Ácidos grasos omega-3 para prevenir o enlentecer la progresión de la degeneración macular senil

Esta traducción está desactualizada. Haga clic aquí para ver la última versión en inglés de esta revisión.

La degeneración macular senil (DMS) es un trastorno visual que afecta la porción central de la retina (tejido sensible a la luz en la parte posterior del ojo). La DMS se asocia con una pérdida de la visión de los detalles y perjudica las actividades como la lectura, conducir un automóvil y el reconocimiento de los rostros. Como este trastorno no tiene cura, ha habido un interés importante en el rol de los factores de riesgo modificables para prevenir o enlentecer la progresión de la DMS. Las pruebas de los estudios poblacionales sugieren que quienes siguen una dieta con niveles relativamente altos de ácidos grasos omega-3 tienen menos probabilidades de presentar DMS. Sin embargo, quienes consumen niveles más elevados de ácidos grasos omega-3 podrían diferir en muchos sentidos respecto de quienes no lo hacen. Esto significa que estos estudios poblacionales no aportan pruebas definitivas de que los niveles más altos de ácidos grasos omega-3 en la dieta prevengan la DMS o desaceleren su progresión. Esta revisión no encontró ensayos clínicos aleatorios publicados que investigaran la administración de una mayor cantidad de omega-3 en la dieta (ya sea ingiriendo alimentos ricos en omega-3 o tomando suplementos nutricionales) para prevenir o tratar la DMS; sin embargo, pronto estarán disponibles los datos de un amplio ensayo multicéntrico en curso, basado en los EE.UU.

Conclusiones de los autores: 

Hasta no disponer de datos de ECA para el análisis, actualmente no hay pruebas que apoyen los mayores niveles de LCPUFA omega-3 en la dieta con el objetivo explícito de prevenir o enlentecer la progresión de la DMS.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

Las pruebas de los modelos animales y los estudios observacionales en seres humanos han sugerido que hay una relación inversa entre la ingesta alimentaria de los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 de cadena larga (LCPUFA, por sus siglas en inglés) y el riesgo de presentar degeneración macular senil (DMS) o que ésta progrese a DMS avanzada.

Objetivos: 

Examinar las pruebas que proponen que el aumento de los niveles de LCPUFA omega-3 en la dieta (ya sea por comer más alimentos ricos en omega-3 o por tomar suplementos nutricionales) previene la DMS o desacelera la progresión de la DMS.

Estrategia de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en CENTRAL (que contiene el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Trastornos de los Ojos y la Visión) (The Cochrane Library 2012, número 4), MEDLINE (enero 1950 hasta abril 2012), EMBASE (enero 1980 hasta abril 2012), Latin American and Caribbean Literature on Health Sciences (LILACS) (enero 1982 hasta abril 2012), el metaRegister of Controlled Trials (mRCT) (www.controlled-trials.com), ClinicalTrials.gov (www.clinicaltrials.gov) y WHO International Clinical Trials Registry Platform (ICTRP) (www.who.int/ictrp/search/en). No se hizo ninguna restricción de idioma o fecha en las búsquedas electrónicas de ensayos. La última búsqueda en las bases de datos electrónicas se hizo el 26 de abril de 2012.

Criterios de selección: 

Se programó incluir los ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararon el aumento de la ingesta alimentaria de ácidos grasos omega-3 con placebo o ninguna intervención, a fin de prevenir el desarrollo de DMS o enlentecer su progresión.

Obtención y análisis de los datos: 

Ambos autores revisaron de forma independiente los títulos, los resúmenes y los textos completos de artículos para identificar estudios para la inclusión y el análisis.

Resultados principales: 

Ningún ensayo cumplió los criterios de inclusión. En 2013 estarán disponibles los resultados de un ensayo aleatorio multicéntrico amplio (AREDS2) que evaluará los efectos de la administración de suplementos orales con LCPUFA omega-3 en pacientes que progresaban a una DMS avanzada. Dos ensayos adicionales están también en curso.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Compartir/Guardar