Ácidos grasos omega 3 para el tratamiento de la demencia

Antecedentes

Se supone que los ácidos grasos no saturados omega 3 (AGNS omega 3) tienen un efecto beneficioso sobre la función del cerebro. Se ha indicado que podrían mejorar o retrasar la disminución de la memoria y la capacidad de realizar las tareas diarias en los pacientes con demencia. En esta revisión se investigaron los ensayos controlados aleatorios (estudios clínicos en los que a las personas se les ubica al azar en uno de dos o más grupos de tratamiento) que compararon los AGNS omega 3, administrados en forma de suplementos o dietas enriquecidas, con placebo (un tratamiento simulado) en los pacientes con los tipos más frecuentes de demencia.

Ensayos incluidos

Se incluyeron tres ensayos que investigaron a 632 pacientes con enfermedad de Alzheimer de gravedad leve a moderada. No se encontraron ensayos sobre otros tipos de demencia. En todos los ensayos los participantes tomaron placebo o suplementos de AGNS omega 3. La calidad de los ensayos era buena. Los participantes se asignaron a los grupos al azar. Los participantes y la mayoría de los investigadores no sabían qué tratamiento se administró.

Resultados

Cuando se combinaron los resultados de los ensayos, se encontró que la ingestión de suplementos de AGNS omega 3 durante seis meses no tuvo efecto sobre la cognición (aprendizaje y comprensión), el funcionamiento diario, la calidad de vida o la salud mental. Un estudio muy pequeño observó que los AGNS omega 3 mejoraron las actividades diarias cognitivamente complejas, como ir de compras, cuando se tomaron durante un período más largo. Sin embargo, la calidad de las pruebas solamente fue moderada, por lo que se debe confirmar en ensayos adicionales. Los AGNS omega 3 tampoco tuvieron efectos sobre las calificaciones de la gravedad general de la enfermedad. Los ensayos no informaron muy bien los efectos secundarios, pero ninguno informó efectos perjudiciales significativos sobre la salud.

Conclusión

En general, la calidad de las pruebas fue moderada o alta para la mayoría de los efectos medidos, pero no se encontraron pruebas de efectos beneficiosos o perjudiciales de la administración de suplementos de AGNS omega 3 en los pacientes con enfermedad de Alzheimer leve a moderada. Los efectos sobre los pacientes con otros tipos de demencia aún no están claros.

Conclusiones de los autores: 

No se encontraron pruebas convincentes de la eficacia de la administración de suplementos de AGNS omega 3 en el tratamiento de la EA leve a moderada. Este resultado fue consistente en todos los resultados relevantes para los pacientes con demencia. Los efectos adversos de los AGNS omega 3 parecieron ser pocos, pero según las pruebas resumidas en esta revisión no es posible establecer una determinación final sobre la tolerabilidad. Los efectos sobre otras poblaciones no están claros.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

Habitualmente los ácidos grasos no saturados omega 3 (AGNS omega 3) a partir de fuentes como pescado y las plantas se consideran una opción alternativa promisoria no médica para mejorar las funciones cerebrales y desacelerar la progresión de la demencia. Esta suposición se basa principalmente en los resultados de estudios preclínicos e investigaciones epidemiológicas. Los patrones explicativos resultantes se dirigen hacia la función de los AGNS omega 3 en el desarrollo y la integridad de las neuronas del cerebro, su efecto protector antioxidante sobre las membranas celulares y los posibles mecanismos neuroquímicos directamente relacionados con la patología específica del Alzheimer. La investigación epidemiológica también encontró pruebas de desnutrición en los pacientes con demencia. Debido a lo anterior y al hecho de que los AGNS omega 3 no pueden ser sintetizados por los seres humanos, los AGNS omega 3 podrían ser una opción de tratamiento promisoria para la demencia.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia y la seguridad de la administración de suplementos de ácidos grasos no saturados (AGNS) omega 3 para el tratamiento de los pacientes con demencia.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Demencia y Trastornos Cognitivos (Cochrane Dementia and Cognitive Improvement Group) (ALOIS), MEDLINE, EMBASE, PsycINFO, CINAHL, ClinicalTrials.gov y en el World Health Organization (WHO) portal/ICTRP el 10 diciembre 2015. Se estableció contacto con los fabricantes de suplementos de omega 3 y se examinaron las listas de referencias de los artículos más importantes y los artículos incluidos.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios (ECA) en los que se les administraron AGNS omega 3 en forma de suplementos o dietas enriquecidas a los pacientes con enfermedad de Alzheimer (EA), demencia vascular (DV), demencia con cuerpos de Lewy (DCL), demencia de la enfermedad de Parkinson (DEP) o demencia frontotemporal (DFT).

Obtención y análisis de los datos: 

Las medidas de resultado primarias de interés fueron los cambios en las funciones cognitivas globales y específicas, el rendimiento funcional, la gravedad de la demencia y los efectos adversos. Dos revisores seleccionaron de forma independiente los estudios, extrajeron los datos y evaluaron la calidad de los ensayos de acuerdo con el Manual Cochrane para las Revisiones Sistemáticas de Intervenciones (Cochrane Handbook for Systematic Reviews of Interventions). La calidad de las pruebas se calificó mediante el enfoque GRADE. Se recibieron datos no publicados de los autores de los ensayos y se recopiló información de los efectos adversos de los artículos publicados. Se realizaron metanálisis de las medidas de resultado disponibles a los seis meses.

Resultados principales: 

Se incluyeron tres ensayos aleatorios controlados con placebo comparables que investigaron la administración de suplementos de AGNS omega 3 en 632 participantes con EA leve a moderada a los seis, 12 y 18 meses. No se encontraron estudios que investigaran otros tipos de demencia. Todos los ensayos eran de alta calidad metodológica. La calidad general de las pruebas para la mayoría de los resultados fue alta.

No hubo pruebas de un efecto beneficioso de los AGNS omega 3 sobre la función cognitiva cuando se midió a los seis meses con la Alzheimer's Disease Assessment Scale - Cognitive subscale (diferencia de medias estandarizada [DME] -0,02; intervalo de confianza [IC] del 95%: -0,19 a 0,15; 566 participantes; tres estudios; pruebas de alta calidad) o con el Mini-Mental State Examination (diferencia de medias [DM] 0,18; IC del 95%: -1,05 a 1,41; 202 participantes; dos estudios; pruebas de alta calidad) o en las actividades cotidianas (DME -0,02; IC del 95%: -0,19 a 0,16; 544 participantes; dos estudios; pruebas de alta calidad). Tampoco hubo un efecto a los seis meses de tratamiento sobre la gravedad de la demencia medida con la Clinical Dementia Rating - Sum of Boxes (DM -0,00; IC del 95%: -0,58 a 0,57; 542 participantes; dos estudios; pruebas de alta calidad) o en la calidad de vida medida con la escala Quality of Life Alzheimer's Disease (DM -0,10; IC del 95%: -1,28 a 1,08; 322 participantes; un estudio; pruebas de alta calidad). No hubo diferencias a los seis meses en la salud mental medida con la Montgomery-Åsberg Depression Rating Scale (DM -0,10; IC del 95%: -0,74 a 0,54; 178 participantes: un estudio; pruebas de alta calidad) o el Neuropsychiatric Inventory (DME 0,10; IC del 95%: -0,07 a 0,27; 543 participantes; dos estudios; pruebas de alta calidad). Un estudio muy pequeño mostró un efecto beneficioso de los AGNS omega 3 sobre las actividades cotidianas instrumentales después de 12 meses de tratamiento (DM -3,50; IC del 95%: -4,30 a -2,70; 22 participantes; pruebas de calidad moderada). Los estudios incluidos no midieron la función cognitiva específica. Los estudios no informaron los eventos adversos de manera adecuada. Dos estudios señalaron que todos los eventos adversos fueron leves y que no difirieron en cuanto a la frecuencia general entre los grupos AGNS omega 3 y placebo. Los datos de un estudio no mostraron diferencias entre los grupos en la frecuencia de ningún evento adverso (cociente de riesgos [CR] 1,02; IC del 95%: 0,95 a 1,10; 402 participantes; un estudio; pruebas de calidad moderada) ni ningún evento adverso grave (CR 1,05; IC del 95%: 0,78 a 1,41; 402 participantes; un estudio; pruebas de alta calidad)a los 18 meses del tratamiento.

Tools
Information
Share/Save