Grupos de habilidades sociales para pacientes de seis a 21 años de edad con trastornos del espectro autista (TEA)

Los déficits sociales siguen siendo una de las áreas más difíciles para los pacientes con trastornos del espectro autista, especialmente para los que tienen habilidades cognitivas promedio o por encima de la media. Una intervención que solía utilizarse para tratar los déficits sociales para estos individuos son los grupos de habilidades sociales. Esta revisión sintetizó los resultados de cinco ensayos controlados aleatorios de grupos de habilidades sociales que incluyeron a 196 pacientes con trastornos del espectro autista (de seis a 21 años de edad). Se encontraron pacientes que recibieron un tratamiento con algunas indicaciones de mejor competencia social y mejores amistades en comparación con los que no recibieron tratamiento. Los participantes que recibieron tratamiento también mostraron indicios de menos soledad. La capacidad de reconocer diferentes emociones se midió en dos estudios y no hubo pruebas de que mejoró al participar en un grupo de habilidades sociales. La comunicación social que se relaciona con las expresiones idiomáticas sólo se informó en un estudio y no se encontraron diferencias significativas entre el grupo de tratamiento y control. No hubo pruebas de un efecto beneficioso de los grupos de habilidades sociales sobre la depresión de los padres o los niños. No se informaron efectos secundarios en los estudios. Las limitaciones de esta revisión incluyen un número pequeño de estudios y de participantes, y un alto riesgo de sesgo debido a que los padres sabían si su hijo estaba en el grupo de intervención o no. Los estudios se concentraron principalmente en los niños con TEA de siete a 12 años con inteligencia promedio o por encima de la media, y todos fueron realizados en los EE.UU.

Conclusiones de los autores: 

Existen pruebas que demuestran que los grupos de habilidades sociales pueden mejorar la competencia social para algunos niños y adolescentes con TEA. Se requiere más investigación para establecer conclusiones más consistentes, especialmente en lo que se refiere a las mejoras en la calidad de vida.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

Desde que se describió el autismo por primera vez, las dificultades importantes en la interacción social han sido una característica definitoria de los pacientes con trastornos del espectro autista (TEA). Los grupos de habilidades sociales constituyen una intervención común para los individuos con TEA. Aunque es una práctica recomendada con frecuencia, los pocos estudios que trataron la eficacia de los grupos de habilidades sociales mostraron resultados contradictorios.

Objetivos: 

Determinar la efectividad de los grupos de habilidades sociales para mejorar la competencia social, la comunicación social y la calidad de vida en los pacientes con TEA de seis a 21 años de edad.

Estrategia de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en las siguientes bases de datos hasta diciembre de 2011: CENTRAL (2011 número 4), MEDLINE (1948 hasta semana 3, noviembre 2011), EMBASE (1980 hasta semana 50, 2011), PsycINFO (1887 hasta semana 2, diciembre 2011), CINAHL (1937 hasta fecha actual), ERIC (1966 hasta fecha actual), Sociological Abstracts (1952 hasta fecha actual), OCLC WorldCat (12 diciembre 2011), Social Science Citation Index (1970 hasta 16 diciembre 2011), y the metaRegister of Controlled Trials (20 diciembre 2011). Además, se examinaron las listas de referencias de los artículos publicados.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararon el tratamiento (grupos de habilidades sociales) con un grupo de control que no recibía el tratamiento con participantes de seis a 21 años de edad con TEA. El grupo de control podía ser ninguna intervención, lista de espera o tratamiento habitual. Los resultados buscados fueron las medidas entandarizadas de competencia social, la comunicación social, la calidad de vida, el reconocimiento de emociones y otros comportamientos específicos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión seleccionaron y valoraron los estudios para su inclusión de forma independiente y evaluaron el riesgo de sesgo de cada estudio incluido. Todos los datos del resultado fueron continuos y se calcularon los tamaños del efecto (TE) y la diferencia de media estandarizada con corrección de muestra pequeña. Se realizó un metanálisis de efectos aleatorios cuando fue posible.

Resultados principales: 

Se incluyeron cinco ECA que evaluaron los efectos de los grupos de habilidades sociales en 196 participantes con TEA de seis a 21 años de edad. Los resultados muestran que existen pruebas de que los grupos de habilidades sociales mejoran la competencia social general (TE = 0,47; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,16 a 0,78; P = 0,003) y la calidad de la amistad (TE = 0,41; IC del 95%: 0,02 a 0,81; P = 0,04) para esta población. No se encontraron diferencias entre los grupos de tratamiento y control con relación al reconocimiento emocional (TE = 0,34; IC del 95%: -0,20 a 0,88; P = 0,21) evaluado en dos estudios o la comunicación social relacionada con la comprensión de expresiones idiomáticas (TE = 0,05; IC del 95%: -0,63 a 0,72; P = 0,89), que se evaluó en sólo un estudio. Se evaluaron dos resultados adicionales de calidad, y los resultados de estudios individuales indicaron una disminución en la soledad (TE= -0,66; IC del 95%: -1,15 a -0,17), pero ningún efecto sobre la depresión de los niños o de sus padres. No se informaron eventos adversos.

Dada la naturaleza de la intervención y las medidas de resultado seleccionadas, el riesgo de rendimiento y el sesgo de detección son elevados. La posibilidad de realizar generalizaciones a partir de los estudios es limitada ya que todos fueron realizados en los EE.UU.; se concentraron principalmente en los niños de siete a 12 de edad y la inteligencia de los participantes fue promedio o se encontraba por encima de la media.

Tools
Information
Share/Save