(Quimio)embolización transarterial versus ninguna intervención o placebo para las metástasis hepáticas

Los tumores hepáticos primarios y las metástasis hepáticas del carcinoma colorrectal son los dos tumores malignos más frecuentes que afectan el hígado. El hígado es el segundo sitio más común de la enfermedad metastásica sólo después de los ganglios linfáticos. Más de la mitad de los pacientes con enfermedad hepática metastásica mueren a causa de complicaciones metastásicas.

La quimioembolización se basa en el concepto de que el suministro de sangre a los tumores hepáticos se origina predominantemente a partir de la arteria hepática. Por lo tanto, la embolización de la arteria hepática puede dar lugar a la muerte selectiva del tumor hepático mientras prácticamente no afecta el tejido orgánico normal.

En la revisión, se incluye un ensayo clínico aleatorio que compara la embolización de la arteria hepática con el control; 22 pacientes recibieron embolización de la arteria hepática y 20 recibieron control. El ensayo se consideró en riesgo alto de errores sistemáticos (o sea, sobrestimación de los beneficios y subestimación de los daños). Además, el ensayo incluyó un número tan reducido de pacientes que conlleva un alto riesgo de errores aleatorios (o sea intervención del azar).

Sobre la base de un ensayo aleatorio pequeño que no describió detalladamente el procedimiento de asignación al azar y que probablemente no está libre de sesgo de informe de resultado selectivo, puede establecerse la conclusión de que no se encuentran efectos beneficiosos o perjudiciales significativos en los pacientes con metástasis hepáticas en cuanto a la supervivencia o la recidiva extrahepática entre el grupo de embolización y el grupo de control o de paliación. La (quimio)embolización no puede recomendarse fuera de los ensayos clínicos aleatorios.

Conclusiones de los autores: 

Sobre la base de un ensayo aleatorio pequeño que no describió la generación de la secuencia, la ocultación de la asignación o el cegamiento, se puede establecer la conclusión de que en los pacientes con metástasis hepáticas, no se encontró un beneficio significativo en la supervivencia ni un beneficio en la recidiva extrahepática en el grupo de embolización en comparación con el grupo de paliación. La probabilidad de sesgo de informe de resultado selectivo en el ensayo es alta. Actualmente, la (quimio)embolización transarterial no puede recomendarse fuera de los ensayos clínicos aleatorios.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

Los tumores hepáticos primarios y las metástasis hepáticas del carcinoma colorrectal son los dos tumores malignos más frecuentes que afectan el hígado. El hígado es el segundo sitio más común de la enfermedad metastásica sólo después de los ganglios linfáticos. Más de la mitad de los pacientes con enfermedad hepática metastásica mueren a causa de complicaciones metastásicas. La quimioembolización se basa en el concepto de que el suministro de sangre a los tumores hepáticos se origina predominantemente a partir de la arteria hepática. Por lo tanto, la embolización de la arteria hepática puede dar lugar a la necrosis selectiva del tumor hepático mientras prácticamente no afecta el parénquima normal.

Objetivos: 

Estudiar los efectos beneficiosos y perjudiciales de la (quimio)embolización transarterial comparada con ninguna intervención o con placebo en pacientes con metástasis hepáticas.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos controlados del Grupo Cochrane Hepatobiliar (Cochrane Hepato-Biliary Group), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) en The Cochrane Library, MEDLINE, EMBASE, Science Citation Index Expanded, LILACS, y CINAHL hasta diciembre 2012.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos clínicos aleatorios que evaluaban los efectos beneficiosos y perjudiciales de la (quimio)embolización transarterial comparada con ninguna intervención o con placebo en pacientes con metástasis hepáticas, sin importar la ubicación del tumor primario.

Obtención y análisis de los datos: 

Se extrajo la información relevante sobre las características de los participantes, las intervenciones, las medidas de resultado del estudio y los datos sobre las medidas de resultado para la revisión, así como la información sobre el diseño y la metodología de los estudios. La evaluación del riesgo de sesgo de los ensayos, la elección de los ensayos que cumplían con los criterios de inclusión, y la extracción de datos de los ensayos recuperados para la evaluación final fueron realizadas por un autor y examinadas por un segundo autor.

Resultados principales: 

Un ensayo clínico aleatorio cumplió los criterios de inclusión de la revisión. Sesenta y un pacientes con metástasis hepáticas colorrectales fueron asignados al azar a tres grupos de intervención: 22 recibieron embolización de la arteria hepática, 19 recibieron infusión de quimioterapia en la arteria hepática, y 20 fueron asignados al azar al control, descrito como "intervención terapéutica no activa, aunque se proporcionó tratamiento sintomático si fue necesario". Debido a que la infusión de quimioterapia en la arteria hepática no es el objetivo de esta revisión, no se incluyeron los datos de este grupo de intervención. En los dos grupos restantes que fueron de interés para la revisión, 43 de los participantes fueron hombres y 18 mujeres. La mayoría de los tumores eran metástasis sincrónicas no resecables que involucraban hasta un 75% del hígado. El riesgo de sesgo en el ensayo se consideró elevado.

Los pacientes tuvieron seguimiento durante un periodo mínimo de siete meses. La mortalidad en el último seguimiento fue del 86% (19/22) en el grupo de embolización de la arteria hepática versus un 95% (19/20) en el grupo de control (CR 0,91; IC del 95%: 0,75 a 1,1), o sea, no se observó ninguna diferencia estadísticamente significativa. La supervivencia mediana después del ingreso en el ensayo fue de 7,0 meses (rango 2 a 44) en el grupo de embolización de la arteria hepática y de 7,9 meses (rango 1 a 26) en el grupo de control. Nueve de 22 (41%) en el grupo de embolización de la arteria hepática y cinco de 20 (25%) en el grupo de control presentaron pruebas de enfermedad extrahepática (CR 1,64; IC del 95%: 0,60 a 4,07). La recidiva local se informó para diez pacientes del ensayo sin detalles acerca del grupo. La mayoría de los pacientes del grupo de síndrome de embolización experimentó el síndrome posembólico (82%) y un paciente tuvo un hematoma local. No se informaron otros eventos adversos. Los autores no informaron si hubo algún evento adverso en el grupo control

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save