Abordaje de la arteria femoral estándar versus totalmente percutáneo para la reparación programada del aneurisma endovascular abdominal bifurcado

Esta traducción está desactualizada. Haga clic aquí para ver la última versión en inglés de esta revisión.

Los aneurismas aórticos abdominales son dilataciones del vaso sanguíneo más grande del abdomen, la aorta abdominal, debido a la debilidad de la pared del vaso. Esta dilatación en forma de globo puede dar lugar a una rotura potencialmente mortal. Se recomienda la reparación del aneurisma cuando se considera que el mismo presenta un riesgo significativo. Todas las reparaciones incluyen la colocación de un injerto artificial, un tubo compuesto de tela, para ayudar a reforzar la pared de la arteria. Hay dos métodos principales para la reparación. Uno es una técnica abierta en la cual se abre el abdomen entero y se coloca el injerto dentro del vaso sanguíneo. La otra técnica es una reparación endovascular del aneurisma. Con esta técnica el injerto se introduce en la aorta abdominal a través de una arteria de la ingle (la arteria femoral) y se evita una incisión abdominal grande. Esta revisión consideró un método alternativo para introducir el injerto en la arteria femoral, el abordaje percutáneo. En lugar de realizar una incisión en la ingle para exponer la arteria femoral (un corte), se realiza un orificio pequeño en la piel y luego se introduce una aguja con un tubo plástico en la arteria femoral. Una vez introducida, la aguja puede retirarse del tubo y el mismo queda implantado en la arteria. luego, el injerto y todos los otros materiales pueden introducirse en la arteria a través del tubo plástico. Una vez que el procedimiento está completo puede retirarse el tubo. La incisión superficial generalmente puede cerrarse con un punto.

Esta revisión encontró sólo uno estudio que comparó la técnica de corte con la técnica percutánea para la reparación endovascular. El estudio tuvo 30 participantes; 15 sometidos a la técnica de corte y 15 a la técnica percutánea. Nadie murió durante el estudio y el procedimiento fue un éxito en todos los participantes. Sin embargo, se observó la conversión de la cirugía de un participante del abordaje percutáneo a la técnica de corte, y en un participante sometido a la cirugía percutánea tuvo que realizarse la reparación quirúrgica de la arteria debido a la hemorragia continua. La cirugía tomó menos tiempo en el grupo de reparación percutánea comparado con el grupo de corte (87 minutos versus 108 minutos). No se encontraron otras diferencias significativas en el estudio.

El estudio incluido no informó los métodos de asignación al azar, la forma en que se ocultó la asignación al azar ni los resultados preseleccionados de interés.

Este estudio no proporcionó datos suficientes y no se pueden extraer conclusiones firmes a partir de él. Se necesitan estudios más amplios para proporcionar más datos. La revisión indica que la nueva técnica podría ser una buena opción para algunos pacientes aunque se necesita más investigación.

Conclusiones de los autores: 

Sólo se identificó un estudio pequeño, el cual no aportó pruebas adecuadas para determinar la eficacia y la seguridad del enfoque percutáneo en comparación con las reparaciones endovasculares del aneurisma. Esta revisión identificó una necesidad clara de investigación adicional sobre esta técnica potencialmente beneficiosa. Se identificó un estudio en curso en la búsqueda, que puede mejorar la base de pruebas en el futuro.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

Los aneurismas aórticos abdominales (AAA) son un trastorno vascular que presenta un riesgo significativo, en particular si se produce su rotura. Por lo tanto, es importante identificar y reparar los mismos como una intervención programada antes de que se rompan y requieran cirugía de urgencia. La reparación tradicionalmente ha sido una técnica quirúrgica abierta con una incisión grande a través del abdomen. Más recientemente las reparaciones endovasculares del aneurisma se han convertido en una opción común. En este procedimiento, la arteria femoral común es expuesta a través de un enfoque que incluye un corte y de este modo se introduce un injerto en el aneurisma. Esta revisión examina un enfoque totalmente percutáneo a la reparación del aneurisma endovascular. Esta técnica proporciona un enfoque mínimamente invasivo al abordaje de la arteria femoral que puede reducir las tasas de complicación de la herida de la ingle y mejorar el tiempo de recuperación. Sin embargo, la técnica puede ser menos aplicable en los pacientes que presentan, p.ej., cicatrices en la ingle o calcificación arterial.

Objetivos: 

Esta revisión procura comparar los resultados clínicos del abordaje percutáneo con el abordaje estándar de la arteria femoral en la reparación programada del aneurisma endovascular abdominal bifurcado.

Estrategia de búsqueda: 

El coordinador de búsqueda de ensayos del Grupo Cochrane de Enfermedades Vasculares Periféricas (Cochrane Peripheral Vascular Diseases Group) hizo búsquedas en el registro especializado (última búsqueda julio 2013), CENTRAL (2013, número 6) y en bases de datos de ensayos clínicos. Se verificaron las listas de referencias de los artículos recuperados.

Criterios de selección: 

Solamente se consideraron ensayos controlados aleatorios. La intervención primaria fue una reparación endovascular totalmente percutánea. Se consideraron todos los tipos de dispositivo. Dicha intervención se comparó con la reparación endovascular estándar de la arteria femoral. Sólo se consideraron los estudios que investigaban las reparaciones programadas. Se excluyeron los estudios que informaban la cirugía de urgencia debido a la rotura de un aneurisma aórtico abdominal y los que informaban reparaciones aorto-uni-ilíacas.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión recopilaron independientemente todos los datos. Debido al número pequeño de ensayos identificados, no se realizó la evaluación formal de la heterogeneidad ni el análisis de sensibilidad.

Resultados principales: 

Sólo un ensayo reunió los criterios de inclusión, con un total de 30 participantes de los cuales 15 fueron sometidos a la técnica percutánea y 15 fueron tratados mediante el enfoque de corte femoral estándar. No se encontraron diferencias significativas entre ambos grupos al inicio del estudio.

No se observó mortalidad ni fracaso de la exclusión del aneurisma en ninguno de los grupos. Tres infecciones de la herida ocurrieron en el grupo de corte femoral estándar, mientras que no se observó ninguna en el grupo de reparación percutánea. Esto no fue estadísticamente significativo. Sólo se observó una complicación grave en el estudio, una conversión a la técnica de corte en el grupo de abordaje percutáneo. No se informaron resultados a largo plazo. Se informó un episodio de complicación hemorrágica en el grupo de reparación percutánea. Se detectaron diferencias significativas en la duración de la cirugía (percutánea 86,7 ± 27 minutos versus convencional 107,8 ± 38,5 minutos; p < 0,05).

El estudio incluido tenía un tamaño de la muestra pequeño y no logró informar adecuadamente sobre el método de asignación al azar, la ocultación de la asignación y los resultados preseleccionados.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save