Comparación de dos técnicas diferentes de extracción de cataratas

La catarata es un opacificación del cristalino del ojo y una de las principales causas de ceguera en todo el mundo. El único método de tratamiento para esta enfermedad es la cirugía para extraer el cristalino opacificado y reemplazarlo con una lente nueva, generalmente de plástico. Hay diversas técnicas quirúrgicas para extraer el cristalino, y en esta revisión se compararon dos: la facoemulsificación y la extracción extracapsular de catarata (EECC).

Se realizó una búsqueda en la literatura en mayo de 2013 de estudios que compararan las dos técnicas y se identificaron 11 ensayos controlados aleatorios que incluyeron un total de 1228 participantes. Estos ensayos incluyeron a participantes con catarata relacionada con la edad y se realizaron en Europa, América del Sur y el Lejano Oriente. Se evaluaron los ensayos para detectar cualquier sesgo que pudo afectar los datos, se extrajeron los datos según los criterios determinados con anterioridad y se realizaron los análisis de los datos agrupados de todos los estudios cuando fue posible.

Hubo pocos estudios que informaron los resultados que cumplían con los criterios predefinidos. En general, los estudios presentaron un riesgo de sesgo poco claro debido a la información deficiente de los métodos del ensayo, y la calidad general de las pruebas para diferentes resultados varió de moderada a muy baja. La facoemulsificación dio resultados superiores a tres y 12 meses. Las complicaciones fueron mayores en el grupo con EECC que en el grupo con facoemulsificación. Sin embargo, dos de cada tres estudios que informaron los costos indicaron que la EECC fue más económica que la facoemulsificación.

En resumen, sobre la base de los pocos estudios que informaron los resultados que se pudieron incluir en el análisis, los resultados visuales fueron mejores con la facoemulsificación y las complicaciones fueron inferiores con esta técnica. Sin embargo, la EECC fue más económica, por lo tanto, en los países de bajos ingresos puede tener una función al maximizar el número de pacientes de bajos recursos que pueden ser tratados.

Conclusiones de los autores: 

La extracción de la catarata por facoemulsificación puede dar lugar a una mejor agudeza visual en comparación con la EECC, con una tasa de complicación inferior. Actualmente, la revisión presenta escaso poder estadístico para detectar diferencias en los resultados más raros, incluido el resultado de visión deficiente. El bajo costo de la EECC puede justificar el uso en una población de pacientes en que la cirugía de alto volumen es una prioridad. Sin embargo, faltan datos que comparen la facoemulsificación y la EECC en ámbitos de bajos ingresos.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La catarata relacionada con la edad es una de las principales causas de ceguera en todo el mundo. Por lo tanto, es importante establecer la técnica quirúrgica más eficaz para la cirugía de cataratas.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión fue examinar los efectos de dos tipos de cirugía de catarata para la catarata relacionada con la edad: la facoemulsificación y la extracción extracapsular de catarata (EECC).

Estrategia de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en CENTRAL (que contiene el Registro de ensayos del Grupo Cochrane de Trastornos de los Ojos y la Visión [Cochrane Eyes and Vision Group]) (The Cochrane Library 2013, número 4), Ovid MEDLINE, Ovid MEDLINE In-Process and Other Non-Indexed Citations, Ovid MEDLINE Daily, Ovid OLDMEDLINE (enero 1946 hasta mayo 2013), EMBASE (enero 1980 hasta mayo 2013), Latin American and Caribbean Literature on Health Sciences (LILACS) (enero 1982 hasta mayo 2013), Web of Science Conference Proceedings Citation Index - Science (CPCI-S) (enero 1970 hasta mayo 2013), el metaRegister of Controlled Trials (mRCT) (www.controlled-trials.com), ClinicalTrials.gov (www.clinicaltrials.gov) y la WHO International Clinical Trials Registry Platform (ICTRP) (www.who.int/ictrp/search/en). No se realizaron restricciones de fecha o idioma en las búsquedas electrónicas de ensayos. Se buscó por última vez en las bases de datos electrónicas el 13 de febrero de 2013.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios de la facoemulsificación en comparación con la EECC para la catarata relacionada con la edad.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores seleccionaron y evaluaron de forma independiente todos los estudios. Se definieron dos resultados primarios: “buena visión funcional” (agudeza visual de 6/12 o mejor) y “resultado visual deficiente” (mejor agudeza visual corregida de menos de 6/60) a tres y 12 meses después de la cirugía. Además, se recopilaron los datos de las complicaciones intra y posoperatorias y del coste de los procedimientos.

Resultados principales: 

Se incluyeron 11 ensayos en esta revisión con un total de 1228 participantes, que van de los 45 a los 94 años. En general, los estudios presentaron un riesgo de sesgo poco claro debido al informe deficiente de los métodos de los ensayos. Ningún estudio informó la presencia de agudeza visual, de manera que se informó la agudeza visual no corregida (AVNC) y la mejor agudeza visual corregida (MAVC). Hubo variación entre los estudios en cuanto a los métodos de evaluación de la agudeza visual y los plazos en que se informaron los resultados. Los participantes del grupo con facoemulsificación tuvieron mayor probabilidad de lograr una AVNC de 6/12 o más a tres meses (cociente de riesgos [CR] 1,81; intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,36 a 2,41; dos estudios, 492 participantes) y a un año (CR 1,99; IC del 95%: 1,45 a 2,73; un estudio, 439 participantes). Los pacientes del grupo con facoemulsificación tuvieron también más probabilidad de lograr una MAVC de 6/12 o más a tres meses (CR 1,12; IC del 95%: 1,03 a 1,22; cuatro estudios, 645 participantes) y a un año (CR 1,06; IC del 95%: 0,99 a 1,14; un estudio, 439 participantes), pero la diferencia entre los dos grupos fue más pequeña. Ningún ensayo informó una MAVC menor de 6/60, pero tres ensayos informaron una MAVC peor que 6/9 y 6/18: hubo menos eventos de este resultado en el grupo con facoemulsificación que en el grupo de EECC a tres meses (CR 0,33; IC del 95%: 0,20 a 0,55; tres estudios, 604 participantes) y a 12 meses (CR 0,62; IC del 95%: 0,36 a 1,05; un estudio, 439 participantes). Tres ensayos informaron rotura de cápsula posterior: lo anterior ocurrió con más frecuencia en el grupo con EECC que en el grupo con facoemulsificación, pero el reducido número de eventos significa que el efecto verdadero es incierto (odds ratio de Peto [OR] 0,56; IC del 95%: 0,26 a 1,22; tres estudios, 688 participantes). El prolapso del iris, el edema macular cistoide y la opacificación capsular posterior fueron también mayores en el grupo con EECC que en el grupo con facoemulsificación. Los costos quirúrgicos de la facoemulsificación fueron mayores que los de la EECC en dos estudios. Un tercer estudio informó costos similares para la facoemulsificación y la EECC hasta seis semanas después de la cirugía, pero después de este tiempo, la EECC requirió costos adicionales debido a más visitas, las gafas y el tratamiento láser para lograr un resultado similar.

Tools
Information
Compartir/Guardar