Gotas oculares de suero autólogo como tratamiento para el ojo seco

Esta traducción está desactualizada. Haga clic aquí para ver la última versión en inglés de esta revisión.

El ojo seco es un trastorno frecuente de la película lagrimal, que es una capa de lágrimas que cubre la superficie del ojo. El ojo seco afecta a muchos adultos mayores de 40 años de edad. Un tratamiento habitual para el ojo seco son las lágrimas artificiales, que proporcionan lubricación a la superficie del ojo. Sin embargo, las lágrimas artificiales carecen de los componentes biológicamente activos encontrados en las lágrimas naturales y que son importantes para el mantenimiento de la película lagrimal. Se ha demostrado que las gotas oculares producidas mediante la separación de los componentes líquidos y celulares de la sangre del paciente, conocidas como gotas oculares de suero autólogo, poseen muchos de los mismos nutrientes biológicos encontrados en las lágrimas naturales. Por lo tanto, se cree que las gotas oculares de suero autólogo representan un mejor sustituto de las lágrimas y se han convertido en un tratamiento habitual para el ojo seco.

En abril de 2013 se realizó un gran número de búsquedas de ensayos relevantes. Se identificaron cuatro ensayos controlados aleatorios con 72 participantes con ojo seco de Chile, Australia y Japón. Los ensayos compararon gotas oculares de suero autólogo con lágrimas artificiales tradicionales para el tratamiento del ojo seco. Los resultados de los cuatro ensayos no se pudieron combinar en el análisis debido a la variación en las poblaciones participantes, los intervalos de seguimiento y el informe incompleto de los resultados del tratamiento. Ninguno de los ensayos incluidos informó los hallazgos para el resultado primario de esta revisión, cambio en los síntomas informados por los participantes después de un mes de tratamiento. En dos ensayos se observaron algunas mejorías en los resultados informados por los participantes y en la estabilidad de la película lagrimal después de dos semanas, pero no en los otros dos ensayos ni en períodos de seguimiento más largos. En comparación con las lágrimas artificiales tradicionales las gotas oculares de suero autólogo no proporcionaron efectos beneficiosos según otras evaluaciones clínicas de la superficie ocular. Los resultados calidad de vida y costos no se informaron en los ensayos. Un estudio informó que no hubo efectos perjudiciales graves relacionados con el uso de gotas oculares de suero autólogo, mientras que los otros estudios no analizaron si habían ocurrido eventos adversos. En general los resultados de estos estudios no proporcionan información consistente sobre si las gotas oculares de suero autólogo son seguras y efectivas para el tratamiento del ojo seco. Se necesitan ensayos futuros que utilicen diseños de estudio apropiados para considerar resultados centrados en el participante, con el objetivo de determinar los efectos de las gotas oculares de suero autólogo en el tratamiento del ojo seco.

Conclusiones de los autores: 

En general no hubo consistencia en los efectos beneficiosos posibles del SA para mejorar los síntomas informados por los participantes y el tiempo de aparición de la lágrima, y una falta de efecto según otras medidas clínicas objetivas. Se justifica la realización de ECA bien planificados, grandes y de alta calidad sobre el ojo seco de gravedades diferentes, que utilicen cuestionarios estandarizados para medir resultados informados por los participantes y pruebas clínicas objetivas, así como biomarcadores objetivos para evaluar el efecto beneficioso del tratamiento con SA para el ojo seco.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

En teoría, las gotas oculares de suero autólogo (SA) tienen una ventaja potencial sobre los tratamientos tradicionales debido a la suposición de que el SA funciona no solo como un sustituto lagrimal para proporcionar lubricación, sino que también contiene otros componentes bioquímicos que imitan más fielmente las lágrimas naturales. La aplicación de SA en el tratamiento del ojo seco ha ganado aceptación como tratamiento de segunda línea para el ojo seco. Los estudios publicados sobre el tema indican que el suero autólogo podría ser un tratamiento efectivo para el ojo seco.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia y la seguridad del SA en comparación con lágrimas artificiales para el tratamiento del ojo seco.

Estrategia de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en CENTRAL (que contiene el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Trastornos de los Ojos y la Visión [Cochrane Eyes and Vision Group]) (The Cochrane Library 2013, número 3), Ovid MEDLINE, Ovid MEDLINE In-Process and Other Non-Indexed Citations, Ovid MEDLINE Daily, Ovid OLDMEDLINE, (enero de 1950 hasta abril de 2013), EMBASE (enero de 1980 hasta abril de 2013), Latin American and Caribbean Literature on Health Sciences (LILACS) (enero de 1982 hasta abril de 2013), el metaRegister of Controlled Trials (mRCT) (www.controlled-trials.com), ClinicalTrials.gov (www.clinicaltrials.gov) y la WHO International Clinical Trials Registry Platform (ICTRP) (www.who.int/ictrp/search/en). También se hicieron búsquedas en la base de datos Science Citation Index-Expanded (septiembre de 2013) y en las listas de referencias de los estudios incluidos. No se aplicaron restricciones de fecha o idioma en las búsquedas electrónicas de ensayos. La última búsqueda en bases de datos electrónicas se realizó el 15 de abril de 2013.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) en los cuales el SA se comparó con lágrimas artificiales para el tratamiento del ojo seco en adultos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores examinaron de forma independiente todos los títulos y resúmenes y evaluaron el texto completo de los artículos de los ensayos potencialmente elegibles. Dos revisores extrajeron los datos y evaluaron la calidad metodológica y las características de los ensayos incluidos. Se estableció contacto con los investigadores para obtener los datos faltantes. Para los resultados continuos primarios y secundarios se informaron las diferencias de medias con sus intervalos de confianza (IC) del 95% correspondientes.

Resultados principales: 

Se identificaron cuatro ECA elegibles que compararon SA con el tratamiento con lágrimas artificiales o solución salina en pacientes (n = 72 participantes) con ojo seco de diversas etiologías (ojo seco relacionado con el síndrome de Sjögren, ojo seco no relacionado con el síndrome de Sjögren y ojo seco posoperatorio inducido por queratomiliosis in situ guiada por láser [LASIK, por sus siglas en inglés]). La calidad de las pruebas de estos ensayos fue variable. En su mayoría los dominios de riesgo de sesgo se calificaron como inciertos en dos ensayos debido al informe insuficiente de las características del ensayo. Un ensayo se consideró con riesgo bajo de sesgo para la mayoría de los dominios, mientras que otro se consideró con riesgo alto de sesgo para la mayoría de los dominios. El informe incompleto de los resultados y la heterogeneidad en las poblaciones participantes y los períodos de seguimiento impidieron la inclusión de estos ensayos en un metanálisis de resumen. Para el resultado primario mejoría en los síntomas informados por los participantes al mes, un ensayo (12 participantes) no mostró diferencias en los síntomas informados por los participantes entre el SA al 20% y las lágrimas artificiales. Según los resultados de dos ensayos con 32 participantes, el SA al 20% puede proporcionar alguna mejoría en los síntomas informados por los participantes en comparación con las lágrimas artificiales tradicionales después de dos semanas de tratamiento. Un ensayo también mostró resultados positivos con una diferencia de medias en el tiempo de aparición de la lágrima de 2,00 segundos (IC del 95%: 0,99 a 3,01 segundos) entre el SA al 20% y las lágrimas artificiales después de dos semanas, que no fueron similares a los hallazgos de los otros ensayos. Según todas las otras evaluaciones clínicas objetivas incluidas en esta revisión, el SA no se asoció con mejorías en la producción de lágrimas acuosas medida con la prueba de Schirmer (dos ensayos, 33 participantes), la condición de la superficie ocular con fluoresceína (cuatro ensayos, 72 participantes) o la tinción con Rosa de Bengala (tres ensayos, 60 participantes) y la metaplasia epitelial con citología de impresión en comparación con las lágrimas artificiales (un ensayo, 12 participantes). Los datos sobre los efectos adversos no se informaron en tres de los estudios incluidos. En un estudio no se informaron eventos adversos graves con la obtención y el tratamiento con SA.

Compartir/Guardar