Intervenciones para la reducción del consumo de opiáceos prescritos en el dolor crónico no oncológico

Esta traducción está desactualizada. Haga clic aquí para ver la última versión en inglés de esta revisión.

Cerca de uno de cada cinco adultos presenta dolor crónico moderado o intenso que no es causado por el cáncer. Algunos pacientes con este tipo de dolor reciben tratamiento con opiáceos (habitualmente con fármacos como morfina, codeína, oxicodona, fentanil o buprenorfina, en forma de comprimidos o de parches que se colocan en la piel). No es extraño que esta medicación sea inefectiva o que deje de funcionar con el transcurso del tiempo y, a veces, no se logre un alivio efectivo del dolor a pesar del aumento de las dosis. La interrupción del consumo de opiáceos no es fácil, especialmente cuando se han consumido por algún tiempo, debido a que la interrupción brusca puede causar efectos secundarios desagradables. Esta revisión analizó estudios de alta calidad (ensayos controlados aleatorios) de tratamientos para ayudar a los pacientes a abandonar de forma segura el consumo de opiáceos prescritos para el dolor. Sólo se encontraron dos estudios que investigaron sólo a 86 personas. No se pueden establecer conclusiones de esta pequeña cantidad de información. Los estudios no aleatorios, no incluidos en esta revisión, indican que en la mayoría de los pacientes los paquetes de rehabilitación intensiva pueden producir una gran reducción del consumo de opiáceos. La reducción del consumo de opiáceos prescritos en el dolor crónico no oncológico es un tema importante que necesita más estudios de investigación.

Conclusiones de los autores: 

Ambos estudios incluidos tuvieron un riesgo significativo de sesgo debido al tamaño pequeño, junto con otros aspectos importantes incluido el cegamiento. Debido a este riesgo y a la escasez de estudios relevantes, no es posible establecer conclusiones con respecto a la efectividad de las intervenciones para el abandono del tratamiento con opiáceos en el dolor crónico no oncológico.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

Los pacientes con dolor crónico no oncológico a los que se les prescriben y que reciben opiáceos pueden tener antecedentes de consumo de opiáceos a dosis alta a largo plazo sin un alivio efectivo del dolor. En los pacientes que no logran un buen alivio del dolor, la reducción de la dosis de opiáceos prescritos puede ser el objetivo deseado y compartido de médicos y pacientes. La simple reducción no supervisada del consumo de opiáceos es un desafío clínico y es muy difícil de lograr y mantener.

Objetivos: 

Investigar la efectividad de diferentes métodos diseñados para lograr la reducción o el abandono del consumo de opiáceos prescritos para el tratamiento del dolor crónico no oncológico.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL), MEDLINE y en EMBASE, desde su inicio hasta el 8 de abril de 2013, así como en bibliografías.

Criterios de selección: 

Los estudios incluidos debían ser ensayos controlados aleatorios que compararan pacientes consumidores de opiáceos que recibieron una intervención con un grupo control que recibió tratamiento habitual, control activo o placebo. El objetivo del estudio debía incluir una meta de tratamiento de reducción de la dosis o abandono de los opiáceos.

Obtención y análisis de los datos: 

Se buscaron los datos relacionados con el consumo de opiáceos prescritos, los eventos adversos de la reducción de los opiáceos, el dolor y la función psicológica y física.

Resultados principales: 

Dos estudios proporcionaron información sobre 86 participantes. Uno comparó electroacupuntura con acupuntura simulada durante 20 minutos dos veces a la semana por seis semanas; no hubo diferencia entre los tratamientos. El otro realizó un seguimiento de 11 semanas de terapia cognitivo conductual con respuesta de voz interactiva terapéutica a través de una computadora durante cuatro meses o tratamiento habitual; el grupo activo tuvo una reducción significativa del consumo de opiáceos, mientras que el grupo de atención habitual tuvo un aumento significativo.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save