletas y uso compartido de un carril de autobús;

2. la que separa el tránsito de bicicletas del tránsito motorizado y puede incluir rutas especiales solamente para el tránsito de bicicletas, por ejemplo, sendas para bicicletas y vías para bicicletas. Estas variantes pueden compartirse con los peatones;

3. el control de las calles para incluir la separación del tránsito de vehículos automotores y de bicicletas (por ejemplo, reglas del tránsito que prohíben que en ciertos tipos de tránsito se hagan giros particulares) y los giros para bicicletas con señales de tránsito.

Se realizaron comparaciones con rutas o cruces donde no se había implantado infraestructura para el ciclismo o que presentaban un tipo de infraestructura diferente. Hubo interés en estudios con adultos y con niños. El resultado primario de interés fueron las lesiones del ciclismo ocurridas como resultado de accidentes de ciclismo. Los resultados secundarios fueron las tasas de accidentes de los ciclistas; y los recuentos de bicicletas, que es el número de ciclistas que utilizan la infraestructura.

Antecedentes

La infraestructura para el ciclismo incluye cambios en el entorno vial para proporcionar instalaciones especiales para los ciclistas. Los cambios pueden incluir la introducción de carriles para bicicletas o la posibilidad de darles a los ciclistas el derecho de paso en las intersecciones, o de separar a los ciclistas de la circulación rápida o del tránsito de alto volumen. Se pueden introducir límites de velocidad, lo que permite que los ciclistas compartan la calle con vehículos que se trasladen más lentamente. Esta revisión es importante debido a que si se desea lograr que más personas utilicen el ciclismo, se necesita saber si la infraestructura para el ciclismo ayuda a proporcionar seguridad a los ciclistas.

Fecha de la búsqueda

La búsqueda en la bibliografía de estudios de investigación de todo el mundo se realizó hasta marzo de 2015.

Características de los estudios

Los tipos de estudios que se podían incluir en esta revisión eran los ensayos controlados aleatorios, los ensayos controlados aleatorios con asignación al azar grupal, los estudios controlados tipo antes y después y los estudios de series de tiempo interrumpido. Se encontraron 21 estudios que consideraron los efectos de 11 tipos diferentes de infraestructura para el ciclismo. Ningún estudio informó las lesiones autoinformadas o las lesiones atendidas por médicos. Catorce estudios informaron "choques de bicicletas" o "accidentes" o "choques con lesiones" informados por la policía, y los otros estudios informaron resultados como el número de "accidentes de bicicletas" o "choques que incluyen a ciclistas". Nueve estudios informaron los accidentes según la gravedad; siete estudios informaron la edad de la víctima; y dos estudios informaron el sexo. Un estudio informó el nivel de privación social. El flujo de bicicletas se obtuvo en 14 estudios.

Resultados clave

En general se encontró una falta de pruebas de que los tipos de infraestructura para el ciclismo considerados afectaran las lesiones o los accidentes en los ciclistas. Las rutas y redes para bicicletas no parecen reducir el riesgo de accidentes. La velocidad límite de 20 mph, el cambio en partes de la red vial a algunos diseños de rotondas y el cambio en las partes concurridas de una vía para bicicletas pueden reducir el riesgo de accidentes. En cuanto a la gravedad de la lesión, el sexo, la edad y el nivel de privación social del área, hay una falta de pruebas para establecer cualquier conclusión en cuanto al efecto de la infraestructura para el ciclismo en los accidentes de bicicletas.

Calidad de la evidencia

Se realizó una búsqueda minuciosa de los artículos relevantes. La calidad de las pruebas fue baja, 20 de los 21 estudios incluidos utilizaron un diseño de estudio controlado tipo antes y después. Pocos estudios consideraron la forma en que los factores como el tiempo y el volumen del tráfico pueden afectar las tasas de accidentes. Pocos estudios consideraron la forma en que los cambios en las tasas de bicicletas observados como resultado de la instalación de infraestructura pueden afectar los cambios en las tasas de accidentes.

Conclusiones de los autores: 

En general, hay una falta de pruebas de alta calidad para poder establecer conclusiones sólidas en cuanto al efecto de la infraestructura para el ciclismo sobre los accidentes de bicicletas. Hay una falta de evaluación rigurosa de la infraestructura para el ciclismo.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

El ciclismo es una forma atractiva de transporte. Tiene efectos beneficiosos para el individuo ya que es una forma de actividad física que se puede adecuar más fácilmente a la rutina diaria del individuo, como el traslado en bicicleta al trabajo o para ir de compras, que otras actividades físicas como ir a un gimnasio. El ciclismo también es beneficioso para toda la comunidad y el medio ambiente debido a la reducción de los viajes motorizados. Los ciclistas se consideran usuarios vulnerables de la calzada debido a que con frecuencia se encuentran muy cerca de vehículos motorizados más grandes y más rápidos. La infraestructura para el ciclismo tiene como objetivo que el ciclismo sea más conveniente y seguro para los ciclistas. Esta revisión es necesaria para guiar la planificación del transporte.

Objetivos: 

A:

1. evaluar los efectos de diferentes tipos de infraestructura para el ciclismo sobre la reducción de las lesiones del ciclismo en los ciclistas, por tipo de infraestructura;

2. evaluar los efectos de la infraestructura para el ciclismo sobre la reducción de la gravedad de las lesiones en los ciclistas;

3. evaluar los efectos de la infraestructura para el ciclismo sobre la reducción de las lesiones en los ciclistas con respecto a la edad, el sexo y el grupo social.

Estrategia de búsqueda: 

La búsqueda más reciente se realizó el 2 marzo 2015. Se hicieron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Lesiones (Cochrane Injuries Group), CENTRAL (The Cochrane Library), MEDLINE (OvidSP), Embase Classic + Embase(OvidSP), PubMed y en otras 10 bases de datos. Se realizaron búsquedas en los sitios web, búsquedas manuales en las actas de congresos, se examinaron las listas de referencias de los estudios incluidos y las revisiones publicadas anteriormente y se contactó con organizaciones relevantes.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios, los ensayos controlados aleatorios con asignación al azar grupal, los estudios controlados tipo antes y después (before-after studies) y los estudios de series de tiempo interrumpido que evaluaron el efecto de la infraestructura para el ciclismo (como carriles, sendas o vías para bicicletas, control de la velocidad, diseño de rotondas) sobre las tasas de lesión o accidente de los ciclistas. Los estudios tenían que incluir un comparador, o sea, ninguna infraestructura o un tipo diferente de infraestructura. Se excluyeron los estudios que evaluaron los accidentes que ocurrieron como resultado del ciclismo competitivo.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión examinaron los títulos y resúmenes de los artículos obtenidos a partir de búsquedas para determinar la elegibilidad. Dos autores de la revisión extrajeron los datos de los ensayos incluidos y evaluaron el riesgo de sesgo. Se realizó un metanálisis mediante el modelo de efectos aleatorios donde al menos tres estudios informaron la misma intervención y resultado. Cuando hubo estudios suficientes, como un análisis secundario se representaron los cambios en la exposición de los ciclistas en el cálculo de los cocientes de tasas. La calidad de las pruebas se evaluó como "alta", "moderada", "baja" o "muy baja" según el enfoque GRADE para la instalación de vías y redes para ciclistas.

Resultados principales: 

Se identificaron 21 estudios para la inclusión en la revisión: 20 estudios controlados tipo antes y después (CAD) y un estudio de series de tiempo interrumpido (STI). Estos estudios evaluaron varias infraestructuras que incluyeron carriles para bicicletas, líneas de stop adelantadas, uso de colores, carriles para bicicletas, vías para bicicletas, control de la red vial, control de la velocidad, rutas y redes para bicicletas, diseño de rotondas y paquetes de medidas. Ningún estudio informó las lesiones asistidas por médicos o autoinformadas. No hubo pruebas de que los carriles para bicicletas redujeran la tasa de accidentes de bicicletas (cociente de tasas 1,21; IC del 95%: 0,70 a 2,08). Al considerar el flujo de bicicletas, no hubo diferencias en los accidentes en los ciclistas que utilizaron rutas y redes para bicicletas en comparación con los ciclistas que no utilizaron rutas y redes para bicicletas (CR 0,40; IC del 95%: 0,15 a 1,05). Hubo heterogeneidad estadísticamente significativa entre los estudios (I² = 75%, Chi² = 8,00; gl = 2; p = 0,02) para el análisis ajustado por flujo de bicicletas. La calidad de las pruebas con respecto a las rutas y las redes para bicicletas se consideró muy baja y no existe mucha seguridad acerca de la estimación. Estos análisis se basan en los resultados de los estudios CAD.

De los datos presentados de forma narrativa, el uso de restricciones en la velocidad a 20 mph en las zonas urbanas puede ser efectivo para la reducción de los accidentes de los ciclistas. Rediseñar partes específicas de las rutas para bicicletas que puedan ser especialmente concurridas o complejas en cuanto al movimiento del tránsito puede ser beneficioso para los ciclistas con respecto a la reducción del riesgo de accidentes. En general, la conversión de las intersecciones a rotondas puede aumentar el número de accidentes de bicicletas. En particular, la conversión de las intersecciones a rotondas con carriles para bicicletas marcados como parte de la calzada aumentó los accidentes de bicicletas. Sin embargo, la conversión de las intersecciones con y sin señales a rotondas con vías para bicicletas puede reducir las probabilidades de accidentes. La continuación de un carril para bicicletas a través de la desembocadura de una calle lateral con una vía para ceder el paso sobre la calle principal y las sendas para bicicletas pueden aumentar el riesgo de lesiones por accidentes en los ciclistas. Sin embargo, estas conclusiones son inciertas y se basan en una revisión narrativa de los hallazgos de los estudios incluidos. Hay una falta de pruebas de que las vías para bicicletas o las líneas de stop adelantadas reduzcan o aumenten las lesiones por accidentes en los ciclistas. Tampoco hay pruebas suficientes para establecer conclusiones consistentes en cuanto al efecto de la infraestructura para el ciclismo sobre los accidentes de bicicletas con respecto a la gravedad de la lesión, el sexo, la edad y el nivel de privación social de la víctima.

En cuanto a la calidad de las pruebas, hubo poco pareamiento de los sitios de intervención y control. En muchos estudios, la comparabilidad del área control con el sitio de intervención fue incierta y pocos estudios proporcionaron información sobre otras infraestructuras para el ciclismo que se pueden implementar en las áreas de intervención y control. La mayoría de los estudios analizó los datos recopilados sistemáticamente por organizaciones externas al equipo de estudio, lo que redujo el riesgo de sesgo en cuanto a las diferencias sistemáticas de la evaluación de los resultados entre los grupos de intervención y control. Algunos autores no consideraron los efectos de la regresión a la media al examinar los cambios en los accidentes. Períodos de obtención de datos más prolongados previos y posteriores a la instalación permitirían la observación de los efectos de la regresión a la media y también las tendencias estacionales y de tiempo en el volumen del tránsito. Pocos estudios ajustaron las tasas de accidentes de bicicletas por la exposición.

Tools
Information
Compartir/Guardar