Cirugía de catarata con incisión pequeña manual (CCIPM) con lente intraocular de cámara posterior versus extracción extracapsular de catarata (EECC) con lente intraocular de cámara posterior para la catarata relacionada con la edad

Esta traducción está desactualizada. Haga clic aquí para ver la última versión en inglés de esta revisión.

A medida que las personas envejecen, el cristalino del ojo puede volverse turbio, lo cual se conoce como catarata. La catarata relacionada con la edad es la causa más común de ceguera en el mundo. La deficiencia visual debido a la catarata puede curarse mediante una cirugía para extraer el cristalino opacificado y reemplazarlo con una lente plástica que se conoce como lente intraocular o LIO. Una pregunta clave es: ¿cuál es la mejor forma de extraer el cristalino, especialmente en ámbitos de ingresos más bajos? Esta revisión considera dos formas de extracción del cristalino: la cirugía de incisión pequeña manual (CCIPM) mediante la cual el cristalino se fragmenta y se extrae a través de una incisión pequeña, y la extracción extracapsular de catarata (EECC) que es la técnica estándar mediante la cual el cristalino se extrae a través de una incisión más grande. La revisión incluye tres ensayos controlados aleatorios que hayan comparado estos dos métodos. Se asignó al azar a 953 pacientes con catarata relacionada con la edad en la India y Nepal a la CCIPM y la EECC. Los informes del ensayo no describieron claramente algunos de los métodos y sólo en un ensayo se enmascaró a las personas que medían los resultados al grupo de tratamiento. Sólo dos de los estudios reportaron datos relevantes sobre agudeza visual. Los pacientes sometidos a la extracción del cristalino con CCIPM tuvieron mayor probabilidad de lograr una buena visión funcional, sin embargo, en general no más del 50% de los pacientes lograron buena visión funcional en los dos estudios. Un 1,2% de los pacientes incluidos en dos ensayos tuvieron un resultado deficiente después de la cirugía con una visión mejor corregida menor que 6/60. No hubo pruebas de diferencias entre los dos grupos con respecto a este resultado. El astigmatismo inducido quirúrgicamente fue más común con el procedimiento de EECC que con la CCIPM en los dos ensayos que informaron este resultado. En un estudio hubo más complicaciones intra y posoperatorias en el grupo de CCIPM. Un estudio informó que los costos de los dos procedimientos fueron similares. No hay otros estudios provenientes de otros países diferentes de la India y Nepal y hay datos insuficientes sobre la relación costo-efectividad de cada procedimiento. Se necesita mejor evidencia antes de que se pueda implementar cualquier cambio. Los estudios futuros deben tener un seguimiento a más largo plazo (seis meses) y reducir al mínimo los sesgos revelados en esta revisión, con un tamaño de la muestra más grande para permitir el examen de los eventos adversos.

Conclusiones de los autores: 

No hay ningún otro estudio proveniente de otros países diferentes de la India y Nepal y hay datos insuficientes sobre la relación costo-efectividad de cada procedimiento. Se necesitan pruebas de más calidad antes de que se pueda implementar cualquier cambio. Los estudios futuros deben tener un seguimiento a más largo plazo y reducir al mínimo los sesgos revelados en esta revisión, con un tamaño de la muestra más grande para permitir el examen de los eventos adversos.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La catarata relacionada con la edad es la opacificación del cristalino que se presenta como resultado de la desnaturalización de las proteínas del mismo. La catarata relacionada con la edad sigue siendo la causa principal de ceguera a nivel mundial, excepto en los países más desarrollados. Una pregunta central es cuál es la mejor forma de extraer el cristalino, especialmente en ámbitos de ingresos más bajos.

Objetivos: 

Comparar dos técnicas diferentes de extracción del cristalino en la cirugía de catarata: la cirugía de incisión pequeña manual (CCIPM) y la extracción extracapsular de catarata (EECC).

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL (que contiene el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Trastornos de los Ojos y la Visión -Cochrane Eyes and Vision Group-) (The Cochrane Library 2012, Número 1), MEDLINE (enero de 1950 a febrero de 2012), EMBASE (enero de 1980 a febrero de 2012), Literatura Latinoamericana de Información en Ciencias de la Salud (LILACS) (enero de 1982 a febrero de 2012), Web of Science Conference Proceedings Citation Index- Science (CPCI-S), el metaregistro de ensayos controlados (mRCT) (www.controlled-trials.com), ClinicalTrials.gov (www.clinicaltrials.gov) y la WHO International Clinical Trials Registry Platform (ICTRP) (www.who.int/ictrp/search/en). No hubo restricciones de idioma o de fecha en las búsquedas electrónicas de ensayos. La última búsqueda en las bases de datos electrónicas se realizó el 14 de febrero de 2012.

Criterios de selección: 

Sólo se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA). Los participantes de los ensayos fueron individuos con catarata senil. Se incluyeron ensayos en los que la CCIPM con implante de una lente intraocular (LIO) de cámara posterior se comparó con la EECC con implante de una LIO de cámara posterior.

Obtención y análisis de los datos: 

Los datos fueron extraídos de forma independiente por dos autores. Se intentó recopilar los datos sobre la agudeza visual en el momento de la consulta de 6/12 o mejor y una agudeza visual mejor corregida de menos de 6/60 a los tres meses y un año después de la cirugía. Otros resultados incluyeron las complicaciones intraoperatorias, las complicaciones a largo plazo (un año o más después de la cirugía), la calidad de vida y la relación costo-efectividad. No hubo suficientes datos disponibles de los ensayos incluidos para llevar a cabo un meta-análisis.

Resultados principales: 

En esta revisión se incluyeron tres ensayos que asignaron al azar a los pacientes con catarata relacionada con la edad a la CCIPM o la EECC (n = 953 participantes). Dos ensayos se realizaron en India y uno en Nepal.Los métodos del ensayo, como la asignación al azar y la ocultación de la asignación, no se describieron claramente; sólo en un ensayo se intentó enmascarar a los evaluadores de resultado. Los tres estudios informaron sobre el seguimiento de seis a ocho semanas después de la cirugía. En dos estudios, más participantes en los grupos de CCIPM lograron una agudeza visual sin ayuda de 6/12 o 6/18 o mejor en comparación con el grupo de EECC, aunque en general no más del 50% de los pacientes lograron buena visión funcional en los dos estudios. Diez/806 (1,2%) de los pacientes incluidos en dos ensayos tuvieron un resultado deficiente después de la cirugía (visión mejor corregida de menos de 6/60) sin pruebas de diferencias en el riesgo entre las dos técnicas (cociente de riesgos [CR] 1,58; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,45 a 5,55). El astigmatismo inducido quirúrgicamente fue más común con el procedimiento de EECC que con la CCIPM en los dos ensayos que informaron este resultado. En un estudio hubo más complicaciones intra y posoperatorias en el grupo de CCIPM. Un estudio informó que los costos de los dos procedimientos fueron similares.

Compartir/Guardar